Lunes 25, Marzo 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Nueva oleada de cubanos presiona frontera tica

Autoridades nacionales dicen estar preparadas

  • Algunos de los cubanos que buscan desplazarse a Estados Unidos y estarían por llegar al país

  • Según medios panameños poco más de 700 migrantes estarían ingresando en las próximas horas

Costa Rica estaría a las puertas de enfrentar una nueva crisis migratoria como la que vivió en 2015. Según medios de comunicación panameños y también de agencias de noticias, alrededor de 720 de migrantes (la mayoría cubanos) se encuentran en la frontera canalera y estarían por ingresar al país en las próximas horas.

La agencia EFE señaló en una nota el pasado miércoles que cientos de isleños se encuentran varados en la zona fronteriza de Panamá, según confirmaron autoridades de ese territorio.

En ese momento se ubicaban en las localidades de Puerto Obaldía, La Miel y Armigas, en la comarca Guna Yala, fronteriza con Colombia.

Este nuevo flujo de migrantes busca llegar a tierras estadounidenses para lo cual Panamá está aplicando un "flujo controlado" de su paso por el país.

El director del Sistema Nacional de Protección Civil de Panamá (Sinaproc), José Donderis, se trasladó al lugar con personal de la entidad de socorro para verificar el desarrollo de una operación de flujo controlado de los migrantes.

 "La Operación Flujo Controlado Fase II establece prioridades de asistencia humanitaria y toma los controles de seguridad, salud y paso de los migrantes de manera segura de la selva del Darién y su salida del país controlada. Garantizando los protocolos (humanitarios) para todos", indicó el funcionario en su cuenta de Twitter. 

De acuerdo con la versión de Jonattan del Rosario, ministro de Seguridad Pública de Panamá, de los 720 migrantes irregulares, el 57% de ellos son cubanos y el resto procedentes de países como Camerún, Ghana, Eritrea, Etiopía, además de algunos haitianos.

Ellos son llevados a unas instalaciones ubicadas en la localidad de Puerto Obaldía, situada a 250 kilómetros de distancia de la Ciudad de Panamá.

El jerarca confirmó a medios locales que se analiza la situación migratoria de cada uno. 

“El destino de cada migrante va mucho en función de sus características y es un proceso que se hace caso por caso", resaltó Del Rosario.

Las autoridades panameñas indicaron a EFE que estas personas son sometidas a un procedimiento de verificación sanitaria para evaluar su estado de salud, de seguridad y migración.

Asimismo se incluye un proceso biométrico para comparar información con bases de datos de Estados Unidos y otros países amigos a fin de tener un perfil de la persona y determinar si genera o no una alerta.

MEJOR PREPARADOS

 

Este viernes DIARIO EXTRA conversó con periodistas del canal Telemetro de Panamá. Según Leisy Cano, reportera de este medio, un grupo de migrantes llegaría a Costa Rica este sábado por mar y por la zona del Caribe.

La consulta se le hizo al ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, vía WhatsApp, quien no desmintió la entrada de migrantes e indicó que existe una preparación y estrategia, pero la vocería recae en la directora de Migración Raquel Vargas.

Según Vargas, mediante un audio que su encargada de prensa envió por correo (ya que no quiso contestar las llamadas a su celular), ellos no desconocen el tema y dicen estar mejor preparados que en 2015. 

“Para Costa Rica no es nuevo el fenómeno del tránsito de continental. Se ha diseñado un procedimiento especial para que el tránsito de estas personas por el territorio nacional sea controlado y seguro”, manifestó la jerarca.

Para ello afirma que a los migrantes se les aplica la biometría, es decir poder identificar perfiles de personas no deseadas, que son finalmente deportadas.

Vargas dijo que mantienen una comunicación constante con el gobierno canalero y descartó un cierre de la frontera, medida que sólo se aplicaría en un caso extraordinario.

“Costa Rica se encuentra mejor preparado que en el año 2015, antes no contábamos con planes, protocolos ni un proyecto específico de atención a esta población. 

Hoy contamos que esa plataforma para que estas personas tengan acceso a servicios fundamentales como salud y esto evita que un migrante que venga enfermo sea atendido para evitar procesos infecciosos, haciendo un tránsito seguro”, aseguró la directora.

 

PREOCUPACIÓN

 

Para el diputado liberacionista y presidente de la Comisión de Seguridad y Narcotráfico, Gustavo Viales, la preocupación con esta nueva ola migratoria pasa por la posibilidad de que Nicaragua cierre la frontera, como lo hizo en 2015.

“Hay una preocupación de las poblaciones en la frontera sur que van a recibir a estas personas, que no se tiene claro su estado de salud o si tienen antecedentes criminales, vienen niños que no se puede saber si vienen solos o con sus padres, es una situación compleja que el gobierno costarricense no tiene la capacidad de atender”, adujo Viales.

Álvaro Ramos, analista en temas de seguridad, manifestó que la llegada de esta nueva ola migratoria generaría una crisis con Nicaragua.

“Si esto fuera cierto (la llegada de los migrantes) podría crearnos una crisis con el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, que ya en el pasado rechazó el flujo de migrantes, generando crisis en zonas fronterizas como La Cruz, Paso Canoas y Tablillas”, explicó Ramos.

Entre noviembre de 2015 y marzo de 2016, cerca de 8.000 cubanos quedaron atrapados en el país, luego de que Nicaragua cerró la frontera y acusó al entonces gobierno Solís Rivera de generar una crisis migratoria regional.

 

 

Gustavo Viales

Diputado PLN

 

“En el tema migratorio el país sigue debiendo en relación a los controles y la garantía de que al país ingresen personas en estado migratorio irregular. Panamá está teniendo una crisis con cubanos y personas extracontinentales, donde según el gobierno están ingresando cerca de 500 personas diarias en situación irregular. Nos preocupa que se dé una situación similar a la ocurrida en el 2015, más aún cuando Nicaragua estaría bloqueando la frontera”.

 

Álvaro Ramos

Analista en seguridad

 

“Esa crisis migratoria podría ser explotada por la dictadura de Ortega-Murillo para provocar fricción con Costa Rica e internacionalizar el tema, lo cual sería muy negativo, por lo que hay que tener mucho cuidado con el manejo del tema”.

PERIODISTA: Bharley Quirós Navarro

CRÉDITOS: Fotos: tomadas de redes sociales

EMAIL: [email protected]

Sábado 16 Febrero, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA