Viernes 19, Abril 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Opinión

Respeto al Pabellón Nacional

Lic. Jorge Luis Fonseca Fonseca

Un 12 de noviembre, hace 174 años, en 1848, se izó por primera vez, en lo que ayer era la Plaza Mayor, hoy Parque Central de San José, nuestro Pabellón Nacional, creación de doña Pacífica Fernández y su esposo, el señor presidente José María Castro Madriz. Se izó tiñendo nuestro cielo tricolor, colores que, desde ese momento, y hasta el día de hoy, nos cubren a todos por igual. Muchos de los símbolos representan nuestra idiosincrasia, reflejada en la naturaleza y costumbres, Y es el Pabellón Nacional, conformado por la unión de nuestra bandera nacional y el escudo nacional, donde la patria reúne todo un sentimiento que debe ser respetado, en todo momento y lugar. 

Enarbolado por nuestros valientes combatientes, fue la inspiración guía de las tropas que expulsaron a los filibusteros, nuestra soberanía fue cubierta y resguardada por el significado de sus colores, el azul del cielo, el blanco de la paz, y el rojo, la sangre de los caídos por la libertad. Su uso ha sido regulado por varias normas dispersas entre decretos y leyes, que han ido evolucionando hasta consolidar con su publicación en la ley 10178, que regula uso y crea en el ciudadano una conciencia cívica que le permite tener claro, cómo usar ese símbolo patrio. Su uso se encuentra reservado para los miembros de los Supremos Poderes, a quienes se les otorga la facultad de usarlo, extendiendo esa posibilidad al Tribunal Supremo de Elecciones. Son esos representantes populares, administradores de justicia y garantes de las decisiones populares, los únicos que, salvo una excepción que plantea la misma ley, lo pueden y deben usar. 

En estos momentos se produce uno de los encuentros de mayor efervescencia y reconocimiento en el orbe, el mundial de selecciones mayores de fútbol, un encuentro de 32 culturas, en la que la nuestra, por sexta ocasión, va a estar representada; durante el desarrollo del campeonato, el cielo catarí se tornará multicolor y dentro de esa gran variedad podremos identificar, el azul, el blanco y el rojo, poniéndonos la piel eriza al identificar a nuestros representantes cantar nuestro himno nacional y exaltar, en sus voces, un aliento de esperanza para los que a muchos kilómetros de distancia con nuestros aplausos y vivas los acompañaremos en su trajinar mundialista. 

En una actividad de audiencia mundial, donde la mayoría de habitantes de este país estaremos pendientes y siguiendo a nuestros deportistas, no podemos dejar de intentar y usar como corresponde dos de nuestros símbolos nacionales, la bandera y el pabellón. Recientemente, finalizados los partidos de nuestra Selección Nacional en su fase de preparación, pudimos observar cómo muchos de los aficionados vitoreaban a nuestros jugadores agitando en el aire e indistintamente un pabellón o una bandera. 

Lo apropiado y correcto en este tipo de celebraciones es usar la bandera, ya dijimos que la bandera en conjunto con el escudo conforma el pabellón nacional y, que su uso está reservado para los miembros de los supremos poderes, la bandera es la que debe usarse en estos casos, y también hay que hacerlo de manera respetuosa, honrándola y portarla sin caer en el menosprecio y el irrespeto, no se debe usar en el cuello, no debe usarse de faja, de turbante menos y, nunca, pero nunca, sentarse en ella ni usarla como cualquier trapo. Ese símbolo debe usarse y portarse como corresponde y con infinito respeto. Será muy interesante observar si nuestras autoridades futbolísticas han procurado el respeto hacia nuestros símbolos cuando los rivales en la cancha sean antecedidos por la bandera de cada país; aquí observaremos si se usa el pabellón o la bandera, lo correcto la bandera. Veremos si en alguna ocasión los viajeros federativos asisten a alguna actividad donde esté presente nuestro pabellón y haya ausencia de alguna de las autoridades por las que corresponde usarlo, veremos si nuestros aficionados en las gradas de los estadios cataríes hacen uso de la bandera y del pabellón cuando lo que corresponde es única y exclusivamente la bandera. 

Nunca se debe escribir leyenda alguna sobre la bandera ni el pabellón, esperemos que esto no suceda y que la paulatina divulgación de las normas que regulan estos símbolos patrios tenga su inicio en una gesta mundialista, para honrar al matrimonio Castro Fernández y a los ciudadanos que, por más de 174 años, han procurado el buen uso de estos símbolos.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Martes 22 Noviembre, 2022

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Lic. Jorge Luis Fonseca Fonseca

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA