Lunes 12, Noviembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Sobre picaduras de insecto

Vida

Molestas, irritantes y casi inevitables, así son las picaduras de un sinfín de insectos, de las cuales no resulta sencillo librarse porque los ambientes en que es posible toparse con estos bichos abarcan casi todos los climas, estaciones, lugares y limitaciones que alejan a otras especies.

Puede entenderse con facilidad que resultan distintas las picaduras ocasionadas por mosquitos que las realizadas por otro tipo de insectos mucho más dañinos y contaminantes para el organismo humano, como por ejemplo la garrapata.

Lo peor es que, aun cuando haya mucha publicidad y productos que dicen resolver este problema, en realidad, si bien tanto la higiene adecuada del hogar, el dejar los recipientes de agua sellados y las periódicas fumigaciones ayudan a minimizar esta molestia, están lejos de erradicarla.

La siguiente es una guía para que pueda reaccionar en función de lo que considere oportuno, con respecto a las cinco picaduras más comunes, pues, aunque pueden parecerte similares, definitivamente no lo son.

- Abejas: Estas se caracterizan por un piquete brusco y moderado en dolor, pero que, generalmente, viene acompañado de hinchazón y en algunos casos de alergias capaces de requerir ayuda médica especializada.

- Avispas: Si somos picados por estos insectos fue porque se vieron en la necesidad de defenderse, tal vez debido a que sin querer se invadió su espacio, esto se traduce en una herida con hinchazón notable. Recuerde también que las avispas difieren de las abejas por tener la capacidad de realizar múltiples picaduras.

- Mosquitos: Normalmente no representan demasiado riesgo para la salud. Su característica principal es una pequeña molestia por la inserción de la aguja que el mosquito usa para beber sangre en las capas iniciales de la piel, y deja como evidencia un pequeño bulbo que suele disiparse en pocas horas o en algunos días, dependiendo de la intensidad, la repetición, el tipo de insecto y la reacción del organismo.

Como dato a destacar, existen conocidas clases de mosquitos que sí son nombradas por dejar más que una simple picada. Algunas de ellas son el dengue, chikungunya, malaria, fiebre amarilla, entre otras terribles enfermedades, aunque en menor medida.

- Pulgas y chinches: Son bastante comunes en cuanto a picadas en humanos se refiere. Y no hay por qué extrañarse demasiado, ya que es bien conocida la relación estrecha que existe con la interacción de animales tanto en lo rural como en lo urbano. Algunos como mascotas y otros con distintos fines (agrícolas, ganaderos, protección al ciudadano, etc.).

Las pulgas y las chinches son insectos realmente peculiares, sus picaduras no se limitan por la protección que suponen las prendas de vestir sobre la piel. Estos insectos realizan sus picaduras en repetidas ocasiones a través de la ropa hasta llegar a las capas de la piel. La saliva y las bacterias que contienen junto al impulso de rascarse que genera su picadura son lo que empeora todo y deja desde leves marcas hasta fuertes reacciones en forma de pequeños puntos rojos en la piel.

- Hormigas: Las heridas que dejan en la piel no son de peligro inminente y la grandísima mayoría está relacionada con un tipo específico: la hormiga roja. Se caracterizan por dejar un pequeño piquete en el medio del bulbo que produce la hinchazón que se forma inmediatamente después de ser mordido y, salvo en determinadas patologías y afecciones diagnósticas, por lo general, todo termina con un episodio más de simple molestia.

 

TRATAMIENTO

 

Los insectos efectúan picaduras o mordeduras que afectan nuestra piel. Es conveniente, antes de aplicar cualquier crema analgésica, realizar una limpieza y desinfección.

La mayoría de las picaduras de estos insectos producen solo problemas locales de leve consideración, consistentes en hinchazón, dolor, enrojecimiento y picor en la zona afectada.

Algunas personas, muy pocas, son muy alérgicas a las picaduras de algunos insectos, especialmente avispas y abejas. Tienen una reacción grave después de la picadura que consiste en tener inconvenientes para hablar o respirar, hinchazón de los labios y la cara, debilidad, mareo y, algunas veces, urticaria.

Se reconocen por la aparición de manchas rojas, ronchas o habones en la piel, que pican mucho. Este cuadro se llama anafilaxia y es tan grave que incluso puede provocar la muerte (en casos muy aislados). El tratamiento para las picaduras de insecto es localizado y bastante genérico. Requiere de la desinfección y de conocer la procedencia del insecto que picó para implementar ungüentos, cremas y, de ser necesario, bactericidas para neutralizar y eliminar los agentes que perjudiquen la salud de la piel y del organismo.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Miércoles 28 Febrero, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA