Domingo 24, Junio 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Insatisfacción laboral

Si bien estamos en tiempos cuando el aspecto laboral está bastante complicado, no existe nada más terrible, frustrante y desgastante que laborar donde no nos sentimos cómodos, ya sea porque no pagan bien, las tareas no son reconocidas o las relaciones con los compañeros resultan malas.

Conozcamos entonces las principales causas de insatisfacción laboral, porque no es lo mismo tener un empleo malo que sentirse miserable en el trabajo. 

• Anonimato: Más allá del tipo de empleo que tengamos, lo cierto es que a todo el mundo le gusta sentirse reconocido y elogiado por lo que hace. Cuando a un trabajador se le ignora, no se le felicita por una buena idea ni se le tiene en cuenta para ciertas tareas, es probable que no esté a gusto.

• Mala relación entre compañeros: Sin duda, un clima laboral “pesado”, la competencia desleal, los celos, la envidia o la falta de comunicación pueden ser la pesadilla de cualquier persona.

No llevarse bien con los compañeros ni con los superiores puede derivar en absentismo, bajo rendimiento, malas ideas, peleas y, por supuesto, insatisfacción laboral.

• Desconocimiento o irrelevancia: Todos necesitamos saber cuán importante es el trabajo que hacemos. No es una cuestión de egocentrismo ni de narcisismo, sino que de esa manera es más fácil poner todo nuestro empeño en conseguir mejores resultados.

Sentir que es lo mismo estar que no estar, pues nadie presta atención a lo que hacemos, que no hay conexión entre las tareas realizadas y el éxito de la compañía, puede ser motivo de desgano laboral. 

• Jefes autoritarios: Cuando un jefe es prepotente y desconsiderado o acapara todo el crédito de los resultados, aunque los demás hicieron el esfuerzo, es normal sentir insatisfacción laboral, igualmente si es esa persona la que contribuye a las peleas entre compañeros o exige más allá de las posibilidades de cada uno.

• Objetivos intangibles: Un empleado debería ser capaz de evaluar por sí mismo la contribución que hace a la empresa. Si esto no sucede, es posible que se sienta poco realizado.

Imposibilidad de promoción: Cuando la persona es ambiciosa y no desea quedarse siempre en el mismo sitio, pero su empleo no le permite ascender o conseguir promoción, seguro se siente insatisfecha. Porque no importa lo que haga o deje de hacer, se quedará estancada en el mismo puesto por años hasta que se habilite una vacante mejor.

Este desequilibrio entre lo que se quiere y lo que se consigue genera, sin dudas, frustración, poca productividad, ausencias repetidas y, por último, la renuncia.

• Sin sorpresas: Otra de las causas de insatisfacción laboral comprende estar en un sitio donde todos los días sucede lo mismo, en el cual las tareas sean monótonas y repetitivas.

• Cero creatividad: También podemos indicar como signo de insatisfacción laboral el hecho de no poder utilizar todas nuestras habilidades a la hora de realizar una tarea.

Dejar volar la imaginación en la oficina puede ser una buena manera de pasarla de maravilla, aunque sea por un rato. Si no tenemos esa posibilidad, es probable que nos sintamos autómatas.

• Aburrimiento: Si no hay nadie en tu trabajo que te haga reír o, al menos, que convierta las tareas en más llevaderas, es entendible que no estés feliz en ese lugar.

• Falta de energía: La mente no es la única que te avisa cuando no está satisfecha o feliz con una situación. Tu cuerpo también.

Quizás te cueste mucho levantarte por las mañanas, sin importar a qué hora te hayas acostado. Si retrasas el reloj despertador varias veces y no hay nada que te inste a poner un pie fuera de la cama, tal vez sea una señal de alerta.

Más allá del cansancio típico y normal de los días de semana, te darás cuenta de que es desgano laboral, porque no sucede lo mismo el sábado, el domingo, un feriado o durante las vacaciones. Si en esos casos tienes que madrugar no te será para nada difícil.

Se dice que todos deberíamos encontrar un trabajo que nos guste de verdad, porque solo entonces no tendríamos que trabajar ni un solo día, por supuesto que algo así no es precisamente fácil, puesto que, para poder vivir, muchas personas se ven obligadas a tener que llevar a cabo un desempeño profesional que no se ajusta a sus gustos, ni siquiera a sus valores.

No obstante, esto no debería ser así, ya que si hemos de pasar gran parte de nuestras jornadas en un entorno que nos es hostil y que vulnera nuestros principios, tarde o temprano acabará afectando nuestra salud emocional y, en consecuencia, también la física.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Viernes 27 Octubre, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA