Martes 24, Noviembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Policía viola niña y guarda imágenes en el Ministerio

OIJ lo detuvo tras allanamiento, Cartago

  • Al uniformado violador lo detuvieron en una casa en Orosi

  • Los investigadores decomisaron computadoras y dispositivos de almacenamiento

  • En la casa del sujeto también hallaron marihuana

  • Las autoridades allanaron la delegación donde labora el sospechoso

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) tumbaron la puerta de una vivienda ubicada en Calle Sánchez de Orosi, Cartago, para detener a un oficial de Fuerza Pública que figura como sospechoso de los delitos de producción y tenencia de imágenes de abuso sexual infantil, así como por aparente violación agravada contra persona menor de edad.

Al uniformado lo identificaron con los apellidos Hidalgo Pereira, de 53 años, y de acuerdo con el Ministerio de Seguridad Pública, tenía 21 años de trabajar en este cuerpo policía pues ingresó el 1 de julio de 1999.

Actualmente, Hidalgo laboraba en la delegación de Fuerza Pública de Hatillo, San José, donde los agentes judiciales también se hicieron presentes para realizar un segundo allanamiento en busca de mayor evidencia que se pueda aportar al caso.

Desde el Ministerio aseguraron que están colaborando con la Policía Judicial y ahora están a la espera de que avancen las pesquisas para valorar la posibilidad de aplicar alguna medida a nivel administrativo.

 

COMPU DE TRABAJO

 

Según explicó Walter Espinoza, director general del OIJ, las pesquisas iniciaron en julio anterior por parte de los agentes de la Sección Especializada en Violencia de Género, Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes.

El caso se conoció luego de que los investigadores recibieran información confidencial en la que les indicaron que Hidalgo aparentemente tenía en una computadora del trabajo múltiples imágenes de abuso sexual infantil.

Además de este contenido ilícito, el uniformado habría violado a una persona menor de edad, al parecer, se trataría de su hija contra quien habría cometido el delito aprovechando los tiempos en que está llegaba a su vivienda. No obstante, esta información es parte de las pesquisas de las autoridades.

 

DROGA Y DISPOSITIVOS

 

Por otra parte, Espinoza comentó que durante los allanamientos hechos en la casa del sospechoso y la delegación en Hatillo se decomisó evidencia importante para la investigación.

Entre lo incautado se incluyen aparatos electrónicos como computadoras y dispositivos de almacenamiento de información. Asimismo, los agentes encontraron prueba documental de diversa naturaleza.

Además, revisando el inmueble donde detuvieron al sospechoso se ubicó un aproximado de 1 kilogramo de marihuana, que según la policía judicial su posesión estaba destinada para el tráfico.

 

MÁS POLICÍAS

 

En lo que va del año las autoridades judiciales han hecho otras cinco intervenciones en las que los detenidos son oficiales de Fuerza Pública. La más reciente ocurrió en Pococí, Limón, donde capturaron a cuatro policías que habrían ayudado a una banda delictiva para que robaran ¢62 millones en un cajero automático en Tortuguero utilizando el método del acetileno.

A los sospechosos los identificaron con los apellidos Vargas Cubillo, de 35 años; Arias Jiménez, 22; Pérez Ruiz, 25; y Sequeira Sánchez, 29.

El segundo hecho se reportó en mayo anterior en Jacó, Puntarenas, donde se detuvo a cuatro policías sospechosos de los delitos de concusión y abuso de autoridad. Al parecer, cerca de un mirador en Jacó mientras trabajaban los uniformados abordaron a sus víctimas y los amenazaron diciéndoles que los iban a detener o quitarles sus vehículos. Luego los llevaron a una zona solitaria, donde los despojaron de sus pertenencias para luego retirarse del lugar. También en mayo, la policía judicial ejecutó el tercer caso donde capturó otros dos policías en Garabito por el delito de concusión, ya que, al parecer, habrían cobrado una mordida de ¢500 mil. 

El caso se remonta al 20 de febrero, cuando los sospechosos amenazaron a su víctima con una posible detención por un supuesto transporte ilegal de personas pues se trataba de un grupo de trabajadores, entre los que había varios nicaragüenses, por lo cual habrían pedido ¢500.000 para no apresar a nadie.

La cuarta detención de policías se dio en abril en Puntarenas. Ahí sorprendieron a dos oficiales que en apariencia cobraron mordidas para dejar circular un vehículo que tenía algún tipo de irregularidad. En el OIJ informaron que ambos son sospechosos del delito de concusión.

Finalmente, el quinto caso es el de tres oficiales que habrían prestado su colaboración en un asalto a un predio en Atenas, Alajuela. A estos se les investiga por ser sospechosos del delito de robo agravado por el atraco ocurrido la madrugada del 13 de abril donde las víctimas eran 2 traileros guatemaltecos.

Para ejecutar el asalto, en apariencia, al sitio llegaron al menos dos sujetos, quienes dijeron que se trataba de un allanamiento y bajo ese engaño los amenazaron, arrebatándoles su dinero y celulares. Mientras llevaban a cabo el robo, afuera del predio estaba una patrulla con los tres policías que prestaban custodia o vigilancia.

PERIODISTA: Mónica Matarrita Mora

CRÉDITOS: Fotos: OIJ, Joaquín Salas y Extra TV42

EMAIL: [email protected]

Jueves 13 Agosto, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA