Lunes 03, Octubre 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Río en las calles arrebata todo a familias en minutos

Trágicas lluvias en Paraíso de Cartago

  • Carretas de carga llegaron para llevar pertenencias de los damnificados

  • Familias perdieron sus herramientas de trabajo

  • Este carro quedó enterrado por los materiales que arrastró el río

  • Lluvias Aterrorizan

Las fuertes lluvias causaron estragos en diferentes comunidades del país, pero fueron especialmente crueles en algunas zonas del cantón de Paraíso en Cartago. Al menos siete familias de dicha localidad, en la tarde noche, tuvieron que dejar sus casas para no perder sus vidas.

La primera incidencia se generó en Purisil de Orosi, donde la abundante precipitación causó diferentes derrumbes en sectores boscosos y al venirse la montaña para abajo los vecinos aseguran que el agua se volvió turbia.

Fue tanta la saturación que destruyó un dique, y sumando a esto los troncos arrastrados por el caudal de río, se generó un taponamiento en el puente que conecta la comunidad. El agua se rebalsó, el caudal se dirigió por la iglesia de Purisil, ingresó a la capilla y siguió su camino hasta penetrar las viviendas vecinas con piedras de gran tamaño, troncos de árboles y barro. 

“Producto de las lluvias cayó mucho material al río, lo que provoca es que colma la sección normal del río y termina rebalsándose a modo de desahogo (…), el más crítico fue el desbordamiento en el templo católico que ante la ausencia del dique funcionó como escudo, ya que de no estar pudo afectar a más de 20 familias”, compartió Julio Madrigal, geólogo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

 

LA RESILIENCIA DEL PUEBLO

 

Las piedras y troncos provocaron sonidos inquietantes para los lugareños. Parte de la comunidad fue evacuada, pero algunos pobladores se quedaron protegiendo sus bienes y los de la comunidad. Por ejemplo, la iglesia de la zona tuvo una pérdida total de objetos como las bancas. 

“Venía del trabajo cuando recibí una llamada de mi esposa donde me preguntó que dónde estaba, porque la lluvia era fuerte y el río se comenzó a salir hasta que colapsó (…) en un abrir y cerrar de ojos todo estaba inundado, no nos dio chance de sacar nada, con costo sacamos a la familia y a los perros”, contó Keiner Vargas Murillo, un lugareño.

Los vecinos y familiares de quienes lo perdieron todo abrieron sus puertas para brindar alivio al menos en la noche, pues los damnificados no tenían dónde dormir, sus casas estaban inaccesibles y la zona se cataloga de alto riesgo porque no solo se llenó de agua, sino decenas de piedras que fueron arrastradas y generaron daños a las estructuras.

Una de las observaciones de la comunidad consiste en que si el desbordamiento hubiera sido en horas de la madrugada esta noticia sería más trágica. Afortunadamente los daños estructurales son considerables, pero no hay vidas humanas por lamentar.

“Fueron segundos los que pasaron cuando vimos que se nos estaba destruyendo la casa, yo les dije a mis hijos que recogieran lo que pudieran y sin pensarlo dos veces lo hicimos (…). Bendito Dios todos estamos con vida”, recordó Angelica Vindas Mena, damnificada. 

Vindas comentó que estaba haciendo pan, ya que al día siguiente tenía un “encarguito” grande, a ella le habían regalado semanas atrás un horno de barro porque es emprendedora, pero con este episodio perdió parte de sus herramientas.

El hijo de Vindas, un muchacho menor de edad, bastante estimado por las autoridades educativas de la zona, enseñó el carro rojo que utiliza su padre para trabajar. Quedó enterrado entre escombros y lodo. “El caudal subió hasta el punto que obstruyó el puente, se llevó el dique que hace muchos años se construyó y desde hace un tiempo no es intervenido por la CNE ni la Municipalidad (…). El río se tiró detrás de la iglesia, se metió al salón comunal y pasó en medio de estas casas”, relató José Antonio Mena Calderón, otro vecino afectado.

 

COMUNIDAD SE PUSO LAS BOTAS

 

DIARIO EXTRA aceptó la invitación de los vecinos para ingresar a sus viviendas. Los electrodomésticos quedaron dañados por completo, las habitaciones terminaron aterradas de barro, las camas y sillones estaban llenos de humedad sucia. 

Con autoridades o sin ellas; los vecinos no esperaron nada, un contingente de pobladores se puso las botas, agarraron sus palas y sacaron los carretillos para unirse al dolor de las siete familias afectadas.

Coordinaron enviar camiones de carga para evacuar a los damnificados, por lo que las labores también incluyeron una búsqueda activa de objetos que se lograron salvar.

“Las afectaciones fueron en los ríos de Purisil, Santa María y Blanco (…) esto nos preocupa por que estas cuencas encierran la comunidad”, aclaró el alcalde de Paraíso, Carlos Ramírez. 

Las autoridades municipales solicitan la declaratoria de alerta naranja o roja para la comunidad, piden que las entidades públicas orienten sus presupuestos para hacer las acciones preventivas y correctivas. 

Están valorando los daños en las viviendas para determinar la forma en que puedan ayudar a las familias, pero se espera habilitar espacios de alquiler cerca en tanto puedan arreglar sus casas. “Se presentaron incidentes en Orosi y Purisil, hubo muchas personas afectadas, hicimos tareas de evaluación y evacuación mientras pasaban los efectos lluviosos (...), además trabajamos en el rescate de una persona que estaba en su casa en horas de la madrugada, quien no requirió atención médica de nuestra parte”, aclaró el coordinador operativo Nacional de la Cruz Roja, Jorge Matamorros.

 

EL RÍO SE LLEVÓ LA CALLE

 

El segundo problema que se presentó fue la socavación de al menos media calle de la Ruta 224 de Palomo de Orosi, la carretera está cerrada hasta nuevo aviso. 

“Esa madre se va a llevar esto”, fue lo que pensó Federico Rodríguez, vecino de Orosi, al escuchar un estruendo en el río y percibir un fuerte olor a tierra. 

Según los lugareños, el cauce de la cuenca va “culebreando”, es decir serpenteando y chocando en las paredes de la cuenca, estas precipitaciones provocaron un cauce anormal que arrasó con la base de la calle. 

“Venía un vehículo se enredó en el cable y le cayó el poste encima en el parabrisas, si se hubiera quedado más tiempo se cae al agua”, relató Rodríguez. 

Autoridades locales descartan tener reportes de personas heridas por este episodio. José Alberto Torres, quien habita a solo unos metros de la socavación, recordó que previo al incidente los postes de luz se comenzaron a mover, se escuchaban los retumbos y enfatizó que en los años 70 ocurrió algo parecido en la zona.

“Estamos incomunicados, la gente necesita salir a trabajar, si tenemos otra afectación en los puentes restantes, los vecinos tendrán que caminar (…). Acá todos somos pobres y dependemos del trabajo, yo tengo un carrito, ocupo pasar por aquí y ya hoy no se puede”, acotó Torres.

 

UN DURO GOLPE PARA LA IGLESIA

 

“Qué triste lo que pasó en Purisil; el agua se llevó las puertas, las bancas, me da lástima como quedó todo”, contó Rodrigo Ureña, un lugareño que comentó que este es de los primeros episodios trágicos que ocurre en este año.

Representantes de la Iglesia Católica aseguran que repondrán los daños a puras donaciones de vecinos. Decenas de lugareños limpiaron la zona y salvaguardaron los activos que todavía sirven. 

“Hace 30 años sucedió lo mismo, pero esta vez fue más fuerte (…), todas las bancas, los trastes e implementos quedaron en su mayoría dañados”, contó Lidieth Mata, representante en el templo católico.

Mata contó al Diario del Pueblo que se salvaron por minutos, porque antes de lo ocurrido estaban en misa. La creyente señaló en dirección de la plaza, donde estaban todos los objetos acumulados. 

El geólogo de la CNE, Julio Madrigal, dijo que la ruta está clara, en el área impactada implicará una intervención importante que rectifique el cauce del río y trabajos de protección en los márgenes para prevenir que en el futuro se presenta una situación similar. 

 

FUNCIONARIOS ATRAPADOS

 

Un grupo de ocho trabajadores del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) tuvieron que dormir en sus puestos de trabajo porque quedaron atrapados detrás de varios derrumbes, ya que estaban dando labores de mantenimiento en la Planta Hidroeléctrica Río Macho y obras adyacentes a 10 kilómetros del río de Purisil. 

Al día siguiente, cerca del mediodía, los trabajadores pudieron trasladarse hasta Orosi sin ningún tipo de afectación.

 

 

RECUADRO:

Lluvias Aterrorizan

Carlos Ramírez

Alcalde de Paraíso.

 “Pedimos la declaración de alerta naranja o roja, ocupamos que las instituciones giren recursos a esta comunidad”. 

Rodrigo Ureña 

Vecino afectado

 “Me pone triste cómo quedó la iglesia”.

Angélica Vindas

Vecina afectada 

 “Yo les dije a mis hijos que agarraran todo lo que pudieran”.

Lidieth Mata

Iglesia católica

 “Todas las bancas y trastes están afectados”.

José Alberto Torres 

Vecino afectado 

 “Vimos como cayeron los postes y escuchamos el retumbo del rio, la última vez que pasó esto fue en los 70”. 

Keiner Vargas Murillo

Vecino de Purisil 

 “Con costos pude sacar a tiempo a mi familia”.

 

 

PERIODISTA: Benjamín Blanco Manley

CRÉDITOS: Fotos: Francisco Herrera / Jcmorafoto.

EMAIL: [email protected]

Jueves 11 Agosto, 2022

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA