Miércoles 26, Septiembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Bronceadores y bloqueadores naturales

Vida

Un hábito muy común que no solo resulta antiestético, pues las manos toman un feo aspecto, sino que podría ser mucho más peligroso para la salud de lo que quienes acostumbran hacerlo pueden imaginarse, de modo que se torna vital parar lo antes posible.

 

- Están el doble de sucias que los dedos. Esto debido a que no solo recogen toda la suciedad, sino que la guardan debajo. Aunque se lave las manos, la mugre aún puede quedarse allí y luego, al morderlas, la traslada hasta la boca...

- Recolectan muchísimas bacterias. Según un experimento realizado por científicos turcos en 2007, a 59 personas se les analizó la boca en busca de bacterias que causan diarrea y vómitos, como la Escherichia coli, y el resultado fue alarmante: 76% de las personas que se mordían las uñas dieron positivo en esta bacteria.

- Este hábito puede dañar sus dientes. No solo es malo para la salud del estómago, sino que también puede dañar los dientes, ya que, cuando se muerde las uñas, los dientes entrechocan más de lo normal, lo que puede causar un daño significativo con el tiempo o incluso la pérdida de alguno de ellos. Además, si la uña termina cortándole el labio o la encía, las bacterias pueden entrar en la herida y causar incluso más problemas.

- Puede provocarle herpes. El 40% de la población adulta tiene herpes oral y, al morder las uñas, este se puede pasar a los dedos. Se llama blanqueamiento herpético. Notará fiebre, además de una sensación dolorosa y ardiente en la punta de los dedos. También podría desarrollar úlceras llenas de sangre que duran aproximadamente dos semanas.

- Podría sufrir envenenamiento por el esmalte. Si se muerde las uñas pintadas con esmalte, en realidad está ingiriendo las toxinas que este producto contiene.

- Este hábito produce mal aliento. Según estudios realizados, morderse las uñas lleva al mal aliento debido a todas las bacterias que se acumulan en la boca, porque esta está diseñada para descomponer una cierta cantidad de bacterias, que es para lo que sirve la saliva, pero no puede tratar con todas las cosas adicionales que se añaden de vez en cuando... como las uñas.

- Se puede formar pus. Las personas que practican esta fea costumbre a menudo pelan y mastican la piel a su alrededor. Al hacer esto, exponen los dedos a un mundo abierto de bacterias, lo que nunca es bueno. A medida que la uña y el área circundante se infectan, el pus comienza a acumularse. Hay un término científico para esto, llamado paroniquia infecciosa aguda. La única manera de curarlo es con píldoras o drenar todo el pus del dedo.

- Deforma las uñas. Morder la "matriz" de las uñas, que es la capa generativa de donde crecen, puede causar daño permanente. Puede conducir a uñas encarnadas crónicas (que son dolorosas) o incluso a deformidades en estas.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Miércoles 31 Enero, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA