Lunes 24, Junio 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Opinión

Que el Estado pague

Editorial

“Llevan razón los sindicatos, en representación de los trabajadores, y los empresarios, a nombre de los patronos, cuando nos dicen: ‘Un momento, ¿para cuándo el Estado?’”.

 

De nuevo surge el debate acerca de la necesidad de hacer cambios en el sistema de pensiones, pues para nadie es un secreto que este no es sostenible en el tiempo.

Creemos que abrir este tipo de foros va en la línea correcta, lo que parece inaceptable es que otra vez se mire hacia los trabajadores y los patronos para dar más oxígeno al Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

¿Y el Estado? ¿Es que acaso se nos olvida que tiene una deuda de ¢3,7 billones con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), de la que un 17,79% corresponde al IVM?

Estamos hablando de que a la fecha el Ministerio de Hacienda adeuda ¢661.000 millones, pero de eso nadie dice nada, al amparo de que las autoridades no confían en los propios números de la dirección actuarial de la Caja.

Llevan razón los sindicatos, en representación de los trabajadores, y los empresarios, a nombre de los patronos, cuando nos dicen: “Un momento, ¿para cuándo el Estado?”.

Son justamente estas dos patas del banco las que han llevado el mayor peso de las últimas reformas y, antes de conformar cualquier propuesta, deberíamos limpiar la casa.

Eso implica el empezar efectuando un balance de cómo se han dado los ajustes y que se inicie de cero, es decir, en un escenario donde todos los actores tengan cero deudas.

De lo contrario, es difícil pedir a los sectores que se sienten a negociar, dado que no estarán en igualdad de condiciones. Por ahí debería empezar una reforma.

Parte del problema es que, bajo el esquema actual, o se bajan los beneficios, o se eleva la edad de pensión o se aumentan las cuotas. No hay otra forma de solución.

Claro que resulta un tanto sorpresivo tomando en cuenta que no hace mucho la CCSS hizo modificaciones en la edad de retiro y los beneficios. Esto hace que la gente se pregunte qué está pasando.

El país requiere de una reforma real, no de un parche y esto último es lo que hemos estado viendo, por eso cada cierto tiempo hay que hablar de nuevos ajustes.

Cualquier medida que se tome será impopular, de eso no cabe ni la menor duda, más cuando se planea enviar la reforma en 2025, cuando estemos casi en la próxima campaña electoral.

E insistimos en que la discusión debe empezar cuando la cancha esté pareja: el Estado debe asumir su deuda con la Caja y con la sociedad costarricense.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Sábado 18 Mayo, 2024

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA