Domingo 25, Junio 2017

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

“El amor de una madre es y siempre será único”

Sentimientos en Conflicto

Imagen con fines ilustrativos.

CONSULTA: Estimado Profesor Corazón, me llena de alegría saludarlo y expresarle mi enorme agradecimiento a su persona, pues hace pocos meses le escribí una carta a mi madre y usted la publicó en este espacio. En mi calidad de privado de libertad le había escrito una misiva a la mujer más maravillosa que ha habido en mi existencia, con un amor recurrente e incondicional que rara vez se repite, ya que el amor de una madre es y siempre será único.

Cuando le escribí a mi madre, ella se encontraba en la cama de un hospital, diagnosticada con un tumor en el cerebro y en fase terminal, aun así y tras un forcejeo que exigió un profundo sentido de voluntad, desde ahí ella pudo leer la misiva publicada gracias a que usted lo hizo posible. Huelga acotar que fue un momento muy emotivo, inclusive la Policía Penitenciaria me llevó a verla y despedirme de ella… pero no para siempre porque no es la muerte la que mata el alma, el alma muere solo si nosotros nos olvidamos de ella y mientras yo viva, mi madre también vivirá.

Se sabe que la vida es solo un instante en el tiempo, pero en ese instante en el tiempo en el que Dios me ha permitido tener a mi madre configura para mí toda una eternidad de un amor que trasciende la vida y la muerte, ese amor que es como la fosforescencia, brilla más cuando todo ha oscurecido. Aunque mi madre aún vive, ya no puede leer ni comprender el contenido de la presente misiva, pues se halla en la última fase.

No obstante, no me deja solo, detrás de un largo periodo de vida siempre estuvo junto a ella mi padrastro Walter Orozco Gamboa, quien en las buenas y también en las malas se ha mantenido incólume a su lado. A pesar de las últimas circunstancias tan adversas y difíciles por las que están pasando ambos, he de reconocer el amor incondicional que se habían jurado los dos “hasta que la muerte los separe”, por lo que aprovecho este valioso espacio para adular al hombre que ha amado y cuidado a mi madre, el que siempre ha estado ahí cuando ella más lo necesita, ya que yo desde mi celda en prisión, aunque es lo que más quisiera en estos momentos, no puedo estar ahí con ella, eso me llena de dolor e impotencia, pero hallo consuelo al saber que él está junto a mi madre, siempre atento a lo que necesita y siempre con un estado de ánimo dispuesto para con ella.

Por eso y mucho más le agradezco al hombre que está al lado de mi madre y a quien considero mi padre en el sentido amplio de la palabra. Gracias por ser tan especial y sobre todo un caballero. Estoy seguro que ella siempre nos mantendrá unidos como padre e hijo. Que Dios lo bendiga siempre y le deseo lo mejor que la vida ofrece. Así las cosas, mi amigo Profesor, me despido de este especial espacio de la forma más cordial que tanto usted como los lectores se merecen. Atte., Douglas Happer Peña.

 

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Foto archivo.

EMAIL:

Jueves 15 Junio, 2017

HORA: 06:13 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA