Sábado 25, Junio 2016

Tipo de cambio

Compra: ¢ 540.33

Venta: ¢ 552.90

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Opinión

La Trocha: El elefante en el cuarto

Sucedió en Ginebra durante una de las sesiones organizadas por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el marco del Grupo de Trabajo de Composición Abierta sobre el proyecto de Declaración del Derecho Humano a la Paz.


Intervinimos como miembros de la Asociación Internacional de Juristas Demócratas, señalando los inconvenientes derivados de la inclusión de la cuestionada política de la “responsabilidad de proteger” dentro de dicha declaración. Fuimos la única representación en tocar el tema.


Terminada la sesión, el experto independiente Alfred de Zayas se acerca y nos indica a mi colega y a mí: “Ustedes han visto el elefante en el cuarto”. El señor de Zayas refería a que el tema de la “responsabilidad de proteger” era un problema tan grande, evidente y obvio, que nadie lo había visto o notado.


Ocurre de ocasión en ocasión que el problema está tan al frente de nuestras narices que no lo vemos. Como cuando no logramos encontrar esas llaves que tenemos en la mano o que están justo sobre esa mesa completamente vacía excepto por las llaves que uno no ve.


La Trocha 1856 tiene un elefante.


El elefante no es el hecho que, como según indica el Director Ejecutivo del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) en oficio GCTR-13-0850, “desconoce” la existencia de acto administrativo alguno que ordene la obra que el Conavi ejecuta.


El elefante no es que se han desperdiciado más de 22 mil millones de colones un una obra que no tiene acto administrativo que la autorice, controles, estudios o calidad alguna.


El elefante no es que se destruyó mucho más de lo que se iba a reparar, lo cual es ilegal.


El elefante no es tampoco que ante la consulta de quién ordenó la construcción de la Trocha, nadie sabe la respuesta.


El elefante es que el Decreto de Emergencia fue publicado el día antes de la sentencia de medidas cautelares de la Corte Internacional de Justicia que ordenó a ambos gobiernos mantener la zona despejada y abstenerse de enviar personal. Dicho lo anterior… ¡la emergencia dejó de existir el día después de publicado el decreto!


En otras palabras, el decreto de “emergencia” perdió toda su vigencia el día después de publicado, ergo, la Trocha nunca debió haber sido construida por haber cesado la situación material que daba fundamento al Decreto.


Luego de mucho luchar, finalmente se cursó demanda en el Tribunal Contencioso Administrativo contra el Decreto de Emergencia, habrá que esperar por los resultados, pero mientras tanto y para siempre el juzgador será la historia, mientras un elefante de “no emergencia” se pasea por la Trocha.


*Abogado.

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 14 Enero, 2014

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Por: Luis Roberto Zamora Bolaños

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA