Miércoles 12, Diciembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Propósitos de año nuevo: Trabajar en un plan mínimo de desarrollo nacional

Iniciamos un nuevo año, hay ilusión de que las cosas sean mejores, que cada página del almanaque 2015 sea escrita con alegría, y Costa Rica alcance mayores niveles de desarrollo, logrando así que cada ciudadano tenga una vida más digna y más feliz. Es tiempo también de analizar qué podemos aportar para que la colectividad sea beneficiaria y protagonista de éxito en este año y que nuestro país siga siendo “el país más feliz del mundo.”


Para lograr este objetivo es indispensable que cada individuo haga un autoanálisis, pues se requiere un esfuerzo individual en todas las áreas: utilizar adecuadamente nuestros recursos naturales, desempeñar responsablemente el trabajo por el que se recibe un salario, cumplir con los deberes ciudadanos, etc.


Los estudiantes por su parte, deben estudiar con el deseo de aprender, no simplemente de aprobar materias, deben recordar que en pocos años ellos asumirán las riendas del país y que éste requiere profesionales y ciudadanos bien preparados. La ciudadanía en conjunto tiene el deber de demandar de los gobernantes el cumplimiento de las promesas preelectorales, de exigir a los diputados que cumplan su deber con la patria antes que con el partido y de exigir una adecuada rendición de cuentas a los jerarcas institucionales.


La mayor responsabilidad atañe a las personas que el pueblo designó para que rijan con sabiduría y justicia al país. Se requiere que guarden las banderas partidarias, enarbolen el pabellón nacional y asuman el papel que les corresponde: propiciar y fomentar el desarrollo y bienestar general. Su deber es respaldar y formular propuestas tendentes a hacer de Costa Rica un mejor país. Si los diputados se decidieran a cumplir con su deber, las trilladas expresiones “le dio un manotazo al avispero”, “le toca bailar con la más fea”, “ahora si se rompió el diálogo” no tendrían lugar en el recinto legislativo.


Consenso. Es preciso que los políticos tomen conciencia de que todos debemos luchar por el país y no por intereses personales. La lucha entre el Legislativo y el Ejecutivo debe desaparecer (en esta coyuntura el serrucho es una herramienta inútil), y como dijo Ghandi, “con el puño cerrado no se puede intercambiar un apretón de manos.”


Se requiere que entre esos poderes públicos se logre establecer una política de consenso en aras del beneficio nacional, sin que ello implique la renuncia al control político democrático y constructivo. El pueblo eligió a sus líderes con la esperanza de alcanzar un mejor futuro. Sin embargo la prevalencia de mezquinos intereses, la obstaculización a propuestas del Ejecutivo para que “el partido en el poder quede mal”, constituyen un desaire a la ciudadanía y una clara traición a la Patria.


Olvidan quienes así proceden que, además de que Dios y la Patria demandarán de ellos su iniquidad, quizá mañana ellos estén en el otro lado del gobierno y el daño que ahora le causen al país será irreversible y más grave en los próximos años.


Inicio de año, momento para reflexionar, corregir actitudes que dañan al país y recordar que la unión hace la fuerza y que la patria es de todos.


Cuando era una niñita mis padres me hacían cantar una canción que dice: Y si todos trabajamos unidos, unidos, que gozo será, tu trabajo es mi trabajo, nuestro trabajo es de Dios.


En este nuevo año pido a Dios que el Ejecutivo y el Legislativo se comprometan y trabajen con base en un plan mínimo de desarrollo nacional.

 

*Abogada

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 20 Enero, 2015

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Por: Ana Victoria Badilla V.

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA