Miércoles 27, Enero 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

2021: más que doce meses de un calendario

Sergio Araya Alvarado

Inicia 2021 en medio de una pandemia que ha trastocado la lógica de funcionamiento de la sociedad mundial, de manera profunda y aún inimaginable en cuanto a su alcance definitivo. De hecho la presencia agresiva del virus SARS COV-2, e incluso de varias cepas mutantes del original, sigue siendo parte del acontecer cotidiano de la humanidad en el nuevo año y todo apunta a que se extenderá por mucho tiempo más.
Pese a lo anterior, 2021 arranca con una esperanza: se dispone de varias alternativas de vacunas producidas en tiempo récord por compañías farmacéuticas transnacionales, algunas de ellas llevadas a cabo en estrecha alianza con las autoridades de varios estados del llamado primer mundo y organizaciones no gubernamentales lideradas por figuras sobresalientes del ámbito económico actual.
Si bien la posibilidad de alcanzar una recuperación de la realidad tal y como fue antes del inicio de la pandemia, se advierte poco probable en el corto plazo, la vacunación proyecta una luz al final del túnel en el que el planeta se introdujo desde los albores del tristemente célebre 2020.
En Costa Rica este 2021 marca también dos acontecimientos de singular relevancia.
Uno deviene en una recurrencia de una dinámica inherente al sistema político costarricense acaecida en forma ininterrumpida cada cuatro años desde el año 1953. A saber: el banderazo de salida durante el décimo mes del año del proceso electoral mediante el cual se renuevan los titulares de los dos supremos poderes integrados mediante elección popular y secreta, al que antecede la activación de las fuerzas políticas partidistas desde prácticamente el mes de enero, con los propósitos de renovar sus estructuras internas de dirección y la selección de sus candidaturas a dichos puestos.
El otro acontecimiento único en la historia del país, compartido con las restantes naciones del llamado Istmo centroamericano, permitirá conmemorar en septiembre el bicentenario de su vida independiente.
Un hecho ineludible es que tanto la arista político-electoral como la efeméride patria estarán permeadas por la Pandemia y sus impactos. La interrogante versa en torno a la magnitud de tal afectación.
Los efectos económicos y sociales de las medidas adoptadas para el combate de la dimensión estrictamente sanitaria de la Covid-19, aunados a las vulnerabilidades exhibidas por la economía costarricense y arrastradas desde antes de la aparición de la temida enfermedad de transmisión viral, con su consiguiente incidencia en la profundización de la brecha social imperante, continuarán manifestándose durante 2021 y serán parte de los temas que marcarán la agenda y la dinámica político-electoral prevista, así como constituirán referencia obligada de contrastación entre lo forjado a lo largo de doscientos años de vida emancipada y los desafíos a acometer en el umbral del arranque de la tercera centuria como nación soberana.
La propia vacunación contra el coronavirus no escapa a esa interacción. Desde distintos frentes, incluido el gubernamental, la sola activación del proceso, así como su costo y su eventual eficacia en términos de cobertura e incidencia en términos de disminución de la propagación y letalidad de la enfermedad, son objeto de construcción de contenidos de comunicación política, sea de signo positivo o negativo.
La comparación entre la pandemia y su abordaje, con hitos históricos constructores de la identidad nacional desde 1821 a la fecha, se advertirá como una evocación plausible dentro del menú de tópicos a ser desarrollados por los actores políticos. La excepcionalidad del hecho, así como las características de la actual coyuntura histórico-social, tornan en inevitable valorar tal opción. E igualmente abre espacio para contenidos favorables y contrarios a quienes ocupan la titularidad de los supremos poderes en el presente año.
2021 desde lo antes indicado implica algo más que doce adicionales registrado en un calendario.
A escala planetaria representa la gran esperanza para superar la pandemia que marcó el un punto de inflexión en la historia de la humanidad.  A nivel costarricense se suma la conmemoración de su aniversario doscientos de su independencia, con una nueva manifestación de la robustez del sistema político, expresado en la antesala del proceso comicial con el que se renueva una vez más de forma pacífica y democrática, la conducción de los poderes Legislativo y Ejecutivo.
En definitiva, un año de grandes expectativas recién inicia.

*Politólogo

PERIODISTA:

EMAIL:

Miércoles 13 Enero, 2021

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Sergio Araya Alvarado*

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA