Jueves 02, Febrero 2023

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Lo liquidan para robarle aguinaldo

Guararí, Heredia

El cuerpo de Luis Enrique Vanegas Arias yace a la orilla de la calle

El nicaragüense Luis Enrique Vanegas Arias, de 36 años y conocido como “Negro” o “Mansio”, perdió la vida al ser atacado con un cuchillo durante un asalto en San Francisco, Heredia.

Los hechos se registraron a las 3:55 a.m. en el barrio Guararí, 100 metros al sur de la panadería La Central, frente al Bazar Sol y Luna, en la calle principal.

En apariencia la víctima se encontraba con unos conocidos celebrando que ese día le pagaron el aguinaldo, la quincena y la liquidación cuando fue atacado por estos para robarle el dinero.

“Él era sociable, no tenía problemas con nadie, lo único que tenía es que tomaba licor. Ese día la patrona le había pagado. Él ganaba bien y recientemente se había comprado un teléfono celular. 

Unos muchachos vinieron a avisarme de la muerte como a las 7 a.m. y me contaron que estuvo con unos piedrerillos que eran amigos, pero aquí no existen los amigos ni nada de eso, lo único que hay son un montón de guatuseros”, relató su madre Manuela Teresa Arias Vásquez.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), unos vecinos escucharon una riña en la vía pública y al salir encontraron a Vanegas tirado en la vía pública, por lo que dieron aviso a las autoridades.

“El mismo presentaba una herida de arma blanca en la ingle”, informaron los agentes.

A la llegada de la Cruz Roja ya no tenía signos de vida y lo declararon fallecido en la escena.

Según familiares del extranjero, los maleantes le quitaron todas sus pertenencias a la víctima.

Vanegas trabajaba colocando armatostes de gypsum en construcciones y tenía dos hijos de 16 y 19 años.

“El cuerpo me lo voy a llevar para Nicaragua, yo no lo dejo aquí. Él era el que me mantenía a mí y a sus hijos porque soy adulta mayor y no trabajo. Ahora no sé qué hacer para sostenerlos”, dijo la mujer entre sollozos.

La víctima esperaba con ansias que llegara el 13 de diciembre para con el dinero que se ganó viajar a Nicaragua y visitar a su abuela, pero los antisociales truncaron sus sueños.

Vivía desde hace 26 años en Costa Rica y hace tres se mudó a Guararí, exactamente detrás de la delegación policial.

PERIODISTA: Álvaro Valverde Loaiza

CRÉDITOS: Fotos: Randall Sandoval

EMAIL: [email protected]

Lunes 05 Diciembre, 2022

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA