Lunes 25, Septiembre 2017

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Este 15 de setiembre

Fernando Berrocal

Este 15 de setiembre, para ser honesto y con tantos nubarrones, no se me ocurre otra cosa que rendir homenaje a las dos más grandes conquistas de Costa Rica en el siglo XX y a los dos extraordinarios estadistas que lo hicieron posible: el doctor Rafael Ángel Calderón Guardia y don José Figueres Ferrer.

A Calderón Guardia le debemos la creación de la Caja Costarricense DE Seguro Social (CCSS) y la paz y la justicia social de este país. Nuestro sistema de seguridad social es lo que nos diferencia y singulariza de América Latina y hasta de los Estados Unidos y muchos otros países desarrollados y ricos. Aquella visión extraordinaria no ha sido superada y la universalización posterior de los servicios médicos y hospitalarios es un gran ejemplo a nivel mundial. 

A Figueres Ferrer le debemos la abolición del ejército, la democracia y la paz institucional que nos permite, en libertad, escoger a nuestros gobernantes, mediante el sufragio universal y secreto. Sin fuerzas armadas y sin gastos militares hemos construido un país ejemplar que invierte en educación pública y en seguridad social y no en armas y en gastos militares. Ese es el distintivo más importante, a nivel mundial, de nuestra esencial marca país.

Agregaría a esa cúpula de respeto y admiración la gran figura intelectual y política de Daniel Oduber, la creación de los parques nacionales y las políticas ambientales posteriores: un país verde con cerca del 30% de su territorio protegido y que es, igualmente, un ejemplo mundial de desarrollo sostenible en armonía con la naturaleza, como tercer distintivo que nos singulariza y diferencia en la comunidad internacional. Un sello esencial de Costa Rica.

Seguridad y paz social, abolición de las fuerzas armadas, instituciones democráticas fuertes y consolidadas que aseguran la libertad del sufragio, junto a una visión de la producción y el desarrollo sostenible en armonía con la naturaleza. A ese tríptico solo agregaría la libertad de expresión y prensa que se vive y practica en Costa Rica. Eso es lo esencial que debemos celebrar.

De esa esencia nacional y de los líderes que lo lograron con el apoyo del pueblo, en su momento histórico, es de la que nos debemos sentir profundamente orgullosos y respetuosos al celebrar este 15 de setiembre.

Por supuesto que queda un largo camino por recorrer y que en los últimos años y gobiernos esa visión del país que queremos la inmensa mayoría de los costarricenses se ha desdibujado, pero eso es parte de lo que también debemos asumir en estas celebraciones, como parte de un análisis profundo y crítico sobre lo mucho que tenemos que hacer los costarricenses para retomar el rumbo con renovadas energías, nuevas ideas y propósitos de bien nacional.

No es hora para desmayar, ni para aflojar, ni para caer en pesimismos o en un excesivo optimismo, fuera de contexto. Los 15 de setiembre, siempre, deben ser vistos como una fecha gloriosa de grandes inflexiones históricas y de nuevos y renovados propósitos y compromisos de bien nacional. ¡Que así sea!

PERIODISTA:

EMAIL:

Jueves 14 Septiembre, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA