Sábado 17, Noviembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Cabezas de Yanber en la mira judicial

Decomisan documentos en allanamientos, San José

  • Agentes judiciales ingresaron a las oficinas del Grupo Kineret, en Sabana Norte, donde decomisaron evidencia

  • Las autoridades judiciales siguen la pista sobre lo sucedido en la empresa

  • Gerardo Sandí, exgerente financiero, permanece en la cárcel acusado por estafa, quien aseguró sentirse desgraciado

La Fiscalía Adjunta de Delitos Económicos allanó tres viviendas, un bufete y las instalaciones de una empresa, como parte de las acciones de investigación sobre el caso “Yanber”.

Esta compañía mantenía una deuda de $56 millones con cuatro bancos del Estado, de los cuales alrededor de $37 millones corresponden a préstamos otorgados 7 meses antes de que solicitara un proceso para evitar declararse en quiebra.

Las autoridades judiciales procedieron con una serie de allanamientos mediante los cuales detuvieron al dueño de la empresa, Samuel Yankelewitz; al exgerente general de apellidos Soto Bolaños; el otro exgerente financiero, apellidado Paniagua Moya; y el exdirector financiero Brenes Chaves.

Las pesquisas continúan por lo que las autoridades judiciales allanaron las casas pertenecientes a los imputados Yankelewitz Berger, quien los cruzrojistas le chequearon la presión y el corazón, pero todo estaba bien y Yankelewitz Lev, ambas ubicadas en Santa Ana, y a Barboza Lépiz, en Escazú. También procedieron en las oficinas del Grupo Kineret ubicadas en Sabana Norte (de la cual es gerente Barboza) y el Bufete Consultores Jurídicos Especializados, en Los Yoses. 

Emilia Navas, fiscal general, agregó que el caso se investiga desde el 2016. Han realizado operativos en los cuales han obtenido pruebas para incorporar al proceso penal, seguido en el expediente 16-000054-0621-PE.

De acuerdo con la Fiscalía, en este caso se investiga el plan que habrían ideado las personas imputadas para obtener créditos millonarios en diferentes entidades bancarias y financieras, presentando información financiera falsa de la Corporación Yanber S.A. 

Para esos efectos, presuntamente los imputados Yankelewitz y Barboza, quienes conformaban el Comité Ejecutivo que se encargaba de la administración de la compañía, eran quienes ordenaban los ajustes en los estados financieros. Estos reflejaban una situación sólida con el aparente fin de inducir a error a los funcionarios bancarios que aprobaron los créditos. 

En el bufete se pretende ubicar prueba, pues fue el encargado de representar a Yankelewitz Berger en el convenio concursal (el objetivo de este tipo de convenios es evitar o establecer la quiebra de una compañía).

 

DESDE LA CÁRCEL

 

Gerardo Sandí Sandí, exgerente financiero de la empresa, acusado por estafa, permanece en la cárcel para adultos mayores, donde DIARIO EXTRA lo visitó.  

Este privado de libertad de 72 años y con un padecimiento ciático, trabajó 29 años en la empresa de manufactura de plásticos, donde pasó de estar en una oficina a convivir con personas vinculadas a delitos sexuales, donde dijo sentirse desgraciado. 

“Trabajé en la empresa de mayo de 1985 a enero del 2014; cuando me detienen el 14 de febrero del 2018 no era empleado, iba con mi pareja a cortarme el cabello cuando llegaron los agentes del OIJ quienes se llevaron mis dos computadoras y dos teléfonos celulares. 

He laborado 48 años de mi vida y ahora me siento desgraciado, la salud no es igual, la pensión no me alcanza. Mi pareja de casi 80 años está sola en la casa, ella me visita junto a mis tres hijos una vez por semana. Nunca tuve problemas con la ley”, recalcó.

Gerardo Sandí, agregó que la planta en San José es de 45 mil metros cuadrados, mientras las instalaciones antiguas miden 24 mil metros cuadrados, más otras propiedades.

“Estoy aquí por sospechas de que firmaba estados financieros y se mandaban maquillados a los bancos. Se entregó todo, aparte de los activos fijos de la empresa como terrenos y edificios. También toda la maquinaria, tanto en Costa Rica como en Panamá, Colombia y Nicaragua, así como las acciones que eran como ¢6 mil millones; actualmente está trabajando para pagar los gastos y a los proveedores”, manifestó. 

Agregó: “En el 2009 la situación en el mercado se puso muy difícil, exportábamos a 21 países, Samuel me pidió que me quedara un tiempo, hicimos un convenio por servicios profesionales y en el 2012 tuve discrepancias con él, se estaba endeudando con los bancos porque quería equipo de última generación, le dije que debía tener cuidado porque podíamos no pagar, situación que no le gustó para nada, me fue apartando y me despidió”, explicó.

Este aficionado a los números asegura que no le guarda ningún resentimiento a Samuel y por el contrario le agradece que le diera trabajo, lo cual le permitió mantener a su familia durante 30 años.

PERIODISTA: Manuel Estrada

CRÉDITOS: Fotos: Cristian Cartín y Jesús Ramírez

EMAIL: [email protected]

Miércoles 12 Septiembre, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA