Domingo 25, Septiembre 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Trastornos de ansiedad en los niños y adolescentes

 

 

 

¿QUÉ SON LOS TRASTORNOS DE ANSIEDAD?

Los trastornos de ansiedad causan preocupaciones y miedos exagerados, y también cambios en el comportamiento del niño, así como en el sueño, la alimentación y/o el estado de ánimo.

¿CUÁLES SON LOS SIGNOS Y LOS SÍNTOMAS DE LA ANSIEDAD?

Un padre o un profesor pueden detectar signos de que un niño o un adolescente están ansioso. Por ejemplo, un niño puede aferrarse a sus padres a la hora de ir a la escuela, llorar y acabar perdiendo clases. Los niños y los adolescentes con ansiedad también pueden tener síntomas imperceptibles para los demás. Pueden estar asustados, preocupados o nerviosos. La ansiedad también puede afectar a su cuerpo. Se pueden sentir inestables, inquietos, agitados o faltarles la respiración. Pueden sentirse nerviosos, tener la cara caliente, las manos húmedas y pegajosas, la boca seca y el corazón acelerado.
Estos síntomas físicos de la ansiedad son la consecuencia de la respuesta de “lucha o huida”. Se trata de la respuesta normal del cuerpo ante el peligro, el objetivo de este tipo de respuesta consiste en protegernos ante esta amenaza. Pero en los trastornos de ansiedad, la respuesta de “lucha o huida” es excesiva porque ocurre cuando no hay ningún peligro real.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LOS TRASTORNOS DE ANSIEDAD?
Entre ellas, figuran las siguientes:
•La genética. Un niño que tenga un miembro de la familia con un trastorno de ansiedad es más proclive a padecerlo. Los niños pueden heredar genes que los hacen más proclives a la ansiedad.
•La química del cerebro. Los genes ayudan a dirigir la forma de funcionar de las sustancias químicas que hay el cerebro (llamadas neurotransmisores). La escasez de ciertas sustancias químicas específicas o que esas sustancias no funcionen bien puede causar ansiedad.
•Las situaciones de la vida. Las situaciones que ocurren en la vida de un niño pueden ser estresantes y difíciles de afrontar. La pérdida, una enfermedad grave, o la muerte de un ser querido, la violencia o los malos tratos pueden hacer que algunos niños se pongan ansiosos.
• Conductas aprendidas. Crecer en una familia donde otros parientes tienen miedos y ansiedades también puede “enseñar” a un niño a tener miedo.

¿CÓMO PUEDO AYUDAR A MI HIJO?
•Encuentre un terapeuta con formación y experiencia, y lleve a su hijo a todas y cada una de las visitas de terapia.
•Hable a menudo con el terapeuta de su hijo, y pregúntele sobre cómo lo puede ayudar.
•Ayude a su hijo a afrontar sus miedos. Pregunte al terapeuta cómo puede ayudar a su hijo a poner en práctica en su casa lo que aprende en las sesiones de terapia. Felicite a su hijo cuando se esfuerce en afrontar sus miedos y preocupaciones.
•Ayúdelo a hablar sobre sus sentimientos. Escúchelo y hágale saber que lo entiende, lo quiere y lo acepta. El hecho de tener una relación positiva y afectuosa con usted ayudará a su hijo a construir su fuerza interior.
Si lo considera y desea tener una cita orientativa, comuníquese con nosotros que somos especialistas en adolescencia.

Teléfono: 8872- 0670 y preguntar por la Dra. Morales. Facebook: Psicología Clínica y Salud.

 

 

 

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Dra. Ana Yendry Morales Blanco

EMAIL:

Lunes 07 Marzo, 2022

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA