Sábado 03, Diciembre 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

“Según Emilia Navas, yo me dejé sobornar por cinco cervezas”

Celso Gamboa asegura que caso del cemento se caerá

El exmagistrado Celso Gamboa conversó con Iary Gómez, gerente general del Grupo Extra

 

El exmagistrado Celso Gamboa se refirió al caso que trascendió recientemente, en el que se le vincula al empresario Juan Carlos Bolaños y un viaje a Panamá por aparente tráfico de influencias, entre otros delitos. 

Gamboa conversó con Iary Gómez, gerente general del Grupo Extra, sobre lo que pudo haber detrás de la acusación del cemento desde su punto de vista y las repercusiones para el Estado de casos mediáticos como este.

A continuación, un extracto de la entrevista.

 

La Procuraduría solicita un resarcimiento contra usted y Juan Carlos Bolaños por ¢10 millones alegando un supuesto daño social. ¿Qué dice al respecto?

-Lamento mucho que la Procuraduría General de la República en su momento al mando de don Julio Jurado se haya sumado a Ottón Solís, Emilia Navas y algunos magistrados de la Corte Suprema de Justicia para iniciar una cacería de brujas y desbaratar el orden institucional de Costa Rica. Esto que está haciendo la Procuraduría, como le pasó en el juicio anterior, es obligar al Estado costarricense a pagarnos daños y perjuicios a nosotros porque las acusaciones no tienen base ni fundamento. 

¿Cómo lo califica?

-Es sumamente grave que la Procuraduría reclame ni tan siquiera un colón por hechos que son fácilmente atípicos, como es el caso que estamos hablando. Según Emilia Navas Aparicio, en el 2016 yo me voy a Panamá con Juan Carlos Bolaños y, según ella, él me lleva pensando que en el 2018 él iba a cometer un delito y que como yo era magistrado él iba a salir bien librado. Al día de hoy ese asunto no ha llegado ni a audiencia preliminar y mi periodo constitucional de magistrado, en caso que yo hubiese seguido nombrado, había vencido en febrero anterior, ya ni siquiera sería magistrado.

¿Se cae el argumento?

-En la cabeza de Emilia cabía la posibilidad de que yo fuera pitoniso, adivino y que supiera desde el 2016 que Juan Carlos Bolaños iba a estar involucrado por tener un conflicto con la Ley Penal en el 2018 y que yo iba a poder ayudarlo como magistrado. Me señala diciendo que cuando Juan Carlos entra al edificio de Tribunales y no encuentra la Fiscalía Adjunta contra la Corrupción, yo le indico dónde queda.

¿No hubo delito?

-La funcionaria que lo atiende, Gabriela Quirós, fue clara y categórica al decir que yo no le pedí absolutamente nada por Juan Carlos Bolaños, él llegó ahí como cualquier usuario desubicado. Meses después yo me entero que la diligencia era pedir una constancia que decía que no tenía causas penales, entonces yo, todavía menos como magistrado, podía tener acceso o información a eso.

Pero la causa de la que habla la Procuraduría es del viaje que usted hizo a Panamá en 2016, asociada al expediente 15-000022-0033-PE.

-Correcto, pero es precisamente, si usted ve la relación de hechos, el acto corrupto que señalan ellos es decirle a Juan Carlos dónde está la Fiscalía de Probidad.

Lo que dice la Fiscalía es que usted debía inhibirse de conocer una causa como magistrado.

-Es que nunca lo juzgué. No tenía que inhibirme porque yo nunca he juzgado, nunca he investigado y nunca he intervenido en ningún acto en donde haya estado Juan Carlos Bolaños involucrado. Ese es el tema, no existen causas en las cuales estuviese Juan Carlos Bolaños y la interpretación tan elástica que hace Emilia Navas Aparicio de decir que yo me dejé sobornar por cinco cervezas (risas). Además ese tema de la votación se refería a Otto Guevara y Víctor Morales Zapata (exdiputados), no a Juan Carlos Bolaños, y yo ni siquiera lo redacté, fue Carlos Chinchilla (exmagistrado), y todos los magistrados votamos al unísono.

¡Qué barato! ¿Por cinco cervezas…?

-Sí y se la voy a despedazar en el juicio. Le voy a acreditar porque todo lo que hizo fue arbitrario, ilegal e instrumentalizado por Ottón Solís Fallas y por una camarilla de magistrados que no querían que estuviéramos nosotros a cargo de la Corte Suprema de Justicia. Se aprovecharon de que tanto yo como muchos costarricenses hemos conocido personas que en el futuro han tenido conflictos con la ley penal y no hemos negado que las conocíamos, que las conocemos. Yo no negué que conocía a Juan Carlos Bolaños en la Asamblea Legislativa, pudiendo haberlo hecho.

¿Usted cree que el caso del cemento no va a prosperar en el juicio?

-Al día de hoy tengo absoluta claridad de que Juan Carlos Bolaños va a salir absuelto, no existe un cementazo.

¿Entonces fue un caso prefabricado?

-Lo que se generó al pueblo costarricense fue una expectativa tan violenta de que supuestamente había una maraña de corrupción con medios de comunicación total y absolutamente financiados por el gobierno de Carlos Alvarado y Luis Guillermo Solís. Vendrán las consecuencias para el Estado costarricense, producto de actos populistas y de sicariato político generado por el mayor traficante de influencias en este país. 

¿Si lo absuelven demandará al Estado?

-Es que ya lo tengo demandado. Por supuesto, me tienen que pagar. ¿Por qué? No es que necesito el dinero, lo que pasa aquí es que se me desacreditó que en algún momento fui el mejor funcionario público de Costa Rica por cuatro años consecutivos, el mejor ministro también. Estuve en tres administraciones distintas con partidos políticos diferentes y que me ataquen de la forma en que me atacaron, con las consecuencias que esto me generó personal, familiar y profesionalmente, tienen que resarcirme.

¿Quiénes lo atacaron?

-Ottón Solís, Patricia Mora, Ronny Monge, Julio Rojas Astorga y todas estas personas de la Comisión (cemento), incluyendo al exdiputado Edgardo Araya. Se desbocaron a violentar el debido proceso cuando yo mismo había ofrecido renunciar al cargo de magistrado y resulta sr que lo que querían era darse el taco de destituirme. Yo les ofrecí renunciar y ellos decidieron destituirme hace 10 años. Yo no estaba pegado con cemento ni con nada al puesto, simplemente yo no merecía que me hicieran eso porque soy inocente. Quisieron pintarme como una persona casi que peligrosa. 

¿Diría que el argumento es débil o ridículo?

-Es ridículo. Este caso le generó un descrédito al Poder Judicial y la institucionalidad de Costa Rica, es producto de un sicariato político para evitar competencia. 

¿Lo del viaje a Panamá se maneja bajo una causa separada?

-Están separadas.

¿Y aquello de la maleta con $50.000 que venía de Panamá?

-Eso es una leyenda urbana. Ojalá tuviera yo esa plata.

¿Usted asegura que el empresario David Patey aceptó que nunca le pidió dinero?

-Me pareció sumamente grave que sigan con esa jodarria. Él dijo eso bajo juramento en la Asamblea Legislativa y no le abrieron causa, luego se desdijo en el juicio. 

Lo que dijo Patey es que Juan Carlos Bolaños pidió dinero a su nombre para comprar una casa…

-¿Cuál casa? Yo tengo casa y otra en Jacó. Yo no ocupo comprar casa. Patey en el juicio que se hizo se retractó. Él le dijo a Ottón en la Comisión que Juan Carlos Bolaños le había pedido $150.000 para que me ayudara a mí a comprar una casa y luego en el juicio dijo que eso no ocurrió directa ni indirectamente, es decir, que nunca ocurrió. Patey está mal de la cabeza. 

Aquí nos dijo que le vendían un expediente del OIJ donde venía su nombre también.

-Ese expediente nunca existió, eso es falso. ¿Por qué no le abrieron causa a Ottón cuando llamó a Gustavo Viales (exdiputado) para que acomodara la comparecencia? Eso es tráfico de influencias y a mí me acusan de tráfico de influencias porque Marco Vinicio Redondo me llama y me dice que está muy dolido por tener que votar para destituirme. Me dice que no ha almorzado y yo le dije que por qué no se comía unos chicharrones fríos para que le diera mal de estómago y no fuera a la votación, y eso dice la acusación. ¿Sí, me entiende? Emilia Navas no tiene nada con qué acusarme. 

¿Qué interés tendría Ottón Solís para mezclarlo a usted con Juan Carlos Bolaños y David Patey?

-Ottón me llama a mí para que me sume a las filas de él y Epsy Campbell para impulsar la candidatura de Epsy, para que Epsy fuera presidenta. Yo iba en la nómina de ellos, sin embargo, me aparto porque a mí quien me llama para que me quede en el gobierno de Luis Guillermo es Luis Guillermo, que es el que yo conozco. A partir de ahí se da una sucesión de eventos donde rechazo la postura de él, que era sabotear a Luis Guillermo. Me aparto de ellos.

¿Ahí empieza todo?

-A partir de ahí Ottón la emprende contra mí porque en su momento se hace una encuesta interna y salgo aplastando a todos. De eso se dio cuenta Antonio, de eso se dio cuenta José María, esto era simplemente un intento de aplastarme. Yo nunca oculté mis aspiraciones de ser presidente de la República, lo que no tenía era cómo costear la campaña. Tenía que esperar a que Antonio (Álvarez Desanti) y (José María) Figueres causaran un desastre en Liberación Nacional para poder resucitarlo. 

¿Era una campaña de ataques?

-Todos los días había una noticia mía, de videos míos. Estoy hablando de una campaña articulada que fue pagada y financiada por el propio Partido Liberación Nacional. 

¿Lo que no querían era precandidatos?

-No y tengo claro que el que financia esto es el que le alquila edificios al Estado. Yo podría excluir a José María de ahí y sé que el autor intelectual de esto es el que alquila edificios al Estado y ya le quitaron los contratos. Antonio Álvarez Desanti dice que es injusto que me tengan que pagar (por sus años de servicio al Estado) y yo le he dicho: “Págueme usted”. Hubo gente que se paró y dijo que podían destituirme de la manera correcta, pero otros quisieron hacer un show. Esto es un sicariato político para evitar competencia. Ellos no querían que yo considerara la posibilidad de ser presidente y usaron a Juan Carlos Bolaños para hacer lo que hicieron. 

¿Pero Juan Carlos Bolaños tiene varias causas abiertas?

-Las causas son individuales, pero en mi caso ¿cuáles son las violaciones al deber de probidad? no existe ninguna.

¿Le interesa volver a la vida pública?

-En este momento no.

PERIODISTA: María Siu Lanzas

CRÉDITOS: Foto: Daniel Johnson

EMAIL: [email protected]

Jueves 11 Agosto, 2022

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA