Jueves 20, Septiembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

¿Qué es lo que pasa?

Página Abierta / José Calvo

Hay en La Nación del día 5 de marzo un artículo de Mohamed El Erian, que es un ataque al paradigma de libre comercio propuesto por el Consenso de Washington (El Erian es “jefe de asesores económicos en Alianz, expresidente del Consejo de Asesores Económicos de Obama, y autor de los libros The Only Game in Town: Central Banks Instability y Avoiding the Next Collapse”).

EL Erian no solo hace una censura al Consenso de Washington que animó la globalización, sino que también hace una crítica a la desigualdad que lo caracteriza, y al ataque que es contra la clase media.

 

El Erian dice que se perdió la confianza en el Consenso de Washington, y que no se prestó ninguna atención a la ciencia de la conducta (la que nos dice que la conducta de la gente cambia, haciendo obsoletos los paradigmas). Que las ventajas de la globalización se quedaron cortas en comparación con sus riesgos. Que no se advirtieron las consecuencias que el paradigma desechado tuvo en la desigualdad. Que el paradigma desechado fue defendido por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, y la Organización Mundial del Comercio. (Aquí en Costa Rica fue defendido por doña Anabel Gonzáles y el señor Ocampo, y por nuestros neoliberales; siempre genuflexos ante todo que proviene de Washington).

Dice El Erian que la profesión económica no llegó a elaborar una explicación integral de la conexión entre un sector financiero cada vez más grande y desregulado, y la economía real. Que no se comprende el avance de los grandes avances tecnológicos. Que no se prestó ninguna atención a la ciencia de la conducta.

El Erian hace otras críticas al paradigma del comercio mundial, pero yo me he limitado a las que yo mismo he hecho con frecuencia. Dice que no será fácil convenir en un paradigma sustituto. Yo digo que eso es imposible: principalmente por la arrogancia de los economistas, que no reconocen que lo suyo está sujeto a la conducta humana, y que esta cambia, convirtiendo a la economía en una ciencia social, una parte de la sicología, una ciencia que no es exacta, como es la física que no está sujeta a los gustos cambiantes de las personas.

 

Y hay otra razón fuerte para la lealtad a su paradigma: la complacencia, que - dice El Erián - se puede llamar más bien ignorancia… creen que puede haber un sistema perfecto, el de ellos, y que ese es ya definitivo.

Pero hay otra razón para que el crecimiento no se pueda restablecer: es ambientalmente insostenible. La especie humana de repente está gobernada por leyes superiores que no reconoce, y estas leyes son las que han provocado la crisis económica. Resultó que no sabíamos nada.

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 13 Marzo, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA