Martes 23, Julio 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Baja escolaridad complica traslado de trabajadores

Según Andrea Centeno, presidenta ejecutiva

Centeno insistió en que el gobierno no busca cerrar Japdeva

Andrea Centeno, presidenta ejecutiva de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica de Costa Rica (Japdeva), indicó a los diputados de la Comisión de Hacendarios que la baja escolaridad de la mayor parte del personal complicaría su traslado a otras instituciones como se pretende en la restructuración de la entidad.

Para darse una idea, hoy día de los 1.186 trabajadores de Japdeva el 53% apenas tiene primaria, alrededor del 23% secundaria y un 2% no cuenta con ningún nivel de escolaridad, que son los funcionarios que realizan labores de mantenimiento, seguridad y distribución de papelería.

Además, un 49% de los trabajadores tiene 50 años. El promedio de antigüedad es de 17 años en la institución y 340 de ellos tiene 20 de laboral ahí.

“Esta situación dificulta mucho el tema de recolocación de funcionarios”, reconoció Centeno.

Hay que recordar que la colocación de funcionarios de Japdeva en otras instituciones públicas no es la primera vez que se propone, en el pasado se intentó en dos ocasiones sin mayores resultados. 

 

CAMBIAR O MORIR

 

El gobierno intenta salvar a Japdeva y para eso ha enviado un presupuesto extraordinario al Congreso por poco más de ¢23 mil millones, con el fin de darle un respirador artificial por tres meses, mientras se aprueba un proyecto de ley que permita la reestructuración de la entidad.

“Estamos en un punto de criticidad inmediata”, adujo Centeno, pero agregó que no existe ninguna intención del Ejecutivo en ponerle un candado a Japdeva.

Por el contrario, insistió que esta brinda un servicio público necesario, que ha sacado de momentos de crisis a exportadores e importadores, pero llegó el momento de darle un verdadero norte a Japdeva, mismo que no tiene desde 1989.

La crisis económica queda en evidencia según las cifras de déficit en los últimos años: 2013: ¢360 millones, 2014 no hubo números rojos, en 2015: ¢462 millones, 2016: ¢1.500 millones, 2017: ¢4.200 millones y 2018: ¢3.416 millones. 

Japdeva tiene un gasto promedio mensual de ¢3.400 millones y ¢2.500 millones se van en el pago de remuneraciones.

PERIODISTA: Bharley Quirós Navarro

CRÉDITOS: Foto: Archivo

EMAIL: [email protected]

Jueves 27 Junio, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA