Lunes 23, Abril 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Sobrevive a la muerte y pide justicia a gritos

‘Milagrito’: “No sé qué decirle al bebé porque papá mató a mamá y abuela”

  • La oreja le fue rebanada y ahora no puede dormir del lado derecho contó don Álvaro

  • El viudo enseñó las heridas en su espalda que le propinó su yerno a machetazos

  • Por ahora Arce Duarte tiene un 10% de pérdida en su capacidad motora y está a la espera de que se le practique una cirugía, pues las costillas le presionan el pulmón

Un año y cinco meses han pasado, pero   Álvaro Arce Duarte a sus 63 años permanece claramente afectado, sin poder dormir y deseando borrar el horroroso capítulo de su vida en el que terminó perdiendo a su esposa Mayela Gerardina Espinoza Rodríguez, de 47 años, y a su hija, Margarita Arce Espinoza, de 27, ambas asesinadas por su yerno, Eddie Vílchez, a quien no logra perdonar y el viudo aún se pregunta: “¿Por qué no pude matarlo?”.

“Me acuerdo que ese día íbamos a hacer un corral para unos pollos, yo pasé y vi a los niños llorando, él (Vílchez) discutía con mi hija. Yo no me meto en eso, pero ya los chiquitos llevaban rato llorando y los vi al final del pasillo, entonces me fui a decirles que no discutieran y fue cuando sentí el filazo en la oreja, cuando me di la vuelta porque tenía las herramientas en una bodega en el patio, fue cuando sentí el otro filazo, en la espalda, y cuando me acordé de que mi señora las había pasado para otro lado de la casa salí corriendo porque vi un martillo, pero fue cuando me tiró el otro filazo que me jodió tres costillas, las cervicales y la columna”, relató don Álvaro.

De acuerdo con el testimonio de este sobreviviente, su preocupación aumentó mientras estuvo internado en el centro médico San Vicente de Paúl. “Un doctor un día me llamó y me dijo: ‘Mirá vos vas a salir de aquí en silla de ruedas y no vas a poder caminar hasta dentro de 6 meses’. Yo le dije: ‘Jamás, yo le camino ya y me da la salida’. De hecho, una señora le dijo: ‘Este señor tiene una mente muy fuerte y si pudo llegar hasta acá, no lo dude’.

Fue cuando el doctor me vio caminar y me dijo: ‘Quédese ahí, voy a traer más médicos’. Y me dijo que si volvía y estaba en el suelo no me daba la salida, de lo contrario y me veía de pie, me la firmaba de inmediato, fue cuando me gané el apodo de ‘Milagrito’”, reveló.

Cada vez que don Álvaro piensa en Vílchez, ni su nombre puede pronunciar, el señor ahora solo pide justicia acá en la Tierra, pues en el Cielo dice que no sabe si lo van a perdonar, pero ya él quiere que el juicio acabe, porque todavía no tiene idea de qué le va a decir a Keylan, el menor de los hijos de Margarita, cuando le pregunte qué pasó con su mamá y su papá y tendrá que decirle: “Tu papá mató a tu mamá, a tu abuela y me quiso matar a mí”.

Por lo pronto el juicio entró en su recta final y hoy arrancan las conclusiones del debate, donde tanto Ministerio Público, como la defensa de Vílchez, deberán exponer sus alegatos para decidir la fecha de sentencia.

PERIODISTA: Alexander Méndez

EMAIL: [email protected]

Martes 28 Noviembre, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA