Sábado 14, Diciembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Amnesia temporal en diciembre

EDITORIAL

Ya arrancó oficialmente la temporada navideña. 

Los centros comerciales, restaurantes y tiendas se abarrotan de consumidores. Con el olor a ciprés, las luces de colores y los villancicos el trance aumenta.

Eso no está mal, diciembre es catalogado como un mes de fiestas en el mundo. Hay banquetes, regalos y excesos por la gran cantidad de dinero que circula entre salarios, pagos de ahorros anuales y el esperado aguinaldo. No obstante, también es el mes de la amnesia temporal.

Ya vienen las vacaciones, los amigos secretos, la compra excesiva y vientos alisios, las bufandas, botas y abrigos de colores llamativos.

Definitivamente este mes nos transporta a otra dimensión, la algarabía se apodera de los hogares, los sitios de trabajo y las calles en general, por lo cual dejamos de lado decisiones y situaciones importantes, a sabiendas de que no deben posponerse.

En medio de tanta “felicidad” pocos se detienen a meditar lo que realmente implica la Navidad, lejos del consumismo desmedido y la superficialidad. 

Justo en el último mes de 2019, además de ser un momento para relajarse y disfrutar, se hace obligatorio sentarse a pensar en el rumbo de la vida, la familia y la patria, pues para nadie es un secreto que este año ha sido intenso, complicado económica y políticamente.

El desempleo y la violencia se han manifestado intensamente, sin que hasta ahora haya soluciones. 

El país entró en una incertidumbre y es entendible porque los que gobiernan tomaron decisiones poco populares que impactaron fuerte a la población. 

Ahora, a pocos días de dar por terminado este periodo, la gente se aboca a comprar desmedidamente, a comer sin límites e ingerir licor; en fin, satisfacer sus gustos más exquisitos, sin detenerse un minuto a pensar que hay muchas familias y personas que necesitan una ayuda, apoyo o tan solo una mano amiga.

La Navidad tiene un solo sentido: es la llegada al mundo del milagro del amor, el nacimiento de Jesús.

Si bien es cierto se festeja en estos días, no hay certeza ni exactitud de aquel histórico momento. No obstante, vale la pena experimentar la auténtica esencia de esa fecha.

Lejos de los números y el calendario, diciembre encierra miles de sentimientos y emociones que valdría la pena compartir tanto con los más cercanos como con quienes poco o nada poseen.

También es una época para meditar; con la llegada de 2016 vendrán nuevos retos, proyectos y metas. En medio de los fríos alisios dedique un rato de su tiempo y reflexione en lo bueno y lo no tan bueno de este periodo que está por terminar. Tome decisiones, formule estrategias de vida y trace las líneas de lo humanamente posible de realizar porque del resto se encargará el Creador. 

Cuide sus finanzas, no permita que el comercio las consuma, no deje que las malas decisiones lo pongan en aprietos de cara al nuevo año. Analice detenidamente qué tiene, qué necesita y qué desea. Haga una lista de prioridades y destine a ese fin una parte de su dinero.

Que no sean las fiestas decembrinas la excusa perfecta para dejar de lado las responsabilidades ciudadanas. Todos los costarricenses, además de meternos de cabeza en las fiestas de fin y principio de año, desde ya debemos comenzar a analizar el rumbo que deseamos para nuestro país. 

Dentro de casi dos meses escogeremos a los 82 alcaldes, los políticos que llevarán las riendas de las comunidades, que deberán gobernar en sus pueblos. No deje esas decisiones en manos de terceros, usted debe tomarse el tiempo para analizar su voto.

No deje que otros decidan su futuro, no permita que la apatía política irrumpa en el quehacer diario.

Motívese, cumpla con un derecho que muchas naciones ya perdieron por la indiferencia. 

No deje que los aires navideños y la locura del consumismo y el dinero lo conviertan en un zombi.

Recuerde que, sin importar si es diciembre, el tiempo no se detiene. No olvide que primero hay que cumplir las obligaciones y después disfrutar con tranquilidad.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Martes 03 Diciembre, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA