Jueves 19, Septiembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Fin de semana llovió el triple de lo normal

Se esperan fuertes aguaceros por las tardes

  • Anoche en barrio Calle Los Lotes de San Jerónimo de Moravia un árbol cayó sobre tres viviendas causando daños estructurales. (Foto: Mauricio Aguilar)

  • En Barrio Nuevo de Orotina esta casa está guindando tras un deslizamiento provocado por las fuertes lluvias. (Foto: Greivin Rodríguez, corresponsal)

  • Los aguaceros desbordaron ríos y quebradas provocando inundaciones en la urbanización Nido Uno de La Rita de Pococí.

El fin de semana las lluvias no cesaron y dieron trabajo a las autoridades de emergencia en su afán de mantener la labor preventiva en todo el país, pues los pronósticos no eran nada alentadores y en varias regiones hubo problemas con inundaciones.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) confirmó que en varias localidades cayó el agua que se puede registrar en tres días seguidos de aguaceros y otros donde se duplicó el registro normal para esta época.

Fue la provincia de Guanacaste la que reportó montos más altos, siendo Santa Cruz el cantón donde las precipitaciones fueron extremas.

“Es normal de la temporada lluviosa lo que tenemos por ahora, lo cual se presenta repetitivamente en varias partes del país con aguaceros, tormenta eléctrica y fuertes vientos, natural de las nubes de tormenta.

Diferentes estudios demuestran que un aguacero normal dejaría 30 litros por metro cuadrado, pero tenemos lugares durante el fin de semana donde llegaron hasta 90 litros por metro cuadrado”, explicó Eladio Solano, experto del IMN.

El meteorólogo añadió que la mayoría de estos acumulados de lluvia fueron en lapsos de una o dos horas, característico de los meses de mayo y junio, cuando hay precipitaciones intensas.

De acuerdo con Solano, cuando hay intervención del fenómeno El Niño en Costa Rica los aguaceros suelen ser más fuertes, incluso llegan a extremos, sin embargo eso no enciende las alarmas porque es típico de estos meses, eso sí, no se baja la guardia y se insta a la ciudadanía a mantener la precaución.

El sábado fue el día que más llovió y pese a que el pronóstico indicaba que el domingo pudo estar peor, las condiciones no superaron a las del primer día.

 

SIGUES LLUVIAS EN LAS TARDES 

Para esta semana el patrón lluvioso vespertino se mantendrá, luego de disfrutar del calor y el cielo despejado durante las mañanas, principalmente en el Valle Central, todo el Pacífico y las zonas montañosas del Caribe.

“Va a ser parecido a lo que tuvimos con variaciones mínimas, como la cantidad de lluvia y la hora, pero sin mucha diferencia. El comportamiento va a ser el mismo. En el 80% del país tendremos lluvias, incluso Limón no se salva, tomando en cuenta hasta la costa, que es la parte donde no es tan habitual en estos días”, añadió Solano.

También destacó que la población no debe confundir los eventos que ocurren normalmente, pues mucha gente interpretó que por El Niño los baldazos nunca llegarían. Eso no es así, pues este solo provoca que “los acumulados de lluvia sean menos intensos, pero las lluvias no van a cesar”.

 

OLEAJE REBELDE

Las playas del Pacífico fueron las más vigiladas, pues se generó una alerta para la región por marejadas de fondo que provocarían fuerte oleaje desde el sábado y que se mantendrán hasta el viernes, pero irá disminuyendo conforme avance la semana.

“Se espera otro evento el martes 21 y miércoles 22 en el Pacífico costarricense. Este oleaje es de periodos largos y posee gran energía, por lo tanto precaución por las condiciones adversas que se pueden presentar de generación de corrientes de resaca fuertes (prevención para los bañistas) y rompimientos fuertes del oleaje en la playa (por ejemplo en Caldera), en la en la salida de esteros y ríos (prevención para las embarcaciones pequeñas y medianas)”, informó el Centro de Investigación en Ciencias del Mar de la Universidad de Costa Rica.

El sábado Caldera, en Puntarenas, fue el lugar donde mayor afectación hubo por este fenómeno, donde se hizo habitual ver cómo el mar se tira a la calle y anda por los barrios que están frente a la playa, muchos de ellos desalojados hace varios años.

Por ahora las autoridades no bajan la guardia en esa zona, pues no se descarta que esta semana se presente la misma situación.

Desde el viernes la Comisión Nacional de Emergencias emitió una alerta verde para todo el país por la zona de convergencia intertropical.

PERIODISTA: Carlos Castro Gamboa

EMAIL: [email protected]

Lunes 20 Mayo, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA