Sábado 20, Abril 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Opinión

Cuarterías son bombas de tiempo

Editorial

 

 

 

El fenómeno de las cuarterías se encuentra presente en la mayoría de los países de América Latina y Costa Rica no es la excepción a esta regla, sin embargo, esta particularidad debe cobrar mayor importancia en cuanto a regulación y control por parte de las autoridades.
El problema no es que existan, sino que muchos se quejan del hacinamiento de las cárceles, pero nadie por el que se da en estos otros lugares, ni tampoco podemos ocultar que son la cuna para cometer múltiples delitos y poner en peligro a quienes viven allí o llegan a dormir de vez en cuando.
Si bien sabemos que existen, no podemos tapar el sol con un dedo y hacer como que no pasa nada en torno a ellas, cuando realmente estos sitios son bombas de tiempo en muchos sentidos. Por ejemplo, en la actualidad, y según las mismas palabras de la Ministra de Salud, acá hasta se está propagando la viruela del mono.
Por lo general este tipo de lugares aglomera más cantidad de gente de la que es permitida y, seamos realistas, ahorita que estamos con el tema de los migrantes venezolanos posiblemente el hacinamiento se ha complicado aún más. Además, basta conversar con ellos para saber que la viruela del mono no es la única afectación que podrían traer luego de tener que cruzar la selva panameña.
Aunque Costa Rica hizo énfasis a la atención producto de la pandemia por Covid-19, también las oleadas migratorias del campo a la ciudad son un tema que debe abordarse con mucha seriedad. A veces pareciera que se dedicaron a hacer operativos durante la época del coronavirus y una vez pasado el boom todo siguió con normalidad, allí sigue llegando más gente de la que puede habitar por metro cuadrado, además de que todos duermen tan pegados que no hay posibilidad de guardar distancia ni mucho menos alejarse de virus y otras enfermedades.
Las cuarterías fueron muy comunes en tiempos de pandemia, pero lamentablemente, por los focos de infección que a lo interno se suscitaron, principalmente en San José, comprendieron un elemento propiciador de propagación del virus y todo mundo se daba de golpes por el pecho por lo que sucedía ahí adentro, sin embargo, al parecer esta fue flor de un día.
Solo faltaba pasar por el frente de estos lugares para ver cómo los tenían cercados con barandas amarillas y cintas para que no pudieran salir porque, acá por estar enfermo uno, no faltaban muchos días para que el resto salieran positivos.
No podemos olvidar tampoco cómo los habitantes de estos sitios a pesar de haber salido positivos para covid se daban el tupé de buscar el modo de escaparse para salir a la pulpería, a darse una vuelta o hasta ir a trabajar, y sabemos que si no laboraban no tenían como comer, pero ante todo la salud.
Es momento de que las autoridades dejen de hablar de lo malas que son las cuarterías y de todo lo que ocurre en ellas para ponerse las pilas y eliminarlas. Como dirían los abuelos: muerto el perro, muerta la rabia.
Resulta realmente inhumano que algunos se aprovechen de la necesidad de otras personas de buscar un techo bajo el cual dormir para hacinarlos como si fueran bultos de comida, sin pensar en las enfermedades que pueden contraer, aparte de que estos sitios se prestan para robos, abusos y hasta agresiones.

 

 

 

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Viernes 11 Noviembre, 2022

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA