Domingo 21, Abril 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Espectáculos

Increibles mitos de Semana Santa

  • Durante la Semana Santa se recuerda la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo

En general se debe guardar respeto y realizar actividades según el credo al que se pertenezca, pero quizás son los católicos los que más ritos suelen cumplir durante esta semana en que se recuerda la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús.

Sin duda se dista mucho de la rigurosidad con que se enfrentaron muchas generaciones atrás, cuando la música, la vestimenta y hasta el sexo formaban parte de las acciones prohibidas en estos días. 

Así es, las viejas tradiciones de esta semana abarcaron diferentes ámbitos de la vida privada, de los cuales algunas persisten, aunque de formas más flexibles, y otros han ido desapareciendo.

Se trata de la última semana de la Cuaresma, desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, tiempo en que la Iglesia católica rememora cada año el paso de Jesús por la tierra y que al transcurrir de los años fueron generando diversos mitos que han corrido alrededor de estos días sobre qué deben hacer las personas y qué no. 

Cero relaciones sexuales. Por alguna extraña razón el sexo estuvo entre las prohibiciones de antaño; se cuenta que hubo un tiempo en que se afirmaba que quienes tenían relaciones sexuales durante esta fecha quedaban "pegados" hasta la Pascua, e incluso el saber popular postulaba que por este motivo no se celebran matrimonios.

No bañarse. Se cree que el mito nació en poblaciones pequeñas del norte de Colombia y según la creencia, si una persona se baña en un río puede transformarse en un pez. Como todo, esta creencia ha tenido variaciones en el tiempo y para algunos aplica incluso evitar cualquier tipo de baño, sobre todo si este se lleva a cabo el Viernes Santo.

No vestirse de rojo. Para algunos, el mito es extremo, según la creencia popular el rojo es el color de la bestia y si la persona lo usa en Semana Santa, atrae la presencia del diablo.

La mala suerte de nacer el Viernes Santo. Tomó fuerza al iniciar el siglo XXI y tras la muerte del papa Juan Pablo II. Se decía que el nuevo pontífice tendría un alma negra y que, bajo su mandato, nacería el anticristo. Las leyendas urbanas señalaron que dicho personaje nacería un Viernes Santo, día de la crucifixión de Jesús.

Nada de escuchar música. Esta es una de las más contadas por los abuelos, quienes recuerdan la rigurosidad bajo la cual fueron criados por sus padres, los cuales les prohibían escuchar música y menos si se trataba de rock, ya que, según algunos católicos, la Semana Mayor es un espacio para el silencio, la reflexión y solo para escuchar a Dios.

Prohibidos los juegos de azar. Esto, se dice, es porque los romanos jugaron con dados la repartición de las prendas de Jesús en la cruz.

Ni barrer ni clavar. Se trata de la curiosa prohibición que busca no utilizar clavos que fueron parte del sufrimiento de Cristo en la cruz y evitar atraer al diablo. Tampoco era recomendado pasar la escoba porque se consideraba una forma de "barrer la esencia de Cristo". Incluso, con el paso de los años, se llegó a prohibir por un tiempo realizar otra cosa que no fuera meditar, estar en silencio.

Prohibido regañar a los niños. Según la creencia, los niños tenían una semana de tregua al año en cuanto al llamado de atención de sus padres. "La ira llama al diablo" es el dicho de los abuelos, por esta razón muchos evitaban regañar a sus hijos en los días santos.

No salir después de las 3 de la tarde. Había que abstenerse de salir después de las 3 p.m., ya que fue la hora en que murió Cristo y su enojo causaría la precipitación del cielo en forma de lluvia.

Nada de consumir carne roja. Se cumple también para el Miércoles de Ceniza y todos los viernes de Cuaresma antes de que comience la Semana Santa, uno de los mitos más fuertes que todavía se mantienen, pues es de las más antiguas creencias. Según Santo Tomás de Aquino, este ayuno “fue instituido con el fin de poner freno a las concupiscencias de la carne, que considera a los placeres del tacto relacionados con la comida y el sexo. Por tanto, la Iglesia prohibió a los que ayunan los alimentos que dan más placer al paladar y son un gran incentivo para la lujuria”. Aunque algunos católicos creen que todos los días de la Semana Santa se debe prescindir de la carne, sin embargo esto no es cierto.

No cortar nada. Es un mito popular no cortar nada por creer que se está cortando el cuerpo de Jesús. Una creencia popular sostiene que si cortas tu cabello el Jueves Santo a las 3 p.m. es probable que crezca mucho más rápido, abundante y hermoso, pues aunque no está comprobado científicamente se cree que su crecimiento está relacionado con las fases lunares, al igual que las cosechas. La luna recomendable es la menguante, que es la que por lo general está presente en Semana Santa.

En resumen, lo que busca la Iglesia con la celebración de Semana Santa es que los creyentes tengan una actitud de reflexión en que puedan discernir sobre las acciones que hizo Jesús, por eso se recomienda no tener prácticas que alejen a la persona de estas conductas.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Lunes 15 Abril, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA