Lunes 15, Abril 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Sucesos

Conozca los 10 ríos con más cocodrilos en Costa Rica

Habitan en ambas vertientes

Los expertos consideran que no hay una sobrepoblación de estos reptiles

A lo largo y ancho del territorio nacional es posible encontrar cocodrilos, esto quiere decir que habitan tanto en la Vertiente del Atlántico como en la del Pacífico.

La zona que tiene mayor densidad poblacional corresponde al gran humedal del Tempisque y a humedales que están en Guanacaste. 

Asimismo, hay poblaciones importantes en el Caribe Central, en el Caribe Norte y el Pacífico Central, específicamente en el Tárcoles.

Uno de los mitos que se manejan es que en el territorio nacional hay una sobrepoblación de estos reptiles y que por eso se reportan más ataques a humanos.

Sin embargo, esto es totalmente falso, así lo comentó Iván Sandoval, académico de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional, quien conversó con El Periódico del Pueblo. 

“Primero hay que decir que no hay una sobrepoblación, lo que hay son poblaciones de cocodrilos que se están recuperando. Si hubiese sobrepoblación tendríamos indicadores ecológicos muy claros en el ambiente”, declaró.

 

¿CÓMO SE SABE QUE NO
HAY SOBREPOBLACIÓN?

 

Uno de los indicadores de que no hay sobrepoblación es que los reptiles no están peleando por espacio, ni por recursos como alimentos o hembras.

Por el contrario, lo que han visto los expertos es que el cocodrilo al ser una especie oportunista está aprovechando los recursos que muchas veces las comunidades humanas les brindan.

ACCIDENTES

 

Últimamente se han registrado incidentes con estos animales, no obstante, las razones de que esto suceda es porque la gente vive cerca de las márgenes de los ríos y además tienen perros, gatos, gallinas y cerdos.

Estos animales domésticos se pueden convertir en presas fáciles de estos reptiles, por lo que se genera una correlación entre la presencia humana y la densidad poblacional de cocodrilos.

“En el país se han reconocido cerca de 80 incidentes desde 1980. En 1988 tenemos 80 ataques, de los cuales 57 fueron no fatales y 23 fueron fatales, teniendo uno o menos de un incidente por año. 

En los últimos dos años este promedio sí se ha incrementado más o menos a 2,5 incidentes por año”, añadió el biólogo.

El caso más reciente que se registra en el país es el de José Samuel Cruz Rivas, nicaragüense de 65 años, quien falleció tras ser atacado por un reptil cuando estaba sacando agua del río Térraba para regar sus plantas. 

Lamentablemente el cuerpo del adulto mayor fue hallado 2 kilómetros río abajo del lugar donde lo atacó el animal. 

CONSEJOS PARA EVITAR ATAQUES

 

Respecto a las recomendaciones para evitar un ataque de cocodrilo, Sandoval considera que la principal es no ingresar e interactuar con el reptil, ni entrar en su hábitat y el conocer muy bien la información de su ciclo reproductivo. En el ciclo reproductivo las hembras son muy territoriales e intentan proteger sus nidos, muy por encima de los machos.

Por esa razón, a pesar de que algunos de estos lugares son turísticos, no hay que ingresar a ese hábitat para evitar accidentes que puedan terminar en una tragedia. 

 

IMPORTANCIA DE ESTOS REPTILES

 

Según el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), las de cocodrilos son consideradas especies clave por su efecto positivo en el ambiente, gracias a su actividad mantienen la estructura y función de los ecosistemas.

Entre sus funciones están la depredación selectiva de peces, reciclaje de nutrientes y mantenimiento de la humedad en refugios durante las épocas de sequía.

Además son los mayores depredadores en su hábitat y se cree que son afectados por la pérdida de su hábitat, cambios en el uso del suelo, contaminación de las aguas y cacería en toda su zona de distribución. 

DIARIO EXTRA consultó sobre este tema a Juan Carlos Bolaños, catedrático jubilado de la UNA, quien también es experto en cocodrilos.

Aseguró que hay una gran apatía por parte de Ministerio de Ambiente y Energía respecto al manejo de la especie.

“El Ministerio de Ambiente y Energía se burla de los esfuerzos de los investigadores y de la angustia de la población que no sabe cómo manejar este tema”, manifestó.

PERIODISTA: Joselyn Pacheco

CRÉDITOS: Foto con fines ilustrativos

EMAIL: [email protected]

Sábado 24 Febrero, 2024

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA