Miércoles 17, Enero 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

El eterno dilema de la hidratación ¿Aceites o cremas?

Vida

Sin duda hoy disponemos de una gran cantidad de opciones para el cuidado de la piel en general. Tanto hombres como mujeres podemos sin duda encontrar el producto que mejor resultado brinde a cada quien. Sin embargo, tanta oferta suele también generar algo de confusión pues muchas veces no se sabe a ciencia cierta qué será lo mejor para lograr un resultado favorable según sea la necesidad. 

Existen dos métodos usados masivamente para procurar lucir una dermis hermosa y saludable, las cremas y los aceites. Pero, ¿cuál es mejor?

Bueno, en realidad los conocedores coinciden en que dicha elección depende de la necesidad de cada piel, ya que cada persona debe encontrar su rutina ideal, porque definitivamente no a todas les sirve lo mismo, aunque en general ambos productos cumplen perfectamente su función: hidratar y preparar la piel para soportar las agresiones del día a día: sequedad, flacidez, falta de firmeza…

Así que entonces, lo primero sería conocer de qué se trata cada uno de estos productos. Las cremas son una mezcla de aceites y una fase acuosa, mientras que los aceites –como indica la palabra-, son tales o una mezcla de aceites sin agua”.

 

HUMECTAR
 O HIDRATAR 

 

Los expertos de indican que “los aceites no son hidratantes, sino humectantes”, o sea sustancias que absorben o ayudan a retener la humedad. Mientras que el hidratante restaura el agua de la piel. Una crema es humectante cuando actúa en forma de barrera protectora en la piel evitando la evaporación del agua que contiene el tejido. Por lo tanto si lo que se busca es hidratar la piel lo que se necesita es un aporte de agua y una crema sirve más. En cambio, cuando hablamos de humectación hablamos de una piel que necesita más nutrientes, y en general los aceites entregan más de ellos”.

Entonces, como “para gustos están los colores", te damos algunas pautas para que emplees mejor los aceites corporales, si es que eres de las que los prefieren a las cremas.

Los aceites sirven para las pieles muy secas y hay que aplicarlos de noche porque, como dejan la piel con una textura brillosa, no son buenos para el día a día. Además, uno a esa hora no necesita un acabado cosmético, sino que lograr la mayor regeneración de la dermis. En cambio, las cremas son más ligeras, perfectas para el inicio de cada jornada. Salvo las que son nocturnas, ya que igual son más densas.

Para empezar, hay que decir que no a todo el mundo le gusta la textura untuosa del aceite, sin embargo, no podemos negar sus múltiples virtudes. Además, si los aplicamos correctamente no tienen por qué resultar engorrosos.

 

LOS ACEITES

 

El secreto está en aplicar el aceite cuando nuestra piel está aún mojada. De esta forma se crea una película que favorece que el aceite penetre en la piel, prolongando la acción hidratante. Si después esperas unos instantes y te secas ligeramente con una toalla, podrás vestirte sin temor a manchar tu ropa. Una de las ventajas del aceite corporal es su gran variedad. Seguro que encuentras el aceite que lleva los ingredientes activos que necesitas. Usaremos algunos ejemplos como el de rosa mosqueta, pero puedes investigar sobre otros hasta dar con aquel que llene tus expectativas. Este en particular es un aceite hidratante, cicatrizante, capaz de aportar elasticidad a la piel, también es muy bueno el de almendras dulces, con gran poder de hidratación y excelente para zonas muy secas. Un truco para las que no soportan la sensación pringosa del aceite y prefieren la crema: justo antes de aplicarte la crema, cuando ya la tengas en la mano, pon unas gotas de aceite de rosa mosqueta en ella, mézclala y aplícatela como siempre. No notarás la textura del aceite y te beneficiarás de sus virtudes. Finalmente, sólo debes elegir una crema o un aceite de acuerdo a las necesidades de tu piel.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Jueves 23 Marzo, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA