Martes 23, Abril 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Sucesos

Militar venezolana huye de sicarios y pide refugio en C.R.

Narra en exclusiva a DIARIO EXTRA las atrocidades de Nicolás Maduro

  • La primera mujer militar en llevarle la contraria a Nicolás Maduro contó a DIARIO EXTRA lo que se vive bajo su dictadura

  • Mensajes en redes sociales donde le dan consejos para evitar ser atrapada por dos sicarios que la siguen

  • Las amenazas han hecho a esta mujer más fuerte y aferrada a Dios, confía en que todo saldrá bien en Costa Rica

  • Este es el carné que porta orgullosa esta valiente mujer, quien lo único que desea es vivir en paz, a pesar de las amenazas de muerte

La militar venezolana Evelyn Andrade López logró escapar de un cerco policial y militar en su país y de dos sicarios que la persiguieron hasta Panamá, luego de denunciar las atrocidades que comete el régimen del presidente Nicolás Maduro.

Con nombres ficticios y cambios en su ropa y apariencia, esta valiente mujer logró llegar a nuestro país, donde espera que nuestras autoridades le brinden refugio para vivir en paz. Para contar su historia visitó DIARIO EXTRA.

Algo asustada por la difícil experiencia y por lo que podría afrontar se hizo acompañar del abogado Eduardo Flores, en espera de que la Dirección General de Migración y Extranjería valore su caso, que consideran único.

Andrade, quien es licenciada en Educación Física, aseguró que la gota que derramó el vaso fue cuando empezó a recibir órdenes abusivas del alto mando militar.

“La última orden que me hizo explotar fue cuando me dijeron que me uniformara, era la oficial que ascendía de teniente de fragata para que fuera a las protestas y agarrara las femeninas a palos.

Le dije que no, me respondió que era evidente que un hombre lo hiciera, le respondí que negativo, que no iba a cumplir, luego me dijo que me quitara el uniforme y que me presentara en la oficina”, narró.

Agrega que cuando llegó a la oficina la llevaron al cuarto de detenidos, donde la interrogaron y la pusieron a hacer ejercicios. “Entró un teniente y me dijo que por qué me había negado. Sale y entra otro que me envío a la casa y que regresara al día siguiente a las 5:30 a.m., me aseguraron que todo iba a estar bien.

Me fui tranquila, le expliqué a mi mamá lo sucedido y me respondió que seguro me iban a hacer un informe administrativo y a las 3 a.m. escucho ruidos extraños en mi casa, me asomo y era la policía de inteligencia”, recordó.

 

POR LOS TECHOS

 

Esta joven, quien dejó atrás su familia por salvar su vida, recuerda cómo salió huyendo de su propia vivienda.

“Entraron sin importarles nada y sin ninguna orden. Estaba durmiendo en el cuarto del fondo y como estaba durmiendo salté por los techos y los patios de cuatro casas hasta llegar a la de una amiga.

Toqué la puerta y le hice la señal de que se quedara en silencio, pensó que me habían asaltado, le conté lo sucedido y me mantuve ahí por cinco días bajo perfil mientras seguían buscándome”, añadió.

La militar agregó que se llevaron tres computadoras de su vivienda y que a su mamá se la llevaron detenida para interrogarla bajo amenazas para que revelara dónde estaba.

“Les dijo que estaba en la casa, pero no sabía qué me había hecho, luego logré hablar con ella y me dijo que tenía que irme, pero en las fronteras estaban militares que me conocían. Decidimos disfrazarme de los indígenas que están en la frontera con Colombia.

Llegué a Bogotá, me contacté con un amigo que me dijo que la resistencia estaba conmigo, que sería la primera mujer en revelarme. Hago público un video y se hace viral, nadie sabía dónde estaba”, añadió.

Andrade fue más allá y comentó que quien cree fue un compañero le pidió que saliera de Colombia cuanto antes.

“De un número privado (él) me llamó, me dijo: ‘Vete de Colombia, te enviaron dos sicarios para asesinarte’ y me trancó (colgó). Entonces empiezo a vivir de hotel en hotel.

Me contacto con mi madre y me dice que no puede sacar mi dinero, que tengo que ir yo al banco. Me habían bloqueado todas las cuentas, empecé en el desespero, me fui al aeropuerto y cogí el primer avión”, manifestó.

 

ÁNGELES EN EL CAMINO

 

Esta mujer que tuvo el valor de sublevarse era perseguida por todas partes, sin embargo contó con gente que la ponía al tanto de movimientos extraños.

“En un hotel como a las 11 p.m. me dijeron que dos hombres me seguían, obtuvieron copia del registro que hice en la recepción, un coronel me aseguró que eran sicarios, que tenían órdenes de asesinarme.

Me recomendaron no salir y si lo hacía que fuera acompañada, están viendo y escuchando toda su información, debes cambiar de número y me dijeron que no llamara a Venezuela”, comentó.

Con su uniforme de gala, esta militar aseguró que debió cambiar de apariencia.

“Me presento con otro nombre a los extraños, he tenido amenazas en todas las redes sociales, en Colombia me dieron protección policial, agarré el primer vuelo, llegué a Panamá y me dicen que tenían que venir por mí, a pesar de que no sabían dónde estaba.

Una camioneta negra me interceptó luego de salir de un restaurante donde trabajaba como salonera, bajó un policía panameño, me llaman por mi nombre y me ordenan que me suba. De inmediato pego carrera a lo loco, eso fue por Avenida 5 de Mayo. Logré escapar, llegué a casa a llorar, me preguntaba muchas cosas, algunos clientes me reconocían por mi denuncia”, recalcó.

 

ARRIBO DE PAZ

 

El 16 de febrero de 2018 llega a Costa Rica la primera mujer militar venezolana que le lleva la contraria al presidente Maduro.

“En la frontera de Venezuela con Colombia vi el contrabando de drogas, armas de fuego, combustible, vi todo, el dinero viaja en cajas. Los compañeros hablaban de las aberraciones que hacen con las mujeres. 

Nadie puede decir nada, menos preguntar, pero viendo eso levanté un informe, le dije al comandante y como si nada. Pedí que me transfiriera, me preguntó si no quería la tajada, le dije que no y me amenazó. Me dijo que un tiro en la frente es normal”, expresó.

Esta suramericana aseguró que el dinero lo guarda un civil que vive debajo del puente, le dan un porcentaje desde hace años y hacen la vista gorda.

“Un jefe me daba los nombres de prostitutas para que se las llevara. Por ser mujer me utilizaban, eran ellas o yo, me hacían insinuaciones y me recordaban si quería ir presa.

Como militar no se hace fila de nada para pedir 2 kilos de arroz, desde la madrugaba está la gente, llega y le dan, en la frontera todo se consigue. Vivir así cansa, hay descontento en las fuerzas militares de los rangos medios”, denunció.

Evelyn Andrade López finaliza su relato diciendo que su historia es una pincelada de lo que está pasando en su país, que gracias a Dios está viva y lo único que desea es seguir viviendo, sin importar si tiene que empezar de cero.

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Fotos: Isaac Villalta

EMAIL:

Jueves 22 Marzo, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA