Lunes 03, Octubre 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

“Los que mueren no son extranjeros, sino ticos”

Jorge Torres, ministro de Seguridad, habla de guerra contra el narco:

Jorge Torres, ministro de Seguridad Pública, expresó su preocupación por el flagelo del narcotráfico

El reciente crimen en que calcinaron a tres hombres en Guanacaste, donde todo apunta a un posible ajuste por drogas, no evita hacer un replanteamiento del aparato policial represivo nacional.

Recientemente tres expertos, dos de ellos exministros de Seguridad Pública, se apersonaron a la Asamblea Legislativa a dar detalles del combate que debe hacerse en el país contra el crimen organizado.

En la Comisión de Seguridad y Narcotráfico, Álvaro Ramos, Gustavo Mata y Jorge Roberto Méndez pronunciaron palabras muy fuertes al indicar que Costa Rica está tomado por el narcotráfico, que antes éramos bodega, hoy somos prácticamente centro de operaciones. 

DIARIO EXTRA conversó al respecto con el ministro de Seguridad, Jorge Torres, quien se vio bastante preocupado sobre el tema.

¿Cuál es su opinión ante el tema del narcotráfico?

-Esto es un tema para un reportaje, a mí me apasiona este tema. Por muchos años en América Latina hemos visto este comportamiento, lo hemos trabajado desde Brasil hasta México entre 18 y 20 años. Sé que usted no me está preguntando eso, pero es válido para que usted me pueda entender. Me siento legitimado en este tema, puedo hablar con mucha propiedad. Ese es un tema cíclico, el narcotráfico, si usted lo aprieta aquí, él va a buscar nuestro país vecino Panamá o Nicaragua. En este momento, no sé. En la época de los 90 también estuvimos en una condición diferente, la única diferencia hoy en día es que ya no somos un país donde solo llega la droga y no me gustaría también causar temor en la población y que se sienta como que somos el número 1. 

¿Por qué es un sistema cíclico?

-Porque hoy somos el número uno, mañana le toca a alguien de Centroamérica. Pero a mí lo que más me atemoriza es que ya no somos un país de solo bodega, somos usuarios y ahí es donde siempre llevo mi discurso desde el inicio. Uno de mis objetivos es golpear esas estructuras del narcomenudeo que es donde estamos poniendo los muertos, a nuestros ciudadanos costarricenses, porque es ahí en esta fase donde se da la violencia. Los que están muriendo no son extranjeros, son ticos y el discurso que tenemos tantos sicarios, no son sicarios, son gatilleros, chiquillos que no saben usar un arma y disparan, muchas veces matan hasta personas que no tienen nada que ver en este tema y esa es una preocupación que comparto con usted y estos señores expertos.

¿Qué se debe cambiar?

-Tenemos que cambiar estrategias para analizar este comportamiento. Quizá hemos venido incautando droga, pero es una crítica muy sana, no quisiera entrar en controversia con nadie, porque yo creo que los antecesores míos también quisieron hacer lo mejor por el país, pero también se tiene que entender que este fenómeno internacional que nos está invadiendo, está depositando droga en nuestro país y está atomizando el mundo también tiene que ser analizado con mucha inteligencia. 

¿Qué cree de estas estructuras?

-Hay que perfilar bien estas estructuras porque no estamos lidiando ya contra estructuras que no saben, que hacen (se preguntan) “cómo almacenar, cómo mover, cómo hablar, cómo comunicar”, entonces tenemos que verlo desde ámbitos académicos, científicos, verlo con inteligencia, golpear estas estructuras fuertes, pero no dejemos de lado esas estructuras del narcomenudeo que genera muchas, pero muchas ganancias. Es una industria.

Señalaba Roberto Méndez en esa audiencia que precisamente por eso es necesario y oportuno concentrar no solamente la Escuela Nacional de Policía en Pococí, sino vender servicios a otros estados. ¿Su visión es continuar con la idea de la anterior administración de unir los cuerpos policiales en una sola estructura? 

-Es lo que estamos tratando de hacer funcionalmente, por eso es que yo le decía imagínese que, si usted encuentra que dentro del mismo Ministerio no articula, ¿cómo podemos incorporar de buenas a primeras otros cuerpos de policía? Hasta cuando yo me sienta que estamos cómodos articulando nosotros internamente, podríamos decir “vamos por buen camino”, pero tenemos primero que generar esa confianza porque no podemos traer gente por traerla y estamos muy divididos internamente. Creo que hay cosas muy buenas dentro de esos proyectos, siempre digo: cuando usted llega a un lugar, hay cosas que tenemos que dejar de lado y otras que mejorarlas. Siempre pensar en una visión muy prospectiva y ver hacia dónde vamos, porque este fenómeno que estamos viendo hoy en día no es lo mismo que hace 20 años. 

Uno lo entiende operativamente hablando, pero hay quienes cuestionan el hecho de la concentración de poder en una sola persona…

-Sí, sí, estoy de acuerdo, yo por ejemplo nunca estuve de acuerdo con que la DIS ni la UEI estén en Presidencia, no podían concentrarse, pero si hay cuerpos que sí pueden estar aquí, que son aliados, que pueden estar dentro del Ministerio de Seguridad Pública y no causarían ningún problema.

¿Como cuáles?

-Migración podría estar perfectamente dentro del Ministerio de Seguridad Pública. 

Para mí es de terror hablar que los 3 poderes principales de nuestro país están penetrados por estas estructuras criminales. Usted dijo que “esto hay que erradicarlo pronto”. ¿Cuál es su posición?

-A mí un diputado, cuando me citaron a la Comisión de Seguridad y Narcotráfico, me preguntó “¿qué va a hacer usted con la corrupción en la policía?”. Y le dije: “Señor, con el mayor respeto del mundo, no sólo en la policía, es que no sólo en el Ejecutivo, usted lo tiene muy claro, pero, además, esta es una conducta ya cíclica y aprendida. Eso pasó en Colombia con Pablo Escobar, los Rodríguez Orejuela, o sea, que nosotros teníamos que haber anticipado eso”. Ahora es muy fácil poder decir que estamos contaminados, pero no hicimos nada por prevenir, porque siempre hemos visto la seguridad aquí como cuarto o quinto lugar y cuando estamos en problemas es que uno dice “tiene que pasarnos así para aprender”.

¿La seguridad se ha visto como un gasto?

-Hoy en día nos va a tocar invertir en seguridad, ya no verlo como un gasto, creo que todos merecemos una buena seguridad y no hay ningún Estado por más poderoso económicamente que sea que lo haya solucionado, o habrá uno por ahí tal vez en Europa que haya tomado previsiones y haya invertido en seguridad, pero en nuestro caso no hemos invertido, ha sido un gasto. Vamos a tratar de hacer todo lo mejor y poner en práctica todos los conocimientos que nosotros hemos aprehendido, las lecciones que nos hemos traído de Sudamérica. Colombia tuvo que pagar con mucha sangre, ¿verdad?, y no está solucionado, ahí está, todavía el rancho está encendido, pero están haciendo cosas interesantes, adaptando a la policía a estas amenazas porque el crimen organizado evolucionó y nosotros nunca nos dimos cuenta. Las estructuras nuestras enfocadas en seguridad ocupan una reingeniería, el país, el presidente, la ministra del Inamu ya lo tienen claro. Creo que vamos a lograr hacer muchas cosas en estos cuatro años.

 

PERIODISTA: Alexander Méndez

CRÉDITOS: Foto: Daniel Johnson

EMAIL: [email protected]

Sábado 25 Junio, 2022

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA