Miércoles 20, Junio 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Los pezones femeninos y ¿masculinos?

Vida

Esta fuente de nuestro primer alimento es también un complemento erótico de los senos, pero al sacarlo de ese contexto terminamos con un pedacito de piel muy poco sexi y, por lo tanto, olvidado, lo cual no debería de ser, sino que, por el contrario, tenemos que conocerlo, observarlo y disfrutarlo, porque:

- Son una fuente de orgasmos: Investigadores utilizaron resonancias magnéticas para mapear la actividad cerebral alrededor de la estimulación de los pezones femeninos. Si se estimulan correctamente, la posibilidad de alcanzar un orgasmo es más que factible, tanto para hombres como para mujeres.

- No son tan sensibles como parecen: Pero a pesar de lo anterior no son la parte más sensible de los senos. Estudios han demostrado que la piel alrededor de la areola o la piel de la base de los senos es mucho más sensible para algunas personas.

- Son lo primero que aparece: Los pezones aparecen en el feto antes que cualquier órgano sexual.

- Glándulas de Montgomery: Los bultitos alrededor de nuestra areola se llaman glándulas areolares o glándulas de Montgomery. Son perfectamente normales y nada de lo que preocuparnos, a menos que cambien radicalmente de tamaño, forma o color.

Estas glándulas producen un aceite lubricante perfectamente normal (no todas las mujeres pueden verlo, para algunas no es visible). No los apriete, ellos funcionan sin necesidad de ayuda y abrirlos de más podría causar una infección.

- Todos tenemos vello alrededor: 99,9% de la gente tiene vellitos alrededor de los pezones. Es algo completamente normal y natural. Puede depilarlos o sacarlos con pinzas si no le gustan.

- Sangran como resultado de carreras largas: Uno de los grandes problemas que tienen los corredores de largas distancias o maratones es que les sangran los pezones como resultado del sudor y la presión contra la ropa. Esto lo tratan de evitar con vaselina y usando gasas o bandas alrededor del pecho para disminuir la fricción con la ropa.

- Pezones invertidos: Muchas personas nacen con los pezones al revés, es decir, están por dentro de su piel. Esto es una condición normal y puede arreglarse con cirugía, aunque es una cuestión 100% estética. Sin embargo, si siempre ha tenido los pezones viendo hacia afuera y uno se voltea, corra inmediatamente con su médico. Un pezón que se invierte de repente puede ser señal de cáncer de seno.

- Amamantar no siempre es fácil: Aunque es una actividad evolutiva que debiera darse de manera 100% natural, para la mayoría de las mujeres no es nada fácil y esto puede resultar en mucha frustración. Si está teniendo problemas para que la leche fluya o para que su bebé la tome, puede preguntarles a las enfermeras en un hospital, muchas veces es cuestión de técnica más que de biología. ¡No se desespere! No siempre es tan fácil como le han hecho creer los millones de mamás que han amamantado en la historia…

- Filtran fluido: Los pezones pueden filtrar fluidos, aunque no esté amamantando o embarazada. Esto puede pasar si los aprieta demasiado fuerte (como en una mastografía) o durante el sexo. Sin embargo, si nota algún fluido sin estimulación alguna, coménteselo a su ginecólogo en la próxima visita.

- Pezones erectos: Mucha gente piensa que los pezones erectos son señal de excitación, tanto así que han sido tema de inspiración para muchos artistas durante siglos. Sin embargo, la erección de los pezones se debe a muchos factores como el clima, la humedad, el roce con la ropa, incluso la emoción por algo que no necesariamente es sexual. Todo se refleja en los pezones.

- ¿Y los hombres? ¿por qué tienen pezones? Bueno, tal parece que la respuesta viene de la mano de la biología, sobre cómo los seres humanos nos desarrollamos en el vientre materno.

La clave está en que todos, los machos y las hembras, estamos construidos con el mismo plan genético; en el útero nos desarrollamos de forma ligeramente diferente y, sobre todo, tras alcanzar la pubertad.

 

EL PROCESO EVOLUTIVO DEBERÍA HABERLOS HECHO DESAPARECER

 

Durante las primeras semanas, los embriones masculinos y femeninos siguen exactamente el mismo modelo, esquema que incluye el tema que nos abarca, el desarrollo de los pezones. Sin embargo, a las seis o siete semanas de gestación, un gen en el cromosoma Y induce cambios que conducen al desarrollo de los testículos, el órgano que produce y almacena espermatozoides y produce testosterona.

Tras la formación de los testículos, el feto masculino comienza a producir testosterona a las nueve semanas de gestación, cambiando la actividad genética de las células en los genitales y el cerebro. Pero, para entonces, los pezones, como hemos visto, ya están ahí, aunque su desarrollo humano posterior haga que esta estructura vestigial no sirva para nada. Así pues, el desarrollo del ser humano explica por qué los hombres cuentan con pezones. El hecho de seguir contando con este rastro que no cumple un propósito evolutivo es porque tener pezones no es perjudicial para los hombres. No existe ningún coste orgánico por su presencia, de ahí que sigan ahí, aunque “no sirvan para nada”, biológicamente hablando. Además, únicamente porque los hombres no necesiten los pezones para nada no es una razón tan consistente a nivel evolutivo como para desprenderse de este rasgo. Y es que la selección natural no es tan pragmática como pudiéramos imaginarnos.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Viernes 21 Julio, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA