Viernes 19, Abril 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Opinión

La inteligencia artificial no se regula con inteligencia artificial

Opinión

En su libro “Meditaciones”, el filósofo romano Marco Aurelio expresa haber aprendido de su padre adoptivo que no se debe actuar de manera impulsiva y, sin embargo, el tema de la inteligencia artificial ha creado una serie de emociones exageradas las cuales no permiten ver la realidad de manera clara para algunos. No se puede confiar en un modelo de tecnología autónoma el cual no es confiable, cuando el propio modelo expresamente dice no serlo.

En consecuencia, el enfoque de la regulación de la inteligencia artificial debe entender el fenómeno político para poder ser regulado de acuerdo con la realidad que vivimos, no con la que creemos vivir y, sobre todo, con una intervención humana que no sea delegada a las tecnologías autónomas.

En informática se dice que la inteligencia es el producto de la conjunción de dos elementos: la autoconsciencia y la expansión de esa consciencia, por lo tanto, las herramientas tecnológicas son eso, instrumentos que ayudan y facilitan las tareas, pero, al menos en el futuro cercano, no podrán sustituir la profundidad y complejidad de la mente humana por completo.

El proceso de razonamiento lógico implica entender ahora más que nunca, el empleo de las herramientas lógicas de la ciencia exacta de la lógica, en especial de la lógica booleana. Esto lleva a analizar a toda generación y propuesta de política pública con intervención de seres humanos, máxime en temas de tecnologías autónomas como la inteligencia artificial, no solamente con el empleo de ChatGPT-4 pero con poca intervención humana, como pareciera haber sucedido en el proyecto de ley 23771 que se encuentra actualmente en la corriente legislativa y mediante el cual se busca regular el tema de la inteligencia artificial, paradójicamente con inteligencia artificial, máxime cuando el proyecto de ley indica haber sido elaborado utilizando ChatGPT-4, partiendo del error conceptual de que dicha tecnología es un experto en Derecho constitucional y que conoce la Constitución Política de Costa Rica, cuando debería ser una herramienta la cual facilite la redacción de la norma, pero no que sustituya a los diputados como mentes humanas en la concepción y conceptualización de los instrumentos legales mediante los cuales se busca regular esa tecnología.

La evidencia manifiesta, como primer paso del método científico de la observación del entorno, muestra que ChatGPT-4 no es experto en Derecho constitucional costarricense, pues, de haberlo sido, habría propuesto como primera medida, la regulación de la industria de la inteligencia artificial y de las tecnologías autónomas por medio de su liberalización tal y como las propias empresas más fuertes de esa industria lo han solicitado ante el Congreso de los Estados Unidos, pero no lo hizo y con ello demuestra no dominar el régimen de derechos fundamentales costarricense. El primer derecho a regular debe ser el de igualdad, pero por medio de la liberalización de las tecnologías, cosa que no dice el proyecto.

Claramente la regulación de las tecnologías autónomas es necesaria, pero debe hacerse, primero que todo, por seres humanos, no por una tecnología autónoma que no demuestra tener conocimiento del sistema constitucional costarricense y, segundo, debe entenderse el fenómeno actual; no se debe seguir los cantos de sirena sino entender qué está pasando y lo más importante es empezar por lo más básico: liberalizar y democratizar las tecnologías autónomas, antes de abordar otros temas que son importantes, pero no son el corazón del asunto.

Confiar en el resultado de un modelo en el cual su propio fundador ha dicho no ser confiable, obliga a replantear la manera mediante la cual se pretende regular las tecnologías autónomas, empezando por lo más básico: que el proyecto de ley sea concebido, diseñado y redactado por seres humanos.

Nota: Este artículo no fue elaborado utilizando tecnologías autónomas. Muchas gracias al señor Alejandro Montiel Castillo por sus observaciones técnicas.

 

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Martes 08 Agosto, 2023

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA