Lunes 27, Mayo 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Opinión

Para avanzar se deben frenar los abusos

Editorial

 

 

 

Las convenciones colectivas se convirtieron en una herramienta para alcahuetear y mantener los privilegios a unos pocos dentro del sector público, además es imposible no pensar que son desproporcionadas considerando la realidad que vive el país.
En los tiempos en los que el país estaba en su bonanza quizá no se notaban, sin embargo, ahora que atravesamos la época de las vacas flacas cualquier gasto, por mínimo que sea, pesa sobremanera.
Precisamente por eso hay que reconocer el gran esfuerzo que han realizado las actuales autoridades a cargo de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) para bajar el impacto que tiene la convención de esta institución. Y es que cuando se revisan los rubros que fueron eliminados hasta que da pena ajena que alguien se haya venido aprovechando de los recursos del Estado para solventar necesidades personales que cualquier otro trabajador privado hubiera tenido que asumir de su bolsillo.
Por ejemplo, a quienes decidían casarse o tener hijos, les daban un beneficio económico, pero entonces pensemos por qué por decisiones normales de vida alguien va a tener que recibir dinero, preguntémosles a los otros empleados públicos qué les dan en estos casos, pues absolutamente nada, porque nadie los está obligando a contraer nupcias ni mucho menos a procrear.
Además, les abarataban el costo de la alimentación, ¿por qué darles este beneficio, si ya de por sí muchos reciben salarios bastante onerosos para comprarse la comida afuera o traer desde sus casas como hacemos todos los trabajadores, según nuestras posibilidades económicas?
Y ni qué decir del beneficio económico para adquirir medicamentos, seamos realistas, muchos de nosotros, si decidimos no ir al seguro porque muchas veces es un proceso muy engorroso, debemos sacar de nuestros bolsillos para comprar las medicinas.
Porque nadie viene a decirnos “ay, pobrecito, ¿se siente mal? Tome para que se compre un tratamiento”.
Ya es suficiente de este tipo de gollerías, pues además se les pagaban las fiestas y cualquier actividad lúdica que desearan hacer. Las convenciones colectivas se convirtieron en una herramienta para alcahuetear y mantener los privilegios a unos pocos dentro del sector público, además es imposible no pensar que resultan desproporcionadas considerando la realidad que vive el país.
Ya es hora de que deje de ordeñarse al Estado como si fuera bienes de muerto, porque si seguimos a este ritmo no habrá préstamos que alcancen, ni dinero de Fondo Monetario que compense estos abusos.
Es justo y necesario que se revisen todas las convenciones colectivas de las demás instituciones, porque si se pagaban cosas como estas estamos ante un claro abuso.
No es justo que los costarricenses estén sacando de su bolsillo para seguir alcahueteando privilegios que rayan en el exceso y si bien las autoridades se jactan de que están conteniendo el gasto, los aumentos en la gasolina nos evidencian todo lo contrario.
No es solo que se respeten los acuerdos de convención colectiva, sino que además dichos acuerdos deben ir acordes con la realidad fiscal del país y en eso nos quedaron debiendo y mucho.

 

 

 

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Viernes 31 Marzo, 2023

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA