Lunes 19, Noviembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

No hay $6.800 millones para frenar el dólar

Pedro Muñoz*

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) no cuenta con cada dólar de las reservas netas internacionales para paliar el tipo de cambio, sin ponernos en graves aprietos. Hasta el momento, el BCCR le ha suministrado al Ministerio de Hacienda los dólares de sus reservas para pagar los vencimientos de deuda. Considero que esto no debe seguir siendo así, Hacienda debe más bien ir al libre mercado a comprar los dólares que necesite.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), existen dos “reglas generales” tradicionales que se utilizan para guiar la suficiencia de las reservas de cualquier país. Una es que deberían ser suficientes para cubrir tres meses de valor de importaciones y la otra es que puedan cubrir el 100 % de la deuda pública a corto plazo.

De acuerdo con datos del BCCR, el valor de las importaciones en el último año (de octubre del 2017 a setiembre del 2018) fueron en promedio de $1.369,0 millones al mes, y si lo multiplicamos por tres, el resultado nos da unos $4.107,0 millones. Por otro lado, el pasado lunes 5 de noviembre las reservas netas del BCCR fueron de $6.778,9 millones (dato más reciente disponible). 

Por lo tanto, en estos momentos, nuestras reservas cubren 1,65 veces ese parámetro, es decir 5,0 meses de importación aproximadamente. Si descontamos el préstamo de $1.000,0 millones obtenido el 9 de marzo del Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR), nuestras reservas cubren solo 1,4 veces el parámetro, es decir 4,2 meses de importación aproximadamente.

Esto quiere decir que Costa Rica por dicha todavía cumple con esta regla general, pero también significa que al Banco Central en realidad solo le quedan unos $1.672,0 millones (descontando la deuda) con los cuales poder jugar, sin colocar a Costa Rica en graves aprietos y no $6.800 millones como dice el título de la nota. Si tomamos en cuenta la regla de cuatro meses de valor de importación mencionada por el economista Gerardo Corrales en el artículo, el panorama no pinta mejor, la disponibilidad de divisas se reduce a tan solo $303,0 millones para cumplir la norma.

Esta es un tipo de regla, ahora hablemos de la otra. 

Según los datos más recientes del Ministerio de Hacienda, al 30 de setiembre del 2018, la deuda pública del Gobierno Central a corto plazo (i.e. que vence en menos de un año) suma unos $5.480,4 millones (1,7 % es externa y el resto es interna, de la cual una buena parte está en dólares).

Si realizamos la comparación con nuestras reservas sin contar con la deuda de $1.000 millones, estas cubren apenas 1,05 veces la deuda pública del Gobierno Central a corto plazo. Es decir, para seguir cumpliendo con la norma, al Banco Central le quedan solamente $298,5 millones con los cuales frenar el dólar sin exponernos a una crítica situación financiera y no $6.800 millones como dice el título de la nota.

Otro dato curioso que agrava la situación en la que estamos es que, ¡la deuda pública total a corto plazo aumentó unos $1.071,7 millones o un 24,3 % entre agosto y setiembre del 2018! ¡Un 99,9 % de este aumento en deuda interna!

Además, durante este pasado mes de octubre del 2018, a Hacienda le ha tocado pagar $727,3 millones de deuda, y durante los próximos dos meses le tocará pagar aún más: unos $758,0 millones ahora en noviembre y $1.170,4 millones en diciembre. Más del 99,0 % es deuda interna.

Desde el máximo nivel de reservas del 1° de abril del 2018, ya el Banco Central gastó $1.695 millones. ¿Cuánto más pensamos quemar? Ya volvimos a los mismos niveles alcanzados en diciembre de 2012.

La situación de las finanzas públicas es crítica, más de lo que hemos pensado, creído o aceptado. Avizoro duras medidas y sacrificios para retomar el rumbo perdido. Sugiero a la señora Ministra de Hacienda que solicite créditos de soporte (al FMI) y de largo plazo con las instituciones multilaterales (BID, Banco Mundial, BCIE) y que se deje de desestimular el mercado secundario de bonos del Estado. Sobre esto continuaré en otro artículo.

 

*Diputado Unidad Social Cristiana

 

PERIODISTA:

EMAIL:

Jueves 08 Noviembre, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA