Sábado 18, Mayo 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Sucesos

Meteorología influye en delitos e investigaciones

Condiciones del clima son factores determinantes

  • La meteorología es esencial en la entomología forense porque constituye parte del análisis que se hace en muchos casos

  • La entomología forense se apoya en la comprensión de cómo la temperatura influye en la actividad, oviposición y sucesión de insectos en un cadáver

  • Luis Fernando Burgos, uno de los defensores públicos más reconocidos del país, en julio de 2006 fue detenido por matar a su esposa

  • El cuerpo de Maureen Hidalgo lo hallaron en un barranco en el lugar conocido como Las Vueltas de Macho Chingo, en Atenas

En las investigaciones, la lluvia y el sol son detalles que, aunque parecen pasar inadvertidos, pueden llegar a ser de gran relevancia para entender mejor las investigaciones criminales.

Muchos creen que el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) solo brinda pronósticos del tiempo, pero también cuenta con un departamento de información que da certificaciones del tiempo para contribuir con las investigaciones forenses, así como otras relacionadas con accidentes.

Así lo confirmó Keylin Calderón, del departamento de Información del Instituto. 

“Nos envían las coordenadas geográficas de las zonas de interés, nos piden datos de diferentes variables meteorológicas, como temperatura, precipitación y humedad relativa en una zona determinada. No sucede solamente con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), sino cuando hay accidentes aéreos”, declaró.

 

CIENCIA FORENSE Y LAS CONDICIONES CLIMÁTICAS

 

La ciencia forense se encuentra constantemente en la búsqueda de métodos precisos para determinar el intervalo post mortem (después de la muerte) con mayor exactitud. 

En este contexto, la temperatura funciona como un elemento clave en disciplinas como la patología y la antropología forense. 

No obstante, su importancia trasciende estas áreas y se extiende a la entomología forense, donde desempeña un papel igualmente vital.

La entomología forense, que es el estudio de los insectos en relación con la evidencia legal, se apoya en la comprensión de cómo la temperatura influye en la actividad, oviposición y sucesión de insectos en un cadáver. 

Específicamente, la temperatura puede incidir en el desarrollo de los insectos que se alimentan de tejidos en descomposición. 

La necesidad de una recolección precisa de datos de temperatura, ya sea a intervalos diarios, horarios o múltiples, constituye un aspecto crucial en la investigación forense. 

Su comprensión y aplicación adecuada son fundamentales para mejorar la precisión de las investigaciones forenses en todo el mundo.

Para comprender mejor el tema y la importancia de la meteorología en las investigaciones forenses, El Periódico del Pueblo conversó con John Vargas, biólogo y perito del Poder Judicial.

“La meteorología es esencial en la entomología forense, es parte del análisis que se hace en muchos casos”, explicó.

De acuerdo con el experto, las moscas depositan los huevecillos casi de forma inmediata cuando la persona muere, sin embargo, la vida de las larvas puede variar según las condiciones ambientales. 

La misma especie en Puntarenas puede durar un tiempo diferente en comparación con la Gran Área Metropolitana o las montañas en Coronado.

“Según el principio, la colonización de los cuerpos por parte de los insectos se da solamente en condiciones diurnas, entre 6 a.m. y 6 p.m. aproximadamente, porque hay una época del año. 

Está documentado en la literatura que hay colocación de huevos en la noche, pero en condiciones muy específicas, cuando hay un cuerpo con luz artificial permanente”, manifestó.

 

CASO BURGOS

 

Uno de los casos que recuerda el perito fue el de Maureen Hidalgo, esposa de Luis Fernando Burgos, uno de los defensores públicos más reconocidos del país y quien en julio de 2006 fue detenido por matar a su esposa. 

El cuerpo de Hidalgo lo hallaron en un barranco en el lugar conocido como Las Vueltas de Macho Chingo, en Atenas.

“En el caso Burgos determinamos un periodo de colonización entre las 6 a.m. y mediodía de un día específico. Eso en términos de entomología significa que la persona pudo haber estado muerta desde el periodo nocturno anterior. Todo ese tiempo de muerte se toma en cuenta”, añadió.

Se debe recordar que el cuerpo de Hidalgo estuvo envuelto en bolsas por tres días hasta que Burgos se deshizo de él.

Sin embargo, un alambre de púas rompió la bolsa y el cadáver quedó expuesto. Tras días de lluvia las moscas no habían puesto los huevecillos, por lo que se determinó que el día que colonizaron fue cuando lanzó el cuerpo.

Esto fue de gran relevancia porque se pudo relacionar los testimonios de las personas en el juicio y se comprobó que Burgos días antes mató a su esposa y envolvió el cadáver para no dejar rastros. 

 

LOS DELITOS Y EL CLIMA 

 

DIARIO EXTRA habló con Gerardo Castaing, criminólogo y exdirector del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), sobre cómo la meteorología juega un papel importante también para los delincuentes que aprovechan el clima para cometer ciertos delitos.

Desde su experiencia, mientras estuvo en la policía judicial hubo una banda de ladrones que aprovechaban el invierno y los fuertes aguaceros para robar en casas o asaltar.

“Ellos se desplazaban en el momento del aguacero, digamos, cuando estaba la lluvia lo más fuerte, entraban a las casas y ahí robaban, hubiese personas o no.

Por ejemplo, lo que nos dijo uno de esos criminales es que para ellos era más seguro aprovechar los días de lluvia para ingresar a la casa porque así no había reacción de vecinos.

Tampoco había detección para que ubicaran placas del vehículo o características de este, así como las características de ellos, luego la huida del sitio era más fácil”, expresó.

Según Castaing, desde otra perspectiva, estimaciones han hecho ver que en los climas más calientes se cometen delitos más violentos y en los más fríos delitos de menos intensidad como estafas y extorsiones.

El criminólogo enfatiza que no es que no se produzcan otros delitos, pero si se dan es relativamente en menor porcentaje que en las zonas calientes.

“Una vez hablando con un médico me dijo que esto puede ser porque hay un estímulo en el cerebro e incluso en todo el organismo, porque en las zonas calientes los órganos, las venas y arterias, todo se expande más. En apariencia hay una tendencia a que las personas reaccionen de forma más violenta en el clima caliente que en el frío”, comentó.

El exdirector del OIJ explica que estas son estimaciones que hacía cuando trabajaba en este tipo de casos. Para él en un clima caliente las personas se vuelven menos tolerantes, mientras que en uno frío mantienen más la calma y solucionan los problemas de otras formas, incluyendo los delitos. 

“Yo atendía una zona aquí en Tres Ríos y se empezó a dar una situación de que asaltaban las casas y había personas dentro. Los delincuentes se metían en las noches, golpeaban a la gente y eran muy violentos. Eso ocurría en verano, en invierno casi no tuvimos casos de esos. A través de unos análisis llegamos a esa conclusión”, finalizó.

 

Gerardo Castaing

Criminólogo y exdirector del OIJ

 

“En apariencia hay una tendencia a que las personas reaccionen de forma más violenta en el clima caliente que en el frío”.

PERIODISTA: Joselyn Pacheco

CRÉDITOS: Fotos: Cortesía

EMAIL: [email protected]

Lunes 15 Abril, 2024

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA