Jueves 25, Febrero 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

¿Privatizar acueductos públicos?

Un proyecto de ley para autorizar que las cooperativas presten servicios de abastecimiento de agua y alcantarillados (Expediente Nº 19.441), abre un peligroso “portillo” legal hacia la privatización de los servicios de abastecimiento de agua potable. Este proyecto que implicaría un primer paso para instaurar la explotación comercial del agua está en discusión en la Comisión de Ambiente de la Asamblea Legislativa.

 

En Costa Rica los acueductos públicos han sido concebidos históricamente como un servicio social indispensable para la vida y la salud de las personas; un servicio que debe prestarse al costo y con el que no se puede lucrar. 

 

Bajo la normativa vigente, el servicio público de abastecimiento de agua sólo puede ser prestado por instituciones públicas (Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados, municipalidades o empresas públicas) y asociaciones sin fines de lucro de base comunal conocidas como Asadas (Asociaciones Administradoras de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados). 

 

Aunque las Asadas son asociaciones comunales y no entes públicos, claramente operan sin fines de lucro, es decir, son organizaciones que están al servicio de la comunidad, concebidas para garantizar el acceso al agua potable en zonas del país donde las instituciones públicas no han llegado. 

 

Una de las principales características de las Asadas consiste en que todos los ingresos que genera la operación del acueducto comunal deben reinvertirse en beneficio de la comunidad, prestan un servicio al costo y como su finalidad no es el lucro, cualquier excedente que produzca la administración del acueducto debe destinarse a mejoras del servicio público.

 

Sin embargo, con este proyecto de ley se abre la posibilidad de romper esta lógica de funcionamiento y aunque las cooperativas pertenecen al sector de la llamada “economía social” y su fin primordial no es el lucro, no puede perderse de vista que son empresas que admiten la repartición de excedentes entre sus asociados quebrando la lógica de reinversión de todos los ingresos en su totalidad en el mejoramiento del servicio público comunal. 

 

Otro problema que presenta el proyecto de ley analizado es que también estaría rompiendo con la base comunal que actualmente caracteriza el funcionamiento de las Asadas. 

 

Esto pues se autoriza a las “cooperativas” en general a gestionar acueductos públicos sin establecer ningún vínculo entre dichas cooperativas y las comunidades usuarias de los acueductos. 

 

Hoy en día estas asociaciones están integradas por vecinos y vecinas de una determinada comunidad, que se organizaron para desarrollar un bien comunal ante la ausencia o la inoperancia de las instituciones públicas. 

 

Son las mismas comunidades las que se organizaron para construir el acueducto público y administrarlo. Hay un claro vínculo entre la comunidad y la asociación que administra el acueducto. Sus asociados son las mismas personas que reciben el servicio público y participan en la gestión de un bien comunal. Si este servicio se entrega en concesión a empresas privadas, incluyendo empresas cooperativas, que no tienen base social en la comunidad, nada impide que dichas empresas limiten o cierren la participación de las personas usuarias de la comunidad en las decisiones sobre el futuro del acueducto comunal.

 

El Departamento de Servicios Técnicos de la Asamblea Legislativa (Informe, 4-5- 2015) advirtió que en el tema tributario las cooperativas podrían llegar a gozar de mejores beneficios fiscales respecto de las Asadas-, pues además de recibir el mismo trato que Asada que implica exención de varios impuesto y cargas se suma a otros beneficios fiscales que hoy gozan las cooperativas en la Ley de Asociaciones Cooperativas (art 6).

 

Finalmente, este proyecto contribuye a desintegrar y fragmentar aún más la gestión institucional del agua y debería priorizarse la discusión o aprobación de los proyectos de Ley del Recurso Hídrico, que es la reforma constitucional que reconoce el derecho humano al agua, así como la Ley de Fortalecimiento de Asadas. Por lo que solicitamos encarecidamente a las y los diputados concentrarse en esos otros proyectos y en especial en el de Asadas mediante la discusión democrática y participativa que permita mejorar el funcionamiento y las capacidad de estas organizaciones comunales sin desvirtuar su naturaleza. 

 

*Profesor UCR y presidente de la Fecon

 

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 19 Mayo, 2015

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Mauricio Álvarez Mora*

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA