Domingo 14, Abril 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Deportes

De cuidar canchas a ser árbitro y ahora policía

La historia de Marvin Amores

  • Amores como policía junto con sus sobrinos.

  • Marvin en su época de árbitro.

Estuvo 30 años como silbatero. Empezó ganando ¢15 por partido.

Los que ya peinamos canas recordamos como allá por la década de los 80 y 90 había un árbitro de apellido particular, que hasta tuvo participaciones internacionales. Hablamos de Marvin Amores, quien ahora ha vuelto a los estadios, pero en trabajos policiales debido a su otra pasión. 

Estuvo como silbatero desde 1980 hasta 2001 y su inicio fue muy curioso.

“Yo cuidaba la cancha de Cristo Rey en San José, era el guarda y hablaba con los árbitros. Cuando me venían a pedir si se podía utilizar la cancha yo les decía que no, que estaba mala, ellos se iban, cobraban su dieta y al llegar los equipos me decían: ‘diay Amores, por qué no pita usted’, les decía que sí y en ese entonces me ganaba ¢15 por partido”, recordó.

Las oportunidades se siguieron presentando hasta que arbitrando un partido donde jugaban funcionarios del Ministerio de Hacienda lo vio el exárbitro Luis Bernini y lo invitó a que hiciera un curso, así empezó en 1980.

Ya en 1982 le dan un partido de promesas, en 1984 uno de segunda división y en 1986 pita en primera, para 1994 recibe el gafete de FIFA y se retira en 2001. Era central, pero también asistente, hasta que FIFA indica que se decida por una labor y prefiere ser central. 

Dice saber el por qué está tan mal el arbitraje de nuestro país, “se comenzó a traer a exárbitros que lo que pensaban era llegar a sacar venganza, provecho y apoyar a un grupo que tienen ellos y ahí el fracaso”. 

De su paso a ser policía recuerda que fue en 1994.

“Abren una plaza en la Unidad Preventiva del Delito y desde ahí me hago policía. Ahora estoy en la Reserva de las Fuerzas de Policía; es decir que estamos con todas las Policías”, dijo.

A su criterio, dirigir un partido y ser policía son funciones similares en las que se debe aplicar la Ley.

“Hay ventaja de haber sido árbitro porque uno comprende el carácter de las personas y cómo tratarlas. Unas veces hay que hacerlo con firmeza y en otras ser más flexible”, indicó. 

Recuerda como anécdota que: “una vez estaba pitando un clásico y el narrador Manuel Antonio “Pilo” Obando (qdDG) dijo: ‘y Marvin Amores no va a sacar la tarjeta roja, va a sacar la chapa de la Unidad Preventiva del Delito’, pero resulta que yo era un agente encubierto. Después en los estadios me gritaban sapazo y tal por cual”.

Al cuestionarlo si se queda con ser silbatero o policía señala que: “a las dos las quiero mucho y si vuelvo a nacer me hago árbitro y policía”. 

 

PERIODISTA: Alejandro Fonseca

EMAIL: [email protected]

Viernes 23 Febrero, 2024

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA