Viernes 01, Julio 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

¢35 millones al mes desaparecen de bodegas del CNP

Nueva administración dispone cambios sobre control de alimentos

  • La auditoría interna apunta a una presunta pérdida promedio de ¢35,5 millones al mes y una diaria de ¢1,6 millones de la bodega donde se custodian los alimentos

  • Víctor Julio Carvajal Presidente CNP

  • Esto es parte de lo que se ha perdido, según el informe del órgano fiscalizador

Un faltante de alimentos valorado en ¢248 millones es lo que encontró la auditoría interna del Consejo Nacional de Producción (CNP) en la bodega central ubicada en Santa Ana, San José. 

El monto incluye únicamente un corte a agosto de 2021 y otros dos a enero y marzo del 2022. Lo anterior obedecería a que los mecanismos de control presentan deficiencias, al igual que las limitaciones en materia de administración de inventarios.

Apuntan a una presunta pérdida promedio de ¢35,5 millones al mes y una diaria de ¢1,6 millones. Así se extrae del oficio AI-AD-OFIC-111-22 del que este medio tiene copia. 

Se menciona que había menos existencias de las que debería en atún, arroz, aceite, frijoles, harinas, pastas, bolsas-jardín, galletas, café, papel higiénico, agua, pulpa, azúcar, te, levadura y sal.  

La última revisión apunta a que el mayor faltante se concentraría en estos 16 productos. Los hallazgos corresponden a un estudio sobre el estado de las mercaderías en las Bodegas de la Dirección de Programas Especiales.

Del oficio con fecha de abril de 2022, se desprende que también hubo problemas con la miel de abeja, garbanzos, vinagre, sopa, avena, hongos, achiote y siropes, pero en menor medida. 

Y por si eso fuera poco, faltaban 7.163 bolsas de jardín, 6.874 papel higiénico, 1.461 unidades de colado, 419 palitos integrales, 17 endulzantes, 241 maíz dulce, y 110 semillas mixtas, entre otros, que nunca aparecieron. 

La auditoría igualmente advierte que habría un divorcio con respecto a las normas internacionales NIIF, dado que los estados financieros debían hacer un porcentaje de reserva y provisión ante estos faltantes. 

Parte del problema es que estas presuntas pérdidas millonarias en los inventarios no pueden ser calificadas, ni reconocidas como parte del costo de ventas, ni en el giro normal, salvo que la administración activa las declare, justifique y las consigne. 

“Al ser considerados bienes públicos, el tratamiento fiscal y contable es necesario presentar en los estados financieros las circunstancias o eventos que han producido la reversión de las rebajas de los inventarios”, establece el documento. 

Advierten que hasta abril no se había suministrado información por escrito de las justificaciones de las diferencias. “Al consultársele vía correo electrónico a la ejecutiva del PAI (Programa de Abastecimiento Institucional) por este faltante, la respuesta de Laura Ramírez, encargada de bodega, fue que a la fecha de hoy no se ha recibido ninguna información sobre la justificación para estos presuntos millonarios faltantes y no se encuentra evidencia de que se hayan tomado medidas correctivas de ninguna especie con respecto a este faltante de mercaderías”, indica el documento firmado por Gustavo Chaves, auditor interno. 

Todo esto contraviene la norma de control interno para el sector público N-2-2009-CO-DFOE, que establece sobre quién recae la responsabilidad administrativa, que en este caso se trata del jerarca y sus subordinados. 

El llamado a la administración es que se abra una investigación para determinar la verdad de los hechos con relación al faltante detectado por la auditoría. 

 

APUESTAN POR UNA
SOLUCIÓN INTEGRAL

 

DIARIO EXTRA supo que Victor Julio Carvajal, nuevo presidente del CNP, elevó el tema a la junta directiva tras enterarse de la situación al ingresar a la institución y propuso una serie de acciones correctivas. 

Este manifestó que lo señalado por la auditoría forma parte de los hallazgos iniciales cuando él asume la institución. “La idea es solucionar el problema de manera integral”, destacó.  Reconoció que la cuestión es que no se logra identificar el origen del faltante y es por eso que se están implementando mecanismos de seguridad y modificando los procesos sobre inventarios. 

Según explicó, la bodega se fue creando por necesidad y se asignó a la Dirección de Programas Especiales y sucede que el país está en todas las regiones y en esta bodega lo que se hace es armar diarios de Comisión Nacional de Emergencias (CNE), asignaciones familiares y venderles a clientes institucionales como Ministerio de Justicia y Paz y Ministerio de Seguridad Pública.

“La bodega no tiene una estructura jerárquica como tal, en el reglamento no existe una bodega y tampoco en la estructura. Dentro del Ministerio de Seguridad Pública se distribuye en todas las regiones, entonces lo que se debería tener es un centro de distribución, un centro de logística casi perteneciente a la región central, con alguien que lo esté cuidando, más que un director nacional”, destacó. 

 

UNA SOLA PERSONA ESTABA A CARGO DE TODO

 

De acuerdo con el CNP, la custodia de toda esta estructura y de la cantidad de alimentos que se mueven por la bodega central recae sobre una persona que hoy tiene un grado profesional uno y luego sigue el director de la dirección de programas especiales.

Esto hace que los mecanismos de control no sean los correctos, es por ello que se estuvo viendo la manera de simplificar un poco la estructura y que el programa de abastecimiento institucional dejará de estar como en una isla y se enfocará más en el seno del ejercicio.

Carvajal habló de trasladar la bodega y convertirla en un centro de distribución ubicado en la región central. De este modo, estaría con todos los mecanismos de control de una dirección regional, dado que en sus palabras en este momento no se puede hacer un cambio de estructura.

Además, el Ejecutivo estaría renunciando a nombrar un director en la Dirección de Programas Especiales, lo cual le va a generar un ahorro importante, pues esa dirección nacional lo único que atiende es la bodega.

 

ACCIONES CORRECTIVAS

 

Al final, por razones de conveniencia institucional, se acordó trasladar la bodega de abarrotes, actualmente administrada por la Dirección de Programa Especiales, a la Dirección Región Central, bajo la figura de Centro de Distribución.

Es así como la Dirección Región Central, previo inventario, asumirá en adelante la responsabilidad de la administración de su personal, la custodia de sus bienes y el control de sus existencias.

Adicionalmente, se instruyó a la Dirección Administrativa Financiera para que realice las modificaciones presupuestarias pertinentes con el fin de que la Dirección Región Central pueda realizar la adecuada administración de dicho Centro de Distribución.

Por su parte, la Dirección de Recursos Humanos deberá efectuar los cambios que pudieran resultar necesarios a efecto de ubicar al personal de la Bodega como parte de la Región Central. Serán dos funcionarios de la subgerencia general los puntos de enlace de los principales clientes institucionales como apoyo a la gestión de las Direcciones Regionales.

 

Víctor Julio Carvajal

Presidente CNP 

 “La idea es solucionar el problema de manera integral. El tema es que no se logra identificar el origen del faltante y es por eso que se están implementando mecanismos de seguridad y modificando los procesos sobre inventarios”. 

PERIODISTA: María Siu Lanzas

CRÉDITOS: Fotos. Archivo

EMAIL: [email protected]

Jueves 23 Junio, 2022

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA