Domingo 23, Septiembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Acnur trae refugiados a C.R. y les quita ayudas

Extranjeros denuncian abandono

  • Los migrantes irán hoy a las oficinas de Acnur en Rohrmoser a reclamar la ayuda y solicitar un trato digno

  • Estos recibos, sin personería jurídica, los emiten en las dependencias de Acnur

Un grupo de hondureños y salvadoreños se acercaron a DIARIO EXTRA para narrar las dificultades que enfrentan luego que la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), los trajo al país huyendo de amenazas políticas y de muerte, pero ahora los va a dejar en estado de indefensión al quitarles la ayuda económica con la que sobreviven.

Según explicaron los catrachos, ellos fueron amenazados de muerte en su país por partidarios oficialistas, quienes les dieron 48 horas para abandonar el ese territorio por ser simpatizantes del partido del exmandatario Manuel Zelaya.

Vivían en la zona rural del país, se fueron a la capital en busca de ayuda donde Acnur se las dio, trajo a Costa Rica a la familia completa, papá, mamá, y sus 2 niñas, una de 2 años y otra de 14.

Sin embargo, estando acá desde abril RET, un brazo humanitario del Acnur, les daba una ayuda económica de ¢150 mil para alquiler de casa, luego se los bajaron a ¢135 mil, además una ayuda de ¢34 mil por miembro familiar para comida.

Sin embargo, el viernes anterior los llamaron para informarles que a partir de noviembre no les darían más ayuda económica, por lo que tendrían que buscar los medios para sobrevivir.

“Lo que se nos viene a la mente es arriesgarnos y regresarnos a nuestros países, porque acá hemos tenido que andar detrás de ellos para que nos den el cheque (de casa y comida). Es todo un protocolo que se debe seguir en RET, hay que tener cita con los funcionarios, mandar el mensaje una semana antes para que esté listo el cheque y con todo eso ahora nos quitan la ayuda por lo que ahora no sabemos qué hacer pues no tenemos trabajo”, sostuvo la mujer.

Por su parte el esposo de esta hondureña, sostuvo que ha tenido que pedir dinero prestado a las mismas organizaciones para poder comprarles pañales a su hija menor, incluso dejaron de enviar a su hija de 14 años al colegio porque no tenían plata para los pasajes. Consideran que son utilizados dentro de un juego humano donde ellos son el comodín.

“A mí me prestaron dinero, me hacen un recibo, pero este no dice que es para pañales, ellos le ponen que es para ayuda médica, pero no para lo que realmente es”, confesó.

Incluso añadió que otros refugiados andan en Uber, reciben una buena cantidad de dinero y hasta a Panamá han ido a vender carros. Por el contrario, su familia hoy tiene que ver cómo paga el alquiler, pues ya el dueño de la casa les dijo que si no cancelaban los echaba a la calle hoy.

 

 SALVADOREÑOS 

 

Por otro lado, está una salvadoreña cuya familia vino por medio de la organización Cáritas, luego llegaron a Acnur donde les dieron la ayuda y ahora les dijeron lo mismo, por lo que en noviembre deberán buscar qué hacer.

“Me dijeron que como no había plata me comprara un paquete de harina y me pusiera a hacer empanadas para comenzar a producir”, señaló.

Esta mujer huyó de su país pues a su esposo las maras lo amenazaron de muerte, se vino con su hijo que tiene una discapacidad, pero tiene que dormir en un colchón inflable y a veces hasta en el suelo. “En ocasiones tenemos que privarnos de las tres comidas al día, cuando hay podemos dos, no encontramos trabajo, pese a tener permiso. Fui a varias sodas, pero no consigo nada, siento que les da miedo los migrantes. Cuando uno trata de alquilar casa, lo primero que preguntan es sobre la nacionalidad, dependiendo de donde uno viene le aplican la tarifa”.

Otra situación que los mantiene estresados es que no les da ayuda médica, porque les cobran y no tienen dinero para pagar. “Al menos yo recibo tratamiento para la presión alta, pero cuando voy a pedir ayuda me la niegan. Si pido dinero a la ONG me dicen que vaya y cotice, pero no me dan la ayuda”, sostuvo.

Ante la desesperación estas familias van a ir hoy al Acnur a solicitar una respuesta sobre su abandono y las humillaciones de las que aseguran ser objeto.

Recalcaron que no es posible que quienes los trajeron a Costa Rica simplemente se desentiendan de ellos.

PERIODISTA: Alexander Méndez

EMAIL: [email protected]

Martes 11 Septiembre, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA