Domingo 14, Abril 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Espectáculos

Cuando ella es mucho mayor

Compaginar futuros

Cuando ella es mucho mayor

 

 

 

Las relaciones entre personas de edades muy diferentes se han convertido en una situación propia de nuestros tiempos. Recordemos que antes no existían los divorcios ni las separaciones, por lo cual las personas mayores estaban casadas, y casadas para siempre. Las parejas se formaban entre personas de la misma generación. Se veía con buenos ojos, además, que el hombre fuera apenas algo mayor; se hablaba de unos tres a siete años de diferencia.
Con el advenimiento de los divorcios y las separaciones en la década de los setenta, la perspectiva cambió de modo radical. Muchos hombres y mujeres de cuarenta, cincuenta y más años, separados o divorciados, crean nuevos vínculos. Inicialmente se creyó que estas personas buscarían parejas de una edad similar, pero a veces surgen amores con brechas etarias de diez, quince o más años.
La ciencia es clara en señalar que estas relaciones pueden ser genuinas, auténticas y sinceras. Sin embargo, en el plano social generan una enorme censura, tanto en la esfera familiar como en el ámbito laboral y en el círculo de amistades. Es usual que, cuando el hombre es el más joven, muchos “jueguen de psicólogos” y “dictaminen” que él “lo que anda buscando es una mamá” o que ella “lo que quiere es otro hijo”. Desde el punto de vista científico, estas relaciones se rigen igual que cualquier otro vínculo y no implican la existencia de razones escondidas, deseos ocultos ni intenciones maternales o enfermizas.
La mujer madura es tan atractiva como cualquier otra mujer. Ciertos encantos se acrecientan con la edad, y a muchos hombres les fascinan esas virtudes que se cultivan con el paso de los años. Por lo tanto, si la atracción es mutua, resulta válido que la vivan intensamente, y solo el tiempo dictará el futuro de la relación.
La recomendación sincera y estrictamente vivencial es que, cuando estas relaciones son auténticas e intensas, deben vivirse al margen de los comentarios y sin esperar la aprobación por parte de terceros. Probablemente solo los amigos cercanos de ambos se muestren complacientes y tolerantes, y el resto vea con ojos de recelo la relación. Entonces, la idea es vivirla sin el fantasma de la condena social.
Como en cualquier otra relación, se recomienda vivir día a día y paso a paso cada etapa del vínculo, sin complicarse pensando en el futuro adverso que representa la diferencia de edades. Algunos piensan: “cuando yo tenga cincuenta años, ella tendrá ochenta”, y eso los asusta. La relación puede ser muy buena y eterna, o simplemente una grata experiencia de unos cuantos meses o unos años, pero lo importante es vivirla sin la sombra del futuro. Desde luego, también se deben valorar y sopesar aquellos sueños y expectativas personales, en especial cuando la relación se afianza con el tiempo. De esta manera, si se desea tener hijos, es necesario conversarlo y determinar si es un sueño posible por la edad de ella, así como si es un sueño compartido. Este tipo de vínculos exige que ambos tengan claro el panorama y compaginen los planes de cada cual, para que después no afloren reproches, remordimientos, recriminaciones ni arrepentimientos.

 

 

 

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Dr. Mauro Fernández Sexólogo

EMAIL:

Lunes 20 Marzo, 2023

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA