Lunes 15, Abril 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Nacionales

Proyecto para prohibir terapias de conversión gana simpatía

FEUCR apoya iniciativa

En el pasado, las “terapias de conversión” podrían incorporar golpes, electrochoques y más agresiones hacia el paciente.

“Sería un triunfo para los Derechos Humanos”.

La Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR) externó su apoyo al proyecto de Ley 20.970 cuyo objetivo consiste en prohibir las llamadas terapias de conversión.

Según indicaron desde la FEUCR, la aprobación de esta medida sería un triunfo para los derechos humanos, especialmente de las personas que pertenecen a la comunidad LGBTI.

“Lo apoyamos y les llamamos a hacer lo mismo, porque su objetivo principal es ilegalizar las ‘terapias de conversión’, es un paso fundamental para el cumplimiento de los derechos humanos de la comunidad LGBTQIA+ dentro de nuestro país, esencial para cumplir con los instrumentos internacionales de derechos humanos.

Las personas víctimas de las ‘terapias’ de conversión sufren consecuencias como pensamientos suicidas, depresión y ansiedad, ya que dentro de las prácticas permitidas para este repudiable y antiético proceso se incluyen violaciones, uso de medicamentos sin necesidad alguna, electrochoques, amenazas, etc.”, señalaron.

De aprobarse el proyecto, que así como suma adeptos se gana enemigos, habría una reforma a la Ley General de Salud para prohibir las terapias aversivas con la intención de revertir, suprimir o modificar la expresión e identidad de género, características sexuales u orientación sexual de las personas.

El expediente lleva desde 2018 recorriendo los pasillos de Cuesta de Moras, cuando fue presentado por el entonces diputado José María Villalta. Mediante este texto se busca modificar específicamente el artículo 35 de la prohibición, ya que en esta se restringe únicamente a las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales.

“La Organización Mundial de la Salud, en el año 1990, eliminó la homosexualidad de la lista de trastornos mentales, dejando sin justificación ética y jurídica a las intervenciones médicas y psicológicas que pretendían ‘corregir’ dicha orientación sexual”, subrayó la FEUCR.

 

“ES ALGO MUY DOLOROSO”

 

Ante el apoyo presentado por la Federación, DIARIO EXTRA consultó con Marco Castillo, presidente de la Organización Interseccional Pro Derechos Humanos sobre el rol que jugaban las terapias de conversión en la actualidad.

Castillo indicó que el principal obstáculo que enfrentaría esta ley sería el trasfondo religioso que algunas personas que comparten esta idea podrían utilizar para justificar su postura.

“Indudablemente es algo muy doloroso para la persona porque le hacen creer cosas como que se va a quemar en el Infierno, y otras cosas más, pero la persona no puede cambiar porque es su naturaleza y entonces sufren demasiado trastornos psicológicos.

Es algo en contra de la dignidad de las personas y nadie está pensando en cerrar iglesias ni nada. Deben dejar de tratar de convertir para cambiar la orientación sexual y el género de las personas, porque eso no se puede hacer, lo que hacen más bien es torturar a la gente”, agregó.

A nivel mundial, diversas organizaciones han censurado este tipo de acciones, por ejemplo, la Asociación Estadounidense de Psicología rechaza las terapias que buscan cambiar la orientación sexual de las personas, advirtiendo que esto puede llevar a problemas graves como depresión y pensamientos suicidas en los pacientes. 

Han afirmado que los psicólogos y otros terapeutas no deben prometer a sus clientes homosexuales que pueden convertirse en heterosexuales a través de terapias o tratamientos, ya que no hay evidencia sólida que respalde esta idea. 

Además, el consenso entre los profesionales médicos y de salud mental en los Estados Unidos es que la terapia para cambiar la orientación sexual no es efectiva y puede causar daño. Ninguna de las principales organizaciones médicas, tanto en Estados Unidos como a nivel mundial, apoya este tipo de “terapia”.

 

PERIODISTA: Daniel Suarez

CRÉDITOS: Foto: Aarón Chinchilla

EMAIL: [email protected]

Jueves 22 Febrero, 2024

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA