Martes 19, Febrero 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Dama de compañía montó Asalto de $1,3 millones

Grupo de mexicanos robó 123 relojes a joyerías

  • La mujer aseguró ante el tribunal que era dama de compañía y conoció a un hombre que le pidió sacar las joyas de Costa Rica

  • El OIJ decomisó los mazos que los miembros del grupo utilizaron para dar el golpe

  • A los sospechosos los detuvieron cuando pretendían salir con los relojes por el Aeropuerto Juan Santamaría

Tres hombres y una mujer de nacionalidad mexicana enfrentan un juicio como sospechosos de conformar una organización llamada Los Mazos, a la cual vinculan con el asalto a dos joyerías en San José, donde robaron 123 relojes finos de diferentes marcas valorados en más de $1,3 millones.

Los cuatro se apellidan Ramírez Santacruz, Flores Casas, Mondragón Martiarena y Montes Ibarra, quienes fueron detenidos cuando pretendían salir del país por el Aeropuerto Juan Santamaría con el botín sustraído el 31 de octubre de 2017 en las joyerías Eurochronos en Multiplaza y Tiempo Global en Plaza Colonial, ambos en Escazú.

La primera en sentarse en el banquillo de los acusados fue Montes Ibarra, quien declaró ante el Tribunal de Pavas que fue la dama de compañía de un hombre que le pidió sacar unas joyas de nuestro país y llevárselas a México.

Esta mujer llegó por primera vez a Costa Rica el 23 de octubre de 2017, supuestamente a supervisar unos negocios junto con otro hombre de apellido Alvarado y el 30 de ese mismo mes salieron.

“Soy madre soltera de dos hijos, llevo 13 años trabajando en la administración de antros, bares y discotecas, era dama de compañía y tenía alrededor de una docena de clientes, hacía viajes de placer o de negocios en todo México, era gente discreta porque algunos estaban casados y pagaban todo. 

Me daban permiso en el trabajo porque eran clientes que dejaban mucho dinero. Conocí un hombre que me dijo trabajaba en construcción, me llevó a República Dominicana, un día antes de irnos para México me dijo que tenía problemas en su trabajo, que tenía que viajar a Costa Rica, por eso me dio más dinero”, narró.

Montes Ibarra agregó que el hombre no le permitía opinar sobre nada relacionado con su trabajo, sin embargo nunca la agredió.

“Visité varios centros comerciales donde hice compras, fuimos a comprar autos, estuvimos siete días, entramos en un lugar donde vendían armas de gas y el jefe las ocupaba para espantar animales, ya que le gustaba irse de cacería.

Un día antes de irnos me dio dinero para comprarles cosas a mis hijos, cuando llegaba a México me entregaba el pasaporte y el dinero, luego cada quien agarraba por su lado. Visitaba uno o dos días a la semana el negocio, llegaba acompañado de hombres, por esta gente conocí otro hombre”, acotó. 

 

ANDUVIERON BAILANDO

 

Esta mexicana de 34 años continúa su relato en forma relajada comentando que le presentaron a otro galán.

“Se dedicaba a comprar oro y la plata a buen precio para venderlos más alto. Me dijo que hizo compra de joyas en Costa Rica, para no pagar impuestos me pidió que se los sacara del país, que le salía mejor. También les dijo a mis dos amigos que están en la misma causa.

La primera semana de diciembre nos quedamos de ver en el aeropuerto y nos vinimos a Costa Rica. Cuando llegamos al hotel nos dijeron en recepción que nos habían dejado unos paquetes, subimos a la habitación y verificamos lo que era.

Pensé que eran alhajas, pero vimos que eran relojes. En la noche fuimos a un bar y cuando cerraron compramos más para tomar en el hotel hasta como a las 5 de la mañana”, detalló.

La mujer finaliza diciendo que en los viajes duraban entre 7 y 20 días, además que ella cobraba hasta $2.000.

De acuerdo con Alexander Mora García, representante del Ministerio Público, a los cuatro acusados se les decomisó importante evidencia.

“A Flores y Montes se les encontraron 12 relojes a cada uno; a Ramírez 13 y a Mondragón 86, uno de ellos con brillantes incrustados. Este último fue detenido en la vía pública en La Uruca. Todos hicieron una labor de inteligencia luego de llegar al país en pequeños grupos para no levantar sospechas.

Estuvieron en diferentes hoteles y luego visitaron las joyerías, donde con la cámara de un celular graban los movimientos haciéndose pasar por clientes, mientras que un hombre de apellido Alvarado compró 12 mazos y herramientas”, detalló.

Este grupo estaba conformado por 28 personas y según la Fiscalía operaba en países como Uruguay, donde con mazos rompían los vidrios de las vitrinas donde se exhibían relojes de finas marcas como Omega, Calvin Klein, Tag Heuer, Victorinox y Michael Kors, entre otras.

PERIODISTA: Manuel Estrada

CRÉDITOS: Fotos: David Barrantes

EMAIL: [email protected]

Martes 12 Febrero, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA