Sábado 15, Agosto 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Piloto de famoso narco revela cómo lo trajo a Costa Rica

  • Caro Quintero fue detenido y posteriormente puesto en libertad. Hoy es uno de los hombres más buscados por la DEA

  • Desde la cabina de uno de los aviones que pilotó Miranda, quien hoy continúa con la pasión de surcar los cielos

  • Miranda en uno de los vuelos. Como piloto comercial ha viajado a casi todo el continente americano

  • Víctor Hugo Miranda recibió a DIARIO EXTRA y recuerda el polémico viaje que le hizo a Rafael Caro Quintero de México a Costa Rica

El piloto costarricense Víctor Hugo Miranda y Werner Lotz se encargaron de trasladar el 17 de marzo de 1985 a uno de los hombres más buscados por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

 

Se trata del narcotraficante Rafael Caro Quintero, quien se desplazó en el avión privado matrícula TI-AQM Aero Commander 840 desde Mazatlán, México, hasta el Aeropuerto Juan Santamaría, en Alajuela. 

 

La aeronave transportaba a un grupo de 6 mexicanos identificados en su momento por las autoridades como Juan Carlos Camperos, José Albino Bazán, José Luis Beltrán, Violeta Estrada, Miguel Ángel Suárez y Sara Cossio, compañera de Caro Quintero. 

 

Después de despegar de una pista clandestina y volar siete horas el avión de vidrios polarizados -por eso ningún funcionario pudo ver a los ocupantes- aterrizó en Tiquicia a un lado de la pista, donde no había un inspector de rampa, ni funcionarios de seguridad o narcóticos, menos uno de aduanas, ni autoridades de Migración, lo que ningún empleado aeroportuario logró explicar. 

 

Una vez en suelo costarricense, el grupo de mexicanos subió a un vehículo marca Mercedes-Benz y se desplazó 2 kilómetros hasta la quinta La California (hoy precario Caro Quintero).

 

Miranda, quien empezó a volar en 1971, conversó en exclusiva con DIARIO EXTRA sobre lo que considera fue un viaje más.

 

“Era un avión turbohélice, yo era empleado, no sabía a quién íbamos a traer. Llegamos un sábado a suelo mexicano, el domingo a las 7 a.m. salimos para Costa Rica. Fue un vuelo normal, no dieron ningún problema, cuando llegamos al Coco (hoy Juan Santamaría) hicimos migración, los pasajeros no traían equipaje, ellos tenían su quinta y un grupo de gente fue quien contrató el taxi aéreo”, recordó. 

 

Agregó que un Jueves Santo se enteró que la policía detuvo a la gente que transportó en el avión hacía 22 días.

 

 

LO LLAMAN A CUENTAS

 

 

“Lotz era el dueño de la compañía y contrató dos abogados, Atilio me dijo que no pasaría nada, cuatro días después me volvieron a llamar para que los acompañara para un interrogatorio, después me metieron al sótano de 5 a.m a 5 p.m.

 

Me dijeron que si lo habíamos ocultado o que si habíamos salido de otro lado. Nadie va a México a sacar a alguien así porque así, solo hice mi trabajo”, finalizó.

 

 

VUELO MILLONARIO

 

 

Pese a que Miranda no recordó cuánto le pagaron por el viaje, supimos que Lotz recibió un pago por $9.730, que al tipo de cambio actual serían poco más de ¢5 millones.

 

El jueves 11 de abril de 1985 Lotz declaró a los medios: "Yo sí me acuerdo de que se trataba de gente importante, incluso poco antes de llegar al aeropuerto me pidieron un teléfono para comunicarse con alguien.

 

Al parecer los esperarían para llevarlos al salón diplomático, según comentarios que oí. Si me hubiera dado cuenta de quiénes se trataba, jamás habría cumplido ese servicio", comentó. Después de eso nunca volvió a hablar del tema.

 

Sin embargo en su momento trascendió que los pilotos tenían conocimiento de que los pasajeros que transportaban venían en forma ilegal e ingresarían a nuestro país clandestinamente. Ellos salieron de México sin realizar trámites migratorios, desde una pista clandestina, el 16 de marzo de 1985.

 

El respetable piloto agregó que cuando Robert Vesco estuvo aquí lo trasladó hasta su finca en Cabo Velas, Guanacaste, junto a sus dos hijos, que siempre lo acompañaban.

 

Vesco llegó a Costa Rica en 1972 con la intención de establecer un distrito financiero internacional, la prensa le cuestionaba que su dinero lo tenía escondido en una red de empresas falsas, 88 de las cuales estaban inscritas en Costa Rica.

 

Miranda trabajó 5 años en Lacsa, donde fue capitán de Boeing 737, luego regresó a los taxis aéreos, donde tiene alrededor de 22 mil horas de vuelo, lo que es su felicidad, más cuando transporta a pasajeros como el actor Matt Damon y la actriz Susan Sarandon.

PERIODISTA: Manuel Estrada

CRÉDITOS: Fotos: Mauricio Aguilar

EMAIL: [email protected]

Viernes 08 Agosto, 2014

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA