Miércoles 28, Septiembre 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

El hilo siempre se revienta por lo más delgado

Editorial

Muchas veces hemos escuchado a nuestros abuelos o adultos mayores cercanos a nosotros usar la frase de que “el hilo siempre se revienta por lo más delgado”, pero no entendimos el concepto hasta que estuvimos más entraditos en años y supimos que siempre los más vulnerables pagan los platos rotos. 

En este caso en particular, tenemos la obligación de referirnos al recorte que hace Hacienda al Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi) de unos 21 mil millones para el presupuesto del próximo año y como siempre los perjudicados serán aquellos que están a la espera de un bono para tener casita propia. 

A veces pareciera que la labor social es una competencia que parece no despertar ningún tipo de interés en nadie o, por lo menos, sus acciones así lo hacen creer ante la opinión pública, porque siempre los más perjudicados son los que menos poseen o, para verlo desde otro ángulo, los que más necesitan.

Se estima que, con el dinero que les quedó luego de los rebajos, le podrían dar opciones de vivienda aproximadamente a entre 8 mil y 9 mil familias. Sin embargo, esto nos deja pensando si será suficiente.

Lo anterior porque ya existía gente haciendo fila a la espera de una oportunidad y no podemos tapar el sol con un dedo, ahora, con las inclementes lluvias, posiblemente esta lista ha crecido bastante, puesto que muchas personas lo han perdido todo y no tienen la posibilidad de recuperarlo.

Sabemos que Costa Rica atraviesa una severa crisis en materia fiscal, pero la clase más humilde no es responsable del déficit fiscal, del Producto Interno Bruto (PIB) correspondiente al último año, ni la cifra estadística más alta en 40 años, tampoco las personas pobres de Costa Rica son culpables por el desempleo que enfrenta el país, ni podemos reclamarles que la economía se desplomara.

En Administraciones anteriores, el Ministerio de Vivienda era de los que menos preocupación tenía de que le rebajaran el presupuesto, sin embargo, desde la anterior no queda títere con cabeza y la tijera vuela parejo.

Ahora habrá que ver cómo les va a las autoridades de vivienda defendiendo su plata ante los diputados, porque si bien quizá a muchos no les parezca importante, no podemos perder de vista que gracias a estos dineros muchas familias logran tener acceso a una casa digna.

Estos fondos no son para enriquecer a los trabajadores de la entidad que administra el manejo de bonos y oportunidades para mejorar o adquirir casa, sino para la misma población que se encuentra en una situación de vulnerabilidad, y por ende afecta claramente a la clase más baja de este país.

El Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (Mivah) debería prestar atención al formalismo que se hace en la entrega de esos comodatos con el fin de que al final no se genere caos ni mucho menos se convierta en un simple alegrón de burro.

Los platos rotos deberían pagarlos quienes están detrás de la negligencia de no entregar dineros y quienes no buscan incentivar la economía desde el punto de vista social, imprescindible para el desarrollo de un país. Basta ya de populismo, opacidad y arrogancia… ¡De una vez por todas empiecen a escuchar a los sectores más golpeados, no por la pandemia, sino desde siempre, históricamente, por los mismos de siempre!

La situación preocupa tomando en cuenta que quienes están más expuestos a problemas de este tipo son aquellos en condición de pobreza, problemática que golpea con intensidad a 1,3 millones de personas, según la última medición de la Encuesta Nacional de Hogares 2021 del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). 

Los temas que están asociados a la pobreza, como el desempleo y la desigualdad social, agravan la problemática en Costa Rica a vista y paciencia de las autoridades del Gobierno.

Se ocupa más revisión y cuidado a la hora de dar los bonos para que realmente lleguen a personas que los necesitan, pero lo más importante es ver que el dinero esté siendo lo mejor ejecutado que se pueda.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Viernes 23 Septiembre, 2022

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA