Domingo 20, Agosto 2017

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

“Radioemisoras piratas” usurpan el espectro

Un estudio de Canara determinó de manera preliminar la existencia de 137 radioemisoras piratas en todo el país

 

En el país hay “radioemisoras piratas”, las cuales están ocupando un espacio ilegal en el espectro radioeléctrico, aspecto que tiene muy preocupadas a diversas instancias del sector radiofónico.

 

Estimaciones efectuadas por la Cámara Nacional de Radio (Canara) tras monitoreos realizados a lo largo y ancho del país revelan que hay más de 137 radioemisoras que operan de manera ilegal, cifra que es desconocida por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

 

Paso Canoas, Guápiles, Osa, San José, Acosta, Aserrí, San Carlos, Cañas, Liberia, San Vito, La Cruz, Santa Ana, Hatillo, Upala, Ciudad Neily, Tilarán, Pococí, Pérez Zeledón y Pococí son algunas de las zonas donde se han detectado radioemisoras ilegales.

 

Muchas de estas trabajan en diámetros muy cortos, como de 1 kilómetro, y son locales; otras tienen una cobertura más amplia, pues cuentan con equipos potentes que incluso “aplastan” o interfieren la señal de las emisoras legalmente constituidas.

 

Algunas operan en baja frecuencia de 30 a 100 vatios, que pueden trabajar en un margen de 1 kilómetro. La programación es muy regional y el tipo de programación es de índole religiosa, social, cultural, musical y comercial, entre otras.

 

En cuanto a los equipos solo basta tener una computadora, el programa, transmisores y antenas rústicas, las cuales no levantan sospechas.

 

¿EN QUÉ BANDAS ESTÁN?

 

Las frecuencias en las cuales trabajan son 88.1 FM y 88.3 FM, así como 107.1 FM y 107.9 FM, conocidas como “bandas intermedias”; es decir, usan las frecuencias que se encuentran al principio y al final de la banda, las cuales son empleadas mayoritariamente para las estaciones rurales.

 

Según explicó Gustavo Piedra, presidente de Canara, en la actualidad existen 104 radioemisoras legales en todo el país que tienen la concesión, permisos y pagan el canon de regulación.

 

La proliferación de las radioemisoras ilegales, enfatizó Piedra, va contra la ley, pues recordó que las frecuencias son un bien demanial del Estado, por lo que recalcó que “se debe cerrar la operación ilegal”.

 

Además explicó que de acuerdo con las normas internacionales, debe existir una distancia de 400 megahercios (MHz) entre una radio y otra para evitar las interferencias, aspecto que es incumplido por los ilegales, pues se ubican en 200 MHz, con lo que desordenan el dial.

 

Apuntó que de no tomarse cartas en el asunto, la situación en el país se volvería incontrolable y para ello citó como ejemplo Guatemala, donde existen 800 radios ilegales contra 120 que sí están en regla, por lo que la interferencia entre emisoras es alta.

 

“La Sutel tiene en sus manos el instrumento para hacer prevalecer el estado de derecho de los concesionarios. Debe ordenar el cierre inmediato porque es la usurpación de un bien dado; es decir, esto es igual que las personas que evaden el pago del impuesto, es un delito, es un perjuicio al Estado y contra los concesionarios que pagan impuestos y al amparo de la ley”, acotó Piedra.

 

MIGRAN CON FACILIDAD

 

Una de las características que presentan las radios piratas es que migran con facilidad de un frecuencia a otra, siempre dentro de las que son intermedias.

 

“Son radios intermitentes que operan ciertos días, están hoy en 88.1 FM y luego en 107.7 FM o en 107.9 FM, pues son piratas, por lo que ocultan sus rostros porque no están amparadas a la ley. En cantidad el hampa siempre es un montón, pero si hay ley que se hace valer podrán ir desapareciendo”, recalcó Piedra.

 

A su criterio la batalla a este tipo de negocios se puede lograr fácilmente, pues “lo que se necesita es que la Sutel se recoja las mangas y actúe”.

 

Añadió que “el dial es finito, tiene una cantidad de frecuencias que pueden operar para que no se haga distorsión o interferencia. Lo que está haciendo esta gente es un daño porque, primero, operan al margen de la ley, y porque necesitan obligatoriamente una concesión del Estado.

 

Si bien es cierto el espectro radioeléctrico es un bien mundial de la humanidad, son ondas que andan en el aire, pero obedecen a un ordenamiento establecido por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), que dice que para cierta cantidad de población debe haber una cierta cantidad de radios”.

 

UNO DE LOS PERJUDICADOS

 

Una de las entidades que se han visto afectadas con el “pirateo de frecuencias” es el Instituto Costarricense de Enseñanza Radiofónica (ICER), instancia que por decreto tiene las frecuencias 88.1 FM y 88.3 FM para desarrollar proyectos y programas radiofónicos educativos para las comunidades alejadas e indígenas.

 

Ronald Cubillo, coordinador del proyecto Emisoras Culturales del ICER, explicó que la entidad es de índole privada, se dedica a la enseñanza educativa de la población adulta y tiene 15 radioemisoras a nivel nacional, ubicadas en lugares muy alejados.

 

“Hay una emisora que es ilegal que quiso pasarse como si fuera una emisora cultural, entonces se denominaron Radio Cultural Cielos Abiertos Pococí.

 

No solo utilizó el nombre 'cultural' sino que usó nuestra frecuencia sin pedir permiso, sin decirnos nada, de un momento a otro llegó y comenzó a transmitir en 88.3 FM y empezó a cubrir con un montón de publicidad y eso no se puede, por lo que pegamos el brinco”, declaró Cubillo.

 

Esta situación motivó que se presentara en 2011 una denuncia ante la Superintendencia, la cual fue respaldada por Canara y el Comité Cívico de Cariari de Pococí. La Sutel en la resolución RCS-305-2012 confirmó los hechos, con lo cual declaró la acción con lugar.

 

“Ordenar a la radioemisora 'Cielos Abiertos' el cierre inmediato de sus instalaciones y cese definitivo de las transmisiones, así como proceder con una inmediata desinstalación de los equipos de transmisión”, se lee en la resolución RCS-305-2012, de la cual DIARIO EXTRA tiene copia.

 

Ante esto los representantes de Cielos Abiertos interpusieron un recurso de revocatoria y la respuesta de la Sutel fue declarar la acción sin lugar, así como se procedió a la anulación del acto administrativo tendiente al cierre de las instalaciones y al cese de las transmisiones.

 

“Remitir a la Dirección General de Mercados el presente asunto para que de conformidad con el inciso u) del artículo 31 del Reglamento interno de organización y funciones de la Aresep y sus órganos desconcentrados, determine si procede o no la apertura de un nuevo procedimiento administrativo sancionario (...)”, reseña la Sutel en la resolución RCS-179-2013, del 27 de mayo anterior, de la cual DIARIO EXTRA tiene copia.

 

“Llevamos dos años y esa radioemisora sigue funcionando. A Sutel no le da la gana cerrarla. No quieren proceder. (…) Cielos Abiertos sigue funcionando, después se fueron a 88.1 FM, también del ICE, y hoy están en la frecuencia 107.9 FM, que es la de Radio Bahía de Limón, lo que ocasiona un batido de frecuencias, pues no es ni una ni otra”, reclamó Cubillo, quien se mostró molesto y sorprendido por la reciente resolución de la Sutel, en la cual echa atrás en su orden de cierre y cese definitivo de las transmisiones.

 

Sobre los equipos comentó que el transmisor más barato con sus antenas y equipos no baja de $3 mil (¢1,5 millones).

PERIODISTA: Krissia Morris Gray

EMAIL: kmorris@diarioextra.com

Martes 04 Junio, 2013

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA