Jueves 18, Julio 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Nacionales

Adultos mayores trabajan sin acceso a pensión y seguros

Tasa de informalidad es del 66% en ocupados de 60 años o más

  • Los índices de pobreza de las personas adultas mayores son más altos que en otros grupos poblacionales.

L

a tasa promedio de personas que tienen un trabajo informal en el país es de 38,7%, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), pero en adultos mayores sube al 66%.

Esto significa que de cada 100 ocupados 60,6 trabajan sin garantías sociales. La consecuencia es que no tienen acceso al seguro de salud, tampoco a una pensión de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ni a una póliza de riesgos del trabajo. 

Existen dos implicaciones por la situación: por un lado, demuestra que muchas personas llegan a esta edad sin todas las condiciones de vida resueltas, lo que las empuja a buscar otra fuente de ingresos; por otro, evidencia que el sistema laboral es incapaz de absorberlas en el mercado de trabajo formal.

Pero los datos no quedan allí. Para julio de 2022, había un total de 24.066 personas entre los 60 y 64 años, o sea, próximas a la jubilación, que no contaban con seguro, lo que representa el 8% de toda la población que se ubica en este segmento.

Sin embargo, la informalidad viene desde más atrás. Conforme la Encuesta Continua de Empleo del mes de abril de 2024, 1 de cada 5 desempleados en Costa Rica tiene más de 45 años. Para los expertos, esto presiona a las personas a buscar la informalidad en sus últimos años de vida profesional, lo que provoca que no tengan las cuotas suficientes para poder pensionarse y eso termina empujándolas a la pobreza en la tercera edad. 

 

SIN PLATA PARA LA VEJEZ

 

Alrededor del 30% de los adultos mayores no recibe pensión o recursos básicos para sobrevivir durante los años de vejez, así lo asegura la Superintendencia de Pensiones (Supen).

Lo anterior provoca que los índices de pobreza en dicha población superen el 20%, siendo uno de los sectores más golpeados por este flagelo.

De acuerdo con Andrea Monge, gestora del Proceso de Derechos Humanos de la Asociación Gerontológica Costarricense (Ageco), “muchas de las condiciones que se presentan a lo largo de la vida de las personas terminan afectando la situación económica en la vejez. Un ejemplo de esto, es la alta informalidad. Otra de las razones es que los ingresos por pensión no son los mismos que recibía cuando trabajaba”.

Para el INEC la edad promedio de los hogares por debajo de la línea de pobreza es más alta que la de aquellos que están por encima. En el primer grupo tienen en promedio entre 54 y 84 años, mientras que en el segundo grupo entre 53 y 75.

 

VIVEN MÁS AÑOS, PERO
¿EN QUÉ CONDICIONES?

 

El cambio poblacional ya es un hecho. Hoy hay más personas viviendo en el territorio nacional que tienen más de 60 años de edad que aquellas que cuentan con menos de 10 años. En total, hay 662.703 niños y 742.020 adultos mayores.

Las razones de esta distribución son dos. La primera es que el país viene en una tendencia creciente de la esperanza de vida: en 1960 los ticos vivían hasta los 60,4 años y en 2023 hasta los 77, a pesar de la pandemia de covid-19. 

Este crecimiento en la esperanza de vida tiene relación directa con las mejoras en el sistema de salud pública, lo que ha permitido evitar enfermedades que en el pasado eran terminales y que hoy son tratables.

La segunda razón tiene que ver con las expectativas familiares de los costarricenses. Para 1960 la tasa de fecundidad era de 6,71 hijos por cada mujer, en 1980 bajó a 3,59, recibimos el siglo XXI con 2,41 y en 2023 llegamos a 1,52. Menos de 5 hijos por cada mujer en un lapso de 60 años.

 

RÉGIMEN DE
PENSIONES EN RIESGO

 

Los cambios generacionales están poniendo en riesgo el sistema de pensiones, pues menos personas estarán cotizando para pagar las pensiones de otros. “De continuar con el modelo actual, el Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), administrado por la Caja Costarricense de Seguro Social, en un largo plazo no podrá brindar sostenibilidad a las pensiones que tiene a cargo en la actualidad”, indica la Supen.

 

SOLUCIONES INSTITUCIONALES

 

Según Monge, las soluciones se pueden presentar en dos vías. Por una parte, concentrarse en las personas que ya se encuentran en condición de pobreza organizando los recursos que existen, por ejemplo, desarrollando la red de cuido.

La otra vía sería trabajar para que quienes ingresan a la vejez no caigan a condiciones de pobreza. Para ello, indica Monge, es importante atacar la informalidad. Quienes posean un empleo en buenas condiciones, tienen menos posibilidades de ingresar a la pobreza.

PERIODISTA: Emmanuel Miranda Pérez

CRÉDITOS: Foto: Isaac Villalta

EMAIL: [email protected]

Sábado 15 Junio, 2024

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA