Sábado 20, Abril 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Deportes

Pasteles de papa llevan más de 50 años enamorando en La Cueva

El puesto Pastelitos Guita lo fundó el exportero morado Edgar Zúñiga

  • Doña Milena, su esposo Rodrigo Zeledón y don Rodrigo Arias con una bandeja lista para freír (de izq. a der.)

  • Este fue el primer puesto de Pastelitos Guita en el Nacional

Si algo tiene La Cueva que no se encuentra en ningún otro estadio del mundo son los famosos Pastelitos Guita, un puesto de comida que tiene más de 50 años de llevar buen sabor a los aficionados del Monstruo de generación en generación.

En los pasillos del reducto tibaseño, cuentan que ir al estadio y no comerse un pastelito de papa con carne acompañado de un refresco o un cafecito es como no ir.

 

ASÍ NACIÓ

 

Todo empezó en la década de los 70, cuando el exportero del Saprissa Edgar “Guita” Zúñiga se retiró y montó un puesto de comida en el Estadio Nacional, que al tiempo se llevó para el Ricardo Saprissa, en 1972, justo cuando se inauguró el inmueble en San Juan de Tibás.

Desde 2007 dos de sus hijos siguieron adelante con la herencia familiar. Una de ellas es Milena Zúñiga, quien junto a su esposo atiende el local ubicado debajo de la gradería este, mientras su hermano hace lo propio bajo la gradería del sector oeste. Los tres son bien morados. “Lo más bonito son las historia que nos cuentan, que nos dicen con gran ilusión que los papás los traían a comprar y ellos traen ahora a sus hijos. Es muy motivante que le tengan tanto cariño al producto”, externó doña Milena, quien recuerda cómo desde que tenía 10 años ayudaba a su papá.

 

DOS SECRETOS

 

En este puesto hay dos secretos que por nada del mundo se pueden revelar. Uno es la receta de los muy famosos pastelitos y el segundo es la cantidad que venden por partido.

“Esa es la pregunta del millón, eso no se lo decimos a nadie. La respuesta que nosotros damos es un montón de pasteles, esa siempre es la respuesta”, acotó entre risas Zúñiga.

En Pastelitos Guita no olvidan cómo en otras épocas exjugadores como Alexander Borges Guimaraes, Odir Jacques y Edgar Marín pasaban por unos cuantos. “Los jugadores de antes, ellos pasaban, encargaban el pastel, jugaban el partido y luego los venían a retirar”, agregó doña Milena.

 

DE TODA LA VIDA

 

Cuando Guita Zúñiga abrió su primer local en el Nacional, don Rodrigo Arias estuvo con él y ahora, más de 5 décadas después, este señor sigue feliz de la vida trabajando con los hijos del exportero morado.

“Tengo años aquí, desde que estábamos en el Estadio Nacional. Esto es algo muy bonito, porque es muy familiar y uno ha visto crecer a toda la familia de los Zúñiga. Es un negocio de mucho respeto, a todo mundo hay que tratarlo bien y sonreírle”, compartió don Rodrigo.

Este es el único puesto de La Cueva que vende pastelitos y usted puede comprar una bolsa con 2 por ¢3.000, pero solo en ventana, como dicta la tradición.

PERIODISTA: Kevin Valverde Ramírez

CRÉDITOS: Fotos: Carlos Borbón

EMAIL: [email protected]

Jueves 28 Septiembre, 2023

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA