Viernes 13, Diciembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Rotación en Cancillería Seguirá obligatoria

Avanza reforma al Estatuto del Servicio Exterior

En la Casa Amarilla los diplomáticos de carrera tienen la obligación de rotar del extranjero a San José cada cierto periodo.

Pese a la presión para que la rotación en la Cancillería sea eliminada, lo cierto es que este principio seguirá siendo parte del servicio exterior.

Así lo confirmó este viernes la presidenta de la Comisión de Asuntos Internacionales, Karine Niño, quien además lidera el plan para reformar la Casa Amarilla.

Se trata de la reforma a la Ley del Estatuto del Servicio Exterior, expediente 21.235, que debe finalizar su proceso en subcomisión el próximo 23 de enero del 2020, a menos de que el Poder Ejecutivo suspenda el trámite de la iniciativa en sesiones extraordinarias.

Según la verdiblanca, tras la discusión sobre la rotación, se estableció en el proyecto que los diplomáticos de carrera podrán permanecer en San José hasta por tres años y en el exterior por hasta cinco.

Actualmente, el Estatuto del Servicio Exterior, Ley 3.530, señala que cuando un funcionario con el rango de primer secretario, segundo secretario, tercer secretario o agregado haya cumplido cuatro años de servicio continuo en el extranjero, deberá regresar a la Casa Amarilla para desempeñarse en el servicio interno.

La diputada Niño dijo que en la discusión se planteó la posibilidad de eliminar ese requisito de rotación, pero se opuso a esa posición, ya que entonces el servicio exterior no tendría sentido y habría diplomáticos de carrera prácticamente pegados con goma, es decir sin ánimos de querer trabajar en misiones.

Lo mismo sucedería a la inversa, principalmente en funcionarios con rangos menores a la cuarta categoría en el escalón diplomático (primer secretario), que no iban a querer regresar a sede.

Aunque se supone según la propia Procuraduría General de la República (PGR) que esa práctica no debe suceder en la actualidad, hay casos registrados de ello.

“El tema de la rotación es uno de los que más polémica ha creado porque hay algunos que no querían que se diera. Tras la discusión el texto que estamos trabajando quedó con tres años en el servicio interno y cinco años fuera de Costa Rica.

El problema que se estaba dando no era tanto por los años, sino que la gente que estaba opuesta a ese principio era para eliminar la obligatoriedad de la rotación y a mi juicio si la rotación no está incluida no estaríamos hablando del servicio exterior, sino del servicio civil”, explicó Niño.

 

DIRECCIONES EN VEREMOS

 

Sobre el tema de las direcciones en la Cancillería, la legisladora del Partido Liberación Nacional aseguró que aún ese apartado no se ha visto.

Insistió que, en su caso particular, empuja a que tanto la dirección general como la alterna de Política Exterior se convierta en un puesto a discreción del Poder Ejecutivo y no como es actualmente, que solo puede ser ocupada por un embajador de carrera.

Hay que recordar que la Procuraduría General de la República obligó en diciembre anterior a la cartera a cumplir con lo dispuesto en la Ley 3.530, la cual es clara en señalar que dichos cargos solo pueden ser ocupados por un diplomático de carrera con rango de embajador.

El incumplimiento de ese requisito fue el que provocó la salida de la vicepresidenta Epsy Campbell del Ministerio de Relaciones Exteriores en diciembre anterior, quien pese a la opinión del órgano procurador insistía en mantener el desorden que por años imperó.

Curiosamente fue Niño la que impulsó la consulta a la PGR y es justamente dicha legisladora la que ahora está de acuerdo con que por lo menos en el caso de la Dirección de Política Exterior la silla sea ocupada por un político o un diplomático de menor rango, es decir a discreción de la administración.

Aún más permisiva es la propuesta de la propia Casa Amarilla, que no solo elimina las referencias para el servicio interno, sino para las misiones en el extranjero, reduciendo la senda de la profesionalización de la carrera a un eventual manual de puestos y cargos.  

En palabras sencillas, si por el Poder Ejecutivo fuera cualquier persona podría ocupar un puesto de dirección en la Casa Amarilla.

Niño dijo que espera que el tema se vea en diciembre entrante.

PERIODISTA: Marco Antonio González

EMAIL: [email protected]

Sábado 16 Noviembre, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA