Miércoles 23, Septiembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

El tabaco: enemigo mortal

El vicio del fumado atrapa muchas vidas, por eso en el Día Mundial sin Tabaco se hace conciencia sobre los efectos nocivos tanto del consumo del tabaco como la exposición del humo de tabaco ajeno.
Las cifras no son buenas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco mata cada año a más de siete millones de personas, lo cual significa que cada día 19.000 personas fallecen como consecuencia del consumo de tabaco o de la exposición al humo ajeno.
Es sorprendente la magnitud del daño que produce fumar cigarrillos o bien inhalar humo del tabaco en todas sus formas. Una de cada tres muertes es causada por enfermedades cardiovasculares (infarto del corazón, aumento de la presión arterial, enfermedad de las arterias del cerebro), mientras que el consumo de tabaco o la exposición al humo ajeno están entre las grandes causas de estas enfermedades, por lo que representa uno de los principales determinantes negativos en la salud.
Entre más cigarrillos fume y mayor sean los años de consumo, mayor será el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. La exposición al humo ajeno puede causar enfermedad de las principales arterias del corazón en el adulto y aumenta el riesgo en alrededor de un 25%-30%.
¿Cómo afecta el humo al corazón? El humo de tabaco contiene sustancias químicas como la nicotina, sustancia muy adictiva que aumenta la frecuencia de latidos del corazón, la presión de las arterias y, por ende, incrementa el trabajo de nuestro principal músculo. Otra sustancia como el alquitrán del tabaco contribuye aún más a padecer enfermedades del corazón. El tabaco sin humo también produce daños similares, ya que contiene sustancias nocivas, incluida la nicotina.
El abandono del consumo de tabaco tiene beneficios considerables. Con solo 20 minutos de no fumar, disminuye la frecuencia cardíaca y la tensión arterial; a las doce horas, se normaliza la concentración sanguínea de monóxido de carbono, mientras que luego de seis semanas sin fumar, se ha curado el 97% de las lesiones precancerosas.
Si la persona tiene entre uno y nueve meses sin fumar, disminuye la tos y las dificultades para respirar y con el año, el riesgo de enfermedad de las arterias del corazón baja a la mitad en comparación con el de los fumadores. En tanto, de uno a cuatro años de haber dejado de lado este vicio, se reduce casi a la mitad el riesgo de muerte en comparación con el fumador.
Y los beneficios de olvidarse del fumado de una vez por todas continúan con el paso del tiempo; si la persona tiene entre cinco y quince años de no fumar, el riesgo de enfermedad cerebral es equivalente al de un no fumador, mientras que a los diez años, el riesgo de cáncer de pulmón es alrededor de la mitad al de un fumador, asimismo se reduce la posibilidad de cáncer de la boca, garganta, esófago, vejiga, cuello uterino y páncreas. Por último, luego de 15 años sin fumar, el riesgo de padecer de un infarto al corazón, es el mismo al de una persona que nunca ha fumado.
Los riesgos de consumir tabaco son muchos pero los beneficios que obtiene al no fumar o dejar de hacerlo son más positivos. Vale la pena vivir con salud por el bien suyo y de sus seres queridos. Usted elige.

*Médico Máster en Salud Pública
Coach Ontológico de Salud

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Dra. Thais Mayorga Acosta*

EMAIL:

Jueves 04 Junio, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA