Sábado 13, Julio 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Sucesos

Misterio ronda muerte de privada de libertad

Mujer denunció agresiones policiales

  • Carolina Requene fue encontrada inconsciente en la cárcel y falleció en un centro médico

  • Centro de Atención Institucional Vilma Curling, conocido como Cárcel El Buen Pastor

La muerte de Carolina Requene, privada de libertad del Centro de Atención Institucional Vilma Curling, conocido El Buen Pastor, genera incertidumbre en la Asociación Ayudando a los Privados de Libertad y sus Familias.

Requene habría sido encontrada en una de las áreas de los baños de la cárcel, por lo que fue trasladada a un centro médico, donde falleció.

A la hora del recuento de las privadas de libertad la hallaron inconsciente, de acuerdo con Rafael Ángel García, activista de dicha asociación. 

DIARIO EXTRA consultó al Ministerio de Justicia y Paz sobre lo ocurrido a la reclusa e informó que maneja una versión de autoeliminación.

“Este miércoles, cerca de las 6:00 p.m., en el CAI Vilma Curling, una mujer privada de libertad de apellido Requene hizo un intento de autoeliminación. Al recibir la alerta, las oficiales de la Policía Penitenciaria, así como otras privadas de libertad, la abordaron e inmediatamente es trasladada inconsciente, de emergencia, a la Clínica Marcial Fallas, donde lamentablemente es declarada fallecida minutos después”, comunicó esa cartera.

El Periódico de Más Venta en Costa Rica intentó conversar con Andrés González Chacón, director del CAI Vilma Curling, sin embargo, tras la solicitud al despacho de prensa de Justicia y Paz, así como la petición afuera de la cárcel, no obtuvimos respuesta. 

 

ATAQUE

 

La privada de libertad fue atacada hace unos meses por policías penitenciarios, tras un altercado en una celda, de acuerdo con un recurso de amparo que se presentó contra el Ministerio de Justicia y Paz.

Tras ese ataque debió ser trasladada a la Clínica Marcial Fallas para recibir atención médica por las lesiones.

La reclusa afirmó que fue golpeada en la cabeza con una vara policial y recibió patadas en el abdomen y la rodilla, lo cual fue corroborado por Medicatura Forense.

Tras este caso, la Sala Constitucional ordenó a Justicia y Paz instalar un equipo de grabación fijo y portátil en El Buen Pastor para filmar, almacenar, registrar y documentar todas las intervenciones, requisas y recuentos que se lleven a cabo.

A partir de la notificación, dicha cartera tenía un plazo de tres meses para la colocación de las cámaras. 

Los magistrados solicitaron que los videos que se obtengan de las cámaras se deberán mantener en el sistema durante al menos un mes y en caso de ocurrir algún evento importante se mantendrá una copia de respaldo en un medio informático de almacenamiento independiente.

Además uno de los policías penitenciarios que habría golpeado a Requene fue reubicado del módulo.

Flor Calvo, abogada que llevó el recurso de amparo, aseguró que la última vez que vio a Requene no la reconoció porque las dos veces previas que estuvo con ella estaba hinchada a causa de la golpiza que recibió.

La noticia de su muerte le sorprendió porque la mujer le había manifestado que deseaba salir de la cárcel. 

“Estoy con el alma destrozada porque esta muchacha no merecía morir así (…) Ella quería salir, ella en ningún momento manifestó que tenía intenciones de morir, al contrario”, declaró. 

Además recordó que incluso intentaron atacarla cuando fue llevada a la Clínica Marcial Fallas tras la golpiza que recibió en la cárcel. 

 

INVESTIGACIÓN

 

El activista de la Asociación Ayudando a los Privados de Libertad y sus Familias indicó a DIARIO EXTRA que presentaron una solicitud de investigación formal a Justicia y Paz, con base en varias versiones que contradicen un posible intento de Requene de atentar contra su vida.

“La familia de la privada de libertad está solicitando una investigación preliminar administrativa para ver si realmente fue un suicidio o un asesinato, ya que la privada de libertad se encontraba en perfectas condiciones. La madre nos informa que Carolina en reiteradas ocasiones le dijo que ella sabía que la querían matar”, se lee en la solicitud.

De acuerdo con García, además de la solicitud de investigación, la familia valora interponer una denuncia por lo ocurrido a Requene. 

“Por esa razón se pide una investigación para ver realmente cómo fueron los hechos, ya que la privada de libertad Requene nunca presentó deseos de quitarse la vida, al contrario, estaba muy feliz el viernes de ver a sus hijos”, añade la solicitud de la oenegé.

Además explicó que harán todo lo necesario para que se llegue al fondo de este hecho ocurrido dentro de las instalaciones del centro penitenciario.

El activista señala que ante las dudas de lo acontecido trabajan en la denuncia administrativa y judicial para apoyar a la familia de la ahora occisa.

“¿Por qué pensamos que pudo haber sido un asesinato? La privada de libertad presentaba problemas de convivencia con otras privadas de libertad, ya había sido amenazada por otras compañeras, y cuando una privada de libertad se encuentra sin vida en uno de los baños por la Policía Penitenciaria, lo más normal es que se realice una investigación porque en otros casos privados de libertad han asfixiado a compañeros o compañeras y han colgado su cuerpo sin vida en los baños para aparentar otra muerte”, explicó. 

 

FAMILIA

 

El Periódico del Pueblo conversó con María Requene Flores, madre de la privada de libertad, quien aseguró que la noticia la tomó por sorpresa porque hace pocos días visitó a su hija.

Esa visita fue de emergencia porque la privada de libertad quería decirle a su madre que tenía la sensación de deseaban hacerle daño e incluso matarla. 

“Ella me dijo: ‘Yo quería hablar con usted de algo muy serio’ y empezó a contarme que la querían matar, que sentía eso, que tenía miedo de las autoridades y las reclusas”, relató la señora.

Debido a la percepción de sentirse amenazada, Requene pidió ser trasladada del Módulo B3 a Máxima Seguridad, donde se sentía más segura. 

De acuerdo con versiones que una reclusa le dio a doña María, el cuerpo de Requene presentaba algunas quemaduras antes de que la encontraran inconsciente. 

“Ella no me había dicho nada. Cuando yo la fui a visitar andaba con una blusita y un short, pero no tenía ni las orejas ni los hombros quemados. Eso no pudo haber pasado antes de la visita, pasó después de la visita”, asegura la madre.

Agregó que la intención de su hija era salir de la cárcel para estar con sus tres hijos, por lo cual le sorprende lo ocurrido.

“Todas las personas a las que usted les puede preguntar le dirían que Carolina jamás se iba a matar, jamás”, afirmó. 

La intención de la familia es que se llegue hasta las últimas consecuencias por lo ocurrido a Carolina porque consideran que existen muchas dudas en torno a su muerte.

Por último, la señora dijo que esperan les entreguen el cuerpo de Carolina en la Morgue Judicial para realizar las honras fúnebres y una posible incineración. 

 

OPINA

Rafael Ángel García

 

Activista de la Asociación Ayudando a los Privados de Libertad y sus Familias

 

“Se está pidiendo una investigación para ver realmente cómo fueron los hechos”.

 

PERIODISTA: Allan Madriz

CRÉDITOS: Fotos: Mauricio Aguilar/Cortesía

EMAIL: [email protected]

Viernes 14 Junio, 2024

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA