Martes 29, Noviembre 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Agresión infantil no disminuye

Editorial

Muchos pensarían que tener a los hijos en el hogar les permitiría a los padres compartir más con ellos, sin embargo lamentablemente esto también se ha traducido en un aumento en los casos de agresión.

Es alarmante saber que las denuncias por delitos contra la vida en perjuicio de la población infantil superaron las 1.800 en 2019, el año siguiente esta estadística se mantuvo y quizá hasta aumentó.

Se reportaron más denuncias porque como los costarricenses pasan más tiempo en casa se percatan de lo que sucede con sus vecinos y ante los gritos de dolor de los niños deciden reportarlo a las autoridades. 

Con la creación de la Fiscalía de Atención de Hechos de Violencia en Perjuicio de Niñas, Niños y Adolescentes llegaron a 5.000 los casos, lo cual es preocupante si se comparan con los 1.800 de dos años atrás. 

Gracias a esta entidad ahora la ciudadanía denuncia situaciones que antes pasaban inadvertidas.

Costa Rica se jacta de ser un país de paz y solidaridad, donde la educación es gratuita y costeada por el Estado, pero debería crear conciencia porque enfrenta una epidemia de agresiones infantiles jamás registrada, sin contar las cifras negras.

Todos los días en el Hospital Nacional de Niños atienden casos que dejan atónitos a los médicos y muestran la vulnerabilidad de esta población. 

En una de estas famosas cadenas de contenido televisivo están transmitiendo el documental “Justicia para Gabriel”. Es impresionante lo que vivió este niño de 8 años, pero lo más cruel fue el abandono del sistema.

Gabriel era llamado gay por su padrastro, encerrado en un gabinete de menos de un metro de ancho, esposado, amordazado y quemado con cigarros. Pese a que los especialistas llegaron a su casa para valorar la situación, nunca fue puesto a salvo, por el contrario, cada queja y cada visita detonaron su muerte. 

Por primera vez en Estados Unidos un grupo de trabajadores sociales fueron llevados y acusados en la corte por delitos graves, entre ellos la negligencia. 

Cuando esas escenas pasan frente a los ojos de los televidentes es inevitable pensar que el sistema costarricense también les ha fallado a miles de pequeños que son agredidos de manera sistemática, sin que nadie mueva un dedo por detener su martirio.

La ausencia de una asistencia oportuna y adecuada en casos de agresión en los hogares nacionales lleva años y queda en evidencia.

Cuando se reporta un caso de agresión infantil todos se rasgan las vestiduras, en la entidad surgen las voces de empleados que no quieren ser señalados, cuestionados y menos responsabilizados, pero la pregunta del millón es qué están haciendo.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Miércoles 09 Junio, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA