Jueves 18, Enero 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

“Me llevaron a estrenarme en un prostíbulo”

Sentimientos en Conflicto

Encuentre la respuesta a este caso en nuestra edición impresa de hoy (Foto archivo con fines ilustrativos)

CONSULTA: Estimado Profesor Corazón, a través de esta cartita deseo dar un consejo a quien le interese tomarlo y a la vez contarle algunas anécdotas. Primero quiero decirle que soy un viejo de 60 años, cuando era un niño mis papás nunca me hablaron de sexo, quizá no por malicia sino más bien por ignorancia, y como no quería quedarme con el clavo le preguntaba a mi mamá de dónde venían los chiquitos, ella me decía que los traía la cigüeña.

Lo que es la inocencia, yo creía que era cierto. Recuerdo que todo el año pasaba viendo para el cielo y nunca vi una bendita cigüeña para saber cómo se las arreglaba para cargar un bebé.

El caso es que ya en el colegio algunos compañerillos más jugados le iban abriendo los oídos a uno, en aquellos tiempos llevaban revistas para adultos de las que eran en blanco y negro, pero no eran de pornografía como las de ahora sino más bien de erotismo, pero para uno era algo nuevo y fascinante. Crecí y a los 18 años mi hermano mayor y sus amiguillos del barrio me llevaron a estrenarme en un prostíbulo.

Ese día comprobé que los senos no saben dulces, como me imaginaba, y que tampoco eran tan firmes como parecen. Me casé a los 24 años, tuve a mis hijos, ahora tengo nietos y recuerdo que en la escuela los maestros nunca nos hablaron de sexo, se limitaron a proyectarnos unas imágenes borrosas para conocer las diferencias entre el cuerpo del hombre y de la mujer.

Salí de ese salón tan ignorante como entré. Hay cosas que no veo bien, por ejemplo me pregunto por qué tienen que hablarles de sexualidad a los niños desde tan temprana edad, si ellos ni siquiera saben dónde están parados.

Más bien deberían reforzar la enseñanza de las matemáticas, las ciencias y otras materias que les cuestan para que no sean tantos los que reprueban y abandonan el sistema educativo después de las vacaciones de medio año o fin de año.

Es el colmo que las maestras les dicen cómo tener sexo seguro con el uso de métodos anticonceptivos a una edad en que se les da más información de la que necesitan y pueden procesar, luego las muchachitas salen embarazadas y los que pagan los platos rotos son los papás, que deben hacerse cargo de una criatura que no pidió nacer porque el padre por lo general es otro menor de edad que no trabaja.

Creo que el Ministerio de Educación debe frenar esa práctica porque en parte es el responsable de que estas chiquitas salgan embarazadas sin terminar los estudios y sin casarse, porque desde que están en la escuela les dicen cómo es el sexo y lógicamente ellos quieren experimentarlo.

Mi consejo, el consejo de un viejo, si es que les interesa, es que dejen a los chiquillos quemar las etapas de niñez y adolescencia, ya llegará el momento en que sean adultos y disfruten del sexo a su antojo. Profesor muchas gracias por darme la oportunidad de expresar lo que pienso. Atte., “Papá y abuelo”

Encuentre la respuesta del Profesor Corazón en nuestra edición impresa de hoy.

PERIODISTA:

EMAIL:

Sábado 24 Junio, 2017

HORA: 06:20 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA